Comodí­n al Centro

Pemex, prueba para Herrera

2019-07-15

Lo que hoy dice el presidente es que Urzúa tenía una visión muy parecida a la...

 

Por Irma Ortiz | Revista Siempre

Entrevista a Mario Maldonado | analista económico

La renuncia de Carlos Urzúa detonó una bomba en el gobierno de la 4T donde exhibió lo que sucede en sus entrañas: influyentismo, imposición de funcionarios que no conocen la hacienda pública, conflictos de interés, políticas públicas sin ningún sustento y donde el ganador de la “rifa del tigre” fue Arturo Herrera, funcionario de primera, como coinciden en señalar analistas, empresarios, miembros de la banca y quien deberá asumir la titánica tarea de convencer al presidente López Obrador de que la economía no debe manejarse desde la presidencia.

Mario Maldonado, analista económico y de negocios, articulista del diario El Universal, habla a Siempre! Sobre la renuncia de Carlos Urzúa y las pruebas de fuego que deberá enfrentar el nuevo titular, Arturo Herrera.

¿Qué detonó la explosiva renuncia de Urzúa?

Explosiva e inesperada renuncia. Inesperada no porque Urzúa no se fuera a ir en algún momento, era algo que se preveía, empresarios, sector financiero, no creían que iba a durar todo el sexenio pero se fue pronto, a los 7 meses de la administración.

Hay varios factores que expresó Urzúa en su carta. Tuvo el valor de decir y exhibir lo que sucede en el nuevo gobierno que en realidad son muchas prácticas del pasado –que AMLO llegó a criticar– con respecto al influyentismo, conflictos de interés, tener personas sin el perfil adecuado para sus encargos y sin mucha experiencia. Es lo que dice Carlos Urzúa, más allá de las diferencias económicas.

Lo que termina detonando, y lo dijo el presidente, es que Urzúa desde el inicio tenía una concepción distinta de cómo debería llevarse la política económica del gobierno, el presidente tenía la suya y trataron al inicio de ir buscando coincidencias.

Lo que hoy dice el presidente es que Urzúa tenía una visión muy parecida a la de los neoliberales de los últimos 30 años que han estado al frente de Hacienda y él quiere un cambio de modelo económico y Urzúa no se lo estaba dando. La gota que derramó el vaso fue el Plan Nacional de Desarrollo del que hay dos versiones. Una de Hacienda, que es quien normalmente los hace con directrices, detalles por dependencia mientras que presidencia tomó el PND y empezó a hacerle anotaciones ideológicas de lo que significa la 4T. Desde entonces –hace un mes–,  Urzúa supo que tenía que dejar el gobierno y así lo hace.

Personajes influyentes del gobierno

Alfonso Romo efectivamente ha colocado a todos los directivos de la Banca de Desarrollo, se dice incluso que Margarita Ríos Farjat, titular del SAT es su imposición, es regia, no tiene experiencia, es poetisa y también contadora, pero no había tenido un cargo relevante en ninguna institución financiera y es la jefa del monstruo que es el Sistema de Administración Tributaria.

Hay que sumarle también todas estas decisiones muy polémicas, por decir lo menos de Rocío Nahle, de cancelar todas las rondas petroleras, los farmouts y querer influir en el modelo económico y de negocios de Pemex, así como lo más reciente con Manuel Bartlett, con la CFE y los arbitrajes internacionales de no respetar los contratos que se firmaron.

Esa combinación da al traste con el proyecto económico viable que veía Urzúa y de un eventual y posible crecimiento por arriba de lo que hemos venido creciendo año con año que es del 2.2 por ciento.

Carlos Urzúa renuncia con esta denuncia fuerte para que el presidente sintiera y reaccionara con respecto a lo que están haciendo. Me imagino que piensa que si seguimos así y el presidente y su equipo cercano siguen metiendo su cuchara en las decisiones de Hacienda, transitaremos a la recesión y a una catástrofe económica.

Qué hay de Raquel Buenrostro, que cada vez tiene más atribuciones, que hace los contratos marco de la ley de adquisiciones…

Buenrostro tal vez es el personaje dentro de Hacienda más relevante hoy por hoy, porque controla todas las compras del gobierno. Lo escribí en El Universal, se le dieron mayores facultades para concentrar diseño y adjudicación de contratos marco para todas las dependencias del gobierno federal y para las entidades federativas. Creo que Urzúa se sentía un tanto relegado de lo que es un secretario de Hacienda que tienen mucho poder de decisión y tradicionalmente son los que le dicen ¡no! A los presidentes en ciertos proyectos. Y hemos visto en contraste, que no solo al secretario Urzúa sino al entonces subsecretario Herrera, una y otra vez el presidente y la secretaria de Energía los desacreditan públicamente.

Buenrostro tuvo bastante influencia en esta decisión porque Urzúa no estaba dispuesto a supeditarse a lo que le dictara su oficial mayor y es que no hablamos del diseño de la política económica, de las finanzas públicas o de los presupuestos, pero sí de cómo controla desde la oficialía mayor el tema de las compras, porque además si se dijera que lo hace eficientemente, que ahorra muchos recursos y hay mucha transparencia, estaría bien, pero es todo lo contrario.

