Calamidades

Informe muestra otros efectos de la pandemia para el mundo

2021-04-13

Advierte también sobre las amenazas de los adversarios extranjeros de Estados Unidos y de...

Por ERIC TUCKER

(AP).- Un nuevo informe de los servicios de inteligencia de Estados Unidos advierte que los efectos de la pandemia de coronavirus contribuirán durante el próximo año a “crisis humanitarias y económicas, disturbios políticos y competencia geopolítica”.

Advierte también sobre las amenazas de los adversarios extranjeros de Estados Unidos y de los extremistas violentos dentro del país.

La evaluación anual del gobierno estadounidense sobre las amenazas mundiales, publicada el martes antes de las audiencias del Congreso que se espera que cubran aspectos similares, traza un amplio abanico de peligros potenciales previstos por la comunidad norteamericana de inteligencia durante el próximo año. Su evaluación sombría de las diversas amenazas se hace eco, en cierto modo, de las conclusiones de otro informe de inteligencia presentado la semana pasada en el que se examinaban posibles desafíos mundiales en los próximos 20 años, incluidos los relacionados con la pandemia.

“El pueblo estadounidense debe estar al tanto como sea posible sobre las amenazas que enfrenta nuestra nación y lo que están haciendo sus agencias de inteligencia para protegerlos”, dijo Avril Haines, directora de inteligencia nacional, en un comunicado que acompañó al informe del martes.

El reporte destaca como preocupación especial el impacto persistente de la pandemia de COVID-19, que ha matado a casi 3 millones de personas en todo el mundo, advirtiendo sobre las formas en que la recuperación “presionará a los gobiernos y las sociedades”.

La pandemia ya ha golpeado los servicios de salud en varias zonas del mundo y conducirá a continuas emergencias sanitarias, según el informe, y ha aumentado las tensiones a medida que los países compiten por los recursos. Las consecuencias económicas en los países en desarrollo han sido especialmente graves, con la inseguridad alimentaria en todo el mundo en su punto más alto en más de una década, advirtieron los funcionarios de inteligencia.

“Ningún país se ha salvado por completo, e incluso cuando haya vacunas distribuyéndose ampliamente a nivel mundial, las réplicas económicas y políticas se sentirán durante años”, agregó el informe.

El documento centra atención particular en las amenazas de otros países a Estados Unidos, aunque esas preocupaciones ya son conocidas y se analizan con frecuencia. Es probable que China, advierte el documento, continúe sus esfuerzos para extender su influencia y socavar el poder mundial de Washington, mientras que es probable que Rusia continúe desarrollando sus capacidades militares y cibernéticas al tiempo que busca una “cooperación pragmática con Washington bajo sus propios términos”.

El reporte de este año se publicó en el contexto de emergencias de seguridad nacional que han captado la atención y los recursos del gobierno. Dos ataques informáticos importantes, uno de presuntos hackers rusos en contra de agencias federales y otro que afectó al software de correo electrónico de Microsoft Exchange, expusieron las vulnerabilidades en las ciberdefensas de los sectores público y privado. Asimismo, el mortífero asalto del 6 de enero contra el Capitolio en Washington puso al descubierto la amenaza que representan los extremistas violentos en Estados Unidos.

El informe advierte que es probable que adversarios extranjeros, en particular Rusia, China, Irán y Corea del Norte, desplieguen sus capacidades cibernéticas de manera que afecten directamente a las poblaciones civiles, incluso a través de la vigilancia electrónica, la censura o manipulación de información.



Jamileth