Cabalístico

La Iglesia católica, la única institución con calendario universal y permanente

2021-09-16

Los miembros de la Iglesia, a lo largo de los siglos, son conscientes de su personal debilidad,...

Por  Javier Ordovàs 

La Iglesia católica es permanente a pesar de los hombres.

El otro día, un amigo, sociólogo, me decía con gran admiración que la Iglesia católica es la única institución con un calendario. Nunca me había fijado en ese dato, pero me lo dijo con tal rotundidad que me hizo pensar en el tema.

Y, efectivamente, las instituciones políticas y económicas administran un calendario que van adaptando periódicamente, lo que no ocurre con la Iglesia católica que, desde hace muchos siglos tiene un calendario anual fijo y universal.

Se trata del calendario litúrgico de la Iglesia que programa los 365 días del año, como ya sabemos en los grandes tiempos litúrgico (Tiempo Ordinario, Adviento, Navidad y Cuaresma) y, no sólo eso, sino que programa la festividad de cada día, con las adaptaciones locales que haga cada Diócesis para las festividades locales y patronales.

Como sabemos, muchas sociedades civiles tienen adaptado su calendario al de la Iglesia católica, por simple tradición milenaria, lo que indica el grado de cristianización de la sociedad, e incluyen en sus festividades, por ejemplo, la Navidad y la Semana Santa.

Existen otros calendarios simples como el musulmán o el budista, pero no influyen en el mundo occidental. O el intento de la Revolución Francesa de imponer un calendario que duró 14 años. Los grupos protestantes o evangélicos no tienen un calendario común y, en muchos casos, a disgusto, se adaptan al calendario católico.

Basta con observar que el recuento de los años, universalmente, se hace a partir del nacimiento de Jesucristo, con los ajustes históricos que se hicieron para mayor precisión.

¿Por qué es importante y significativo este hecho? Por un lado, indican el peso de la Iglesia en la ciencia astronómica que establece los años y su duración, por otro lado, la historia reciente de Occidente como cultura cristiana, pero hay algo más importante:

La Iglesia católica es la única institución mundial permanente. Las demás instituciones públicas o privadas, son conscientes de su caducidad mientras que la Iglesia católica es consciente de su permanencia.

Los miembros de la Iglesia, a lo largo de los siglos, son conscientes de su personal debilidad, pero tienen la certeza de la eternidad de la Iglesia. Es decir, hemos visto, y somos testigos y actores de los distintos avatares de la Iglesia, la hemos visto con gran prestigio y con deshonra, en expansión y en recesión, pero no dudamos de su permanencia.

¿Qué porqué no dudamos?: Porque Jesucristo lo anunció y los siglos han demostrado que su anuncio es certero. Es más, el hecho de que la Iglesia haya sobrevivido a todos los desastres que los hombres le hemos provocado, es la prueba segura de que la Iglesia está mantenida por voluntad de Dios, bajo la acción permanente del Espíritu Santo. La Iglesia católica es permanente a pesar de los hombres.

La Iglesia no depende de tal Papa, o de tal Santo, o de que se provoquen escándalos, solamente depende de Dios.

Por eso la Iglesia, como Institución, se puede permitir el lujo de tener un calendario universal y permanente.



aranza