La licitación de las medicinas fue un caos, cuando se creyó en algún momento que podría salir bien, quedaron desiertas 62 por ciento de las claves de compras consolidadas. Fue un desastre y se ve que en el futuro no funcionará centralizar las compras de gobierno.

Urzúa vio eso y seguro dijo ¡háganse bolas¡, me voy y Arturo Herrera que es un funcionario de primera –he platicado varias veces con él–, le tocó la rifa del tigre.

Y hablando de conflictos de interés, la falta de transparencia da pie a versiones que señalan que en licitaciones, si funcionarios del pasado cobraban 5, 10 hoy se cobran 15 por ciento…

Es lo que más le molestó al presidente que se exhiba, sobre todo tratándose de Urzúa, gente de su primer círculo, leal desde mucho tiempo atrás y que le diga que hay conflicto de interés, por eso salió a decir “chocábamos, teníamos visiones distintas; me entregó un PND como si lo hubiera redactado Carstens o Meade”. Contesta en un ánimo de revancha.

Efectivamente, la corrupción no se va acabar, el influyentismo y los conflictos de interés tampoco, basta echarse un clavado a los medios de comunicación para ver mínimo 4 o 5 casos muy notables sobre asuntos de presunta corrupción o posible conflicto de intereses.

Lo importante es el personaje, si hubiera salido la crítica de la oposición, de la iniciativa privada, calificadoras o de un banco de inversión, el presidente fácilmente lo hubiera desacreditado, “son del régimen pasado, neoliberales, fifís”, pero lo dijo alguien que estaba en su mismo barco, que en teoría tenía esta misma concepción de hacer una transformación del país. No tengo ninguna duda y los analistas coinciden en que ha sido el mayor golpe para la investidura presidencial y para el gobierno de la 4T.

Prueba de fuego, plan negocios de Pemex

Qué hay del reporte financiero y del plan de negocios de Pemex, que se señala también es causa de la salida de Urzúa..

Es la prueba de fuego inmediata, tal vez se presente en lo que resta de esta semana. Tengo mis dudas y tal vez nos dan la sorpresa de presentarlo, pero tengo información de que a Hacienda se les presentó un plan preliminar de lo que se pensaba votar en una sesión de consejo de administración, en donde están los secretarios de Hacienda, de Energía, los consejeros independientes, distintos actores que votan si va o no o si se hacen modificaciones.

Entregaron ese borrador con la venia de Rocío Nahle, en un plan que no incluía dos supuestos. Uno, saber cómo se va a reactivar la producción petrolera, infiero en la pregunta de Carlos Urzúa en que la respuesta es Pemex –que no tiene dinero– y es con la inversión privada, con contratos de rondas petroleras, contratos de asociaciones privadas para reactivar los farmaout y no veo como puedan presentar un plan de negocios, sino tiene un gran componente de inversión privada.

Dos, si carece de un plan de refinanciamiento de la deuda de Pemex, de cómo van a ir cubriendo sus vencimientos de deuda en lo que resta del año y en el próximo, un plan para mejorar el perfil financiero, difícilmente Hacienda lo puede aprobar y no porque no quiera, porque si se aprueba en el consejo y se publica, las calificadoras en automático recortan la calificación, los bancos de inversión alertan a sus inversionistas, a los tenedores de deuda a vender los bonos, que se van a depreciar y se convierten en bonos basura.

Hacienda no puede dejar que pase eso, porque si sucede, pasará algo similar con la deuda nacional, soberana, la deuda pública que tiene los inversionistas tanto nacionales pero sobre todo extranjeros. Es una bola de nieve que se puede desatar si no presentan un plan de negocios de Pemex que convenza a los mercados y a los inversionistas. Es la decisión más importante que tiene enfrente el gobierno mexicano y sobre todo Arturo Herrera, que es el nuevo secretario de Hacienda..

Hacienda debe dar un golpe de timón

Y quien al parecer manejará la continuidad, porque ya dijo el presidente que lo va a convencer…

A partir de que toma las riendas Arturo Herrera debe dar un golpe de timón en alguna decisión que han pedido los inversionistas extranjeros –el AICM ya está en el olvido–, pero que se cancelen o achiquen proyectos como el aeropuerto de  Santa Lucía, el tren maya o la refinería de Dos Bocas o que se planeen para más tiempo.

Dar una señal de ese tipo, soy Arturo Herrera el nuevo secretario de Hacienda y voy actuar con plena libertad y autonomía como tiene que actuar un titular de Hacienda, sin supeditarme al presidente y quiero tener la confianza de la inversión nacional y extranjera. Si no pasa eso, México seguirá perdiendo la confianza de los inversionistas, empezarán a sacar su dinero, habrá un escenario de crisis.

Otra cosa, el presidente cuando llegó a su administración dijo que habría una separación clara de los poderes económico y político, creo que se refería a que en el pasado los empresarios y las calificadoras tenían mucha injerencia en las políticas económicas y es verdad. Él dice que lo van a separar, pero entonces debería empezar por la casa, porque lo que hoy hace es que el poder político, desde la investidura presidencial está teniendo una gran injerencia en el poder económico desde Hacienda, desde la secretaría de Economía y eso solo complica el escenario económico y el futuro del país.



regina
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México