Ciencia y Tecnología

¿Vale la pena endeudarse por un celular nuevo?

2021-10-25

“Amo mi auto y no me importa que el valor baje”, dijo. “Piensa en los 11...

Brian X. Chen | The New York Times

Comprar un iPhone de 1000 dólares puede equivaler a renunciar a 17,000 dólares de ahorros para la jubilación o a 2500 tazas de café. Lo explicamos con matemáticas.

Hablemos de comprar un iPhone por 1000 dólares. Tim Cook, director ejecutivo de Apple, comparó alguna vez este precio deslumbrante con comprar una taza de café al día durante un año. No es gran cosa, ¿verdad?

Pero los asesores financieros lo ven de otra manera. Según algunos cálculos, hoy una inversión de 1000 dólares en una cuenta de jubilación se dispararía a unos 17,000 dólares en 30 años.

En otras palabras, entre 700 y 1000 dólares —el rango de precios de los teléfonos inteligentes modernos— es un gasto considerable. Menos de la mitad de los adultos estadounidenses tienen suficientes ahorros reservados para cubrir tres meses de gastos de emergencia, según el Centro de Investigaciones Pew. Sin embargo, una de cada cinco personas encuestadas por el sitio web financiero WalletHub pensó que valía la pena endeudarse por un teléfono nuevo.

Con razón, las empresas de tecnología argumentan que los teléfonos inteligentes son las herramientas más poderosas para trabajar y jugar y, por lo tanto, valen cada centavo. Pero también hacen trucos con los números para minimizar los costos de un teléfono nuevo. Por ejemplo, Samsung ha dicho que el precio de su nuevo teléfono Galaxy es de 200 dólares, pero eso es solo si cambias un teléfono con un año de antigüedad por crédito para uno nuevo. El precio real es de 800 dólares.

Por lo tanto, vale la pena considerar los cambios de teléfono desde otra perspectiva para medir su impacto financiero. Esto puede ayudarnos a tomar decisiones bien pensadas y no actuar en automático.

La ironía de la analogía de Cook con el café no se le escapa a Suze Orman, la asesora financiera que alguna vez comparó los hábitos de café de las personas con “tirar un millón de dólares por el desagüe”. Afirma que la aparentemente pequeña cantidad de dinero que la gente gasta sin pensar en ciertos tipos de café y ahora en cambiar de teléfono podría ser un camino hacia la pobreza.

“¿Necesitas un nuevo teléfono cada año?”, preguntó Orman, presentador del pódcast Women and Money. “Por supuesto que no. Solo es una pérdida de dinero ridícula”.

Apple y Samsung no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Entonces, ¿cuál es el verdadero costo de cambiar tu teléfono? Usemos las matemáticas.

Este año, Flipsy, una empresa que compra y vende teléfonos usados, publicó un análisis en el que argumenta que es inteligente comprar un nuevo iPhone cada año. Este fue el desglose que hizo la empresa:

El año pasado, el iPhone 12 costaba 799 dólares. Ahora su valor es de 460 dólares si lo cambias para sufragar el costo de un teléfono nuevo. Los iPhone más nuevos, como el iPhone 13, también cuestan 799 dólares. Entonces, si cambias tu iPhone 12, el iPhone 13 costaría 339 dólares. A este ritmo, si compraste un iPhone todos los años durante cuatro años, incluidos los 799 dólares originales, el total neto sería de 1816 dólares

Si esperas tres años por el iPhone 15, el valor de intercambio de tu iPhone 12 disminuiría más o menos 200 dólares. Si lo cambias, el costo del iPhone 13 sería de 599 dólares. Agrega el precio original de 799 dólares y el costo neto durante cuatro años sería de 1398 dólares

En resumen, cambiar de teléfono anualmente durante tres años consecutivos cuesta 418 dólares más, o cerca de 12 dólares al mes, en comparación con cambiar de dispositivo cada tres años, de acuerdo con Flipsy.

Visto de esta manera, puede parecer una ganga obtener un teléfono nuevo cada año en lugar de cada cierto número de años. Pero la historia es distinta si introducimos estos números en una calculadora financiera.

Si colocas 12 dólares al mes en una cuenta de jubilación, como una Roth IRA, que tiene una tasa de rendimiento anual promedio del 10 por ciento, esa cantidad se convertiría en 25.161 dólares en 30 años, según la calculadora de ahorros de Orman.

Orman comparó el dilema del intercambio con la compra de automóviles. Los fabricantes de automóviles pueden argumentar que la disminución del valor de intercambio de tu automóvil debería obligarte a comprar uno nuevo con regularidad, pero no te dejes engañar.

“Amo mi auto y no me importa que el valor baje”, dijo. “Piensa en los 11 años que he ahorrado dinero sin tener que pagar el automóvil o cambiarlo y gastar más dinero para comprar otro”.

Entonces, ¿qué pasa con esas tazas de café? En promedio, pagamos 3 dólares por una taza, por lo que 1000 dólares podrían comprar cerca de 333 tazas. Pero es obvio que hacer tu propio café es mucho más barato.

Introduje algunos números en una calculadora de café diseñada por Bone Fide Wealth, un servicio de planificación financiera. En Costco, una bolsa de granos de café de Peet’s Coffee cuesta 16 dólares y podrías preparar alrededor de 41 tazas de café a un precio de 39 centavos cada una. Entonces, un iPhone de 1000 dólares vale alrededor de 2500 tazas de café. Así ya cambian las cosas.

Doug Boneparth, presidente de Bone Fide Wealth, ofreció un argumento en contraposición. Para las personas que tienen mucho dinero en efectivo y son conscientes de los efectos de sus gastos, derrochar en teléfonos nuevos podría ser intrascendente para sus objetivos generales de ahorro en comparación con gastos más grandes como la vivienda y, si los teléfonos los hacen felices, adelante. Comentó que aparta dinero en efectivo todos los años para comprar un nuevo iPhone como una especie de pasatiempo.

“Las finanzas personales son bastante personales”, dijo Boneparth.

Pero reconoció que su afición está empezando a tener rendimientos decrecientes porque los nuevos teléfonos que lanzan cada año no están mejorando mucho en el aspecto tecnológico. Sobre el último modelo de Apple, dijo: “Con el iPhone 13 es la primera vez que pienso: ‘En realidad solo tiene una mejor cámara’”.

Orman advirtió que para la mayoría de las personas que no tienen tanto dinero en el banco, en particular las que están endeudadas, los efectos de un cambio de teléfono podrían aumentar. Un teléfono de 1000 dólares cargado a una tarjeta de crédito podría convertirse en uno de 3000 dólares con intereses en el momento en que se pague, señaló. Más deuda también podría afectar tu puntaje crediticio, lo que te dificultaría la compra o el alquiler de una casa.

“Si crees que vale la pena endeudarte por un teléfono, entonces, Dios mío, te has tendido una trampa para estar siempre endeudado”, indicó. “La verdad es que, salvo por un gasto médico, no hay nada por lo que valga la pena endeudarse”.


 



aranza