Comodí­n al Centro

Qué pasa con el debate demócrata de hoy

2019-09-12

El plan del presidente Trump de invitar a los líderes talibanes a Camp David antes de que...

Por Shane Goldmacher y Reid J. Epstein | The New York Times

El debate es de 8 a 11 p.m. hora del Este, y en Estados Unidos podrá verse a través de las cadenas ABC y Univisión. Será en Houston, Texas y también estará disponible a través de plataformas de internet.

Debatirán diez candidatos demócratas: el exvicepresidente Joseph R. Biden Jr., la senadora Elizabeth Warren, el senador Bernie Sanders, la senadora Kamala Harris, el alcalde Pete Buttigieg, el empresario Andrew Yang, el senador Cory Booker, el excongresista Beto O’Rourke, la senadora Amy Klobuchar y el exsecretario de vivienda Julián Castro.

Los candidatos tendrán 60 segundos para su intervención inicial, seguidos de 60 segundos para responder preguntas de cuatro moderadores: George Stephanopoulos, David Muir, Linsey Davis y Jorge Ramos. No habrá intervención de cierre.

The New York Times tendrá una amplia cobertura en inglés y un análisis en vivo a cargo de nuestros periodistas Peter Baker, Maggie Haberman, Astead W. Herndon, Annie Karni, Sydney Ember, todos bajo la conducción de Lisa Lerer.

¿Se hablará de política exterior?

A ver: ¿puedes recordar alguna discusión significativa de política exterior en las casi diez horas de debates que se han llevado a cabo hasta ahora? Difícil, ¿no? En efecto, los asuntos internacionales han tenido un papel mínimo hasta ahora en los debates entre los candidatos a las primarias demócratas, pero eso podría cambiar esta noche.

En particular, Sanders ha sugerido que quiere distanciarse de Biden en asuntos internacionales. Biden era presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado y Sanders quiere diferenciarse del apoyo inicial de Biden a la guerra de Irak en 2003.

Pero hay muchos asuntos internacionales de los que los candidatos podrían hablar:

El plan del presidente Trump de invitar a los líderes talibanes a Camp David antes de que sus conversaciones secretas de paz en Afganistán colapsaran.

La expulsión de John Bolton, el exasesor de seguridad nacional.

La agitación en el Parlamento británico por el Brexit.

La promesa del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de anexar casi un tercio de Cisjordania.

La devolución de los refugiados sirios por parte de Turquía, y los refugiados de las Bahamas que llegan a Florida.

Como en tantos asuntos, el largo historial de Biden presenta muchos temas para que sus rivales elijan atacarlo. Pero también podría darle seriedad a los ojos de muchos votantes, y la capacidad de posicionarse como una mano firme en un momento de turbulencia.

¿Cuál es la mayor diferencia entre los candidatos? Su postura en temas de salud

Los desacuerdos en materia de atención médica, el tema que la mayoría de los estrategas demócratas creen que impulsó las ganancias del partido en las elecciones intermedias de 2018, ofrecen algunas de las diferencias más claras de la carrera.

Es probable que sean un tema importante de debate este jueves. ¿Por qué motivo? Varios de los candidatos encuentran que es ventajoso políticamente resaltar sus diferencias.

Para Sanders, cuya campaña ha adoptado el mantra “no hay término medio”, su impulso intransigente por un “Medicare para todos” es casi definitorio. De los 10 candidatos en el escenario, solo dos han declarado inequívocamente que apoyan la eliminación gradual de las aseguradoras privadas del mercado estadounidense como parte de su plan para implementar un sistema “Medicare para todos”: Sanders y Warren.

Los asesores de otros candidatos creen que es un terreno traicionero y podrían perder su ventaja frente al partido republicano.

Biden ha descrito su plan de atención médica como basado en la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, al tiempo que posiciona a sus rivales que están a favor de un “Medicare para todos” como enemigos de dicho logro.

Como dijo Biden en un anuncio de televisión reciente: “Obamacare es personal para mí. Cuando veo que el presidente intenta derribarlo, y otros proponen reemplazarlo y comenzar de nuevo, eso también es personal para mí. Tienes que construir sobre lo que hicimos.”

Y luego está el asunto migratorio...

Nuestro colega Zolan Kanno-Youngs publicó una nota en inglés sobre los planes —o la falta de— planes en materia migratoria de los aspirantes demócratas. Su texto señala lo siguiente al comienzo:

Un candidato demócrata enviaría agentes de asilo a la frontera para decidir casos de inmigración en el acto. Otros crearían un sistema judicial completamente nuevo fuera del Departamento de Justicia. Algunos han sugerido restablecer un programa que permita a los menores centroamericanos solicitar el estatus de refugiados en sus países de origen.

Los demócratas que postulan a la Casa Blanca no carecen de ideas sobre los temas candentes de inmigración y control fronterizo. Pero mientras se preparan para subir al escenario hoy jueves para su debate en Houston, la mayoría prefiere hablar sobre las políticas de línea dura del hombre que buscan reemplazar, el presidente Donald Trump.

Los candidatos tienen desacuerdos: si revocar una ley que hace que cruzar la frontera sin permiso sea un delito penal, por ejemplo, y si proporcionar a los inmigrantes indocumentados atención médica subsidiada por los contribuyentes. Y también hay muchas incógnitas sobre la postura de los candidatos en términos de a quién deportar y otras áreas del tema migratorio que pueden ser impopulares entre algunos demócratas. El debate podría aportar claridad adicional a uno de los problemas más discutidos e intensos que enfrentan los estadounidenses



regina