Internacional - Seguridad y Justicia

El director general de la policía de Colombia dice: “seremos los primeros en pedir perdón”

2021-05-14

En las protestas contra el Gobierno se ha visto a policías atacar con armas letales a los...

Juan Diego Quesada | El País

Bogotá - Para llegar hasta el despacho del general Jorge Luis Vargas, el jefe de la policía en Colombia, hay que atravesar cuatro arcos de seguridad y un patio central donde un párroco ataviado con una casulla morada celebra misa. Los retratos al óleo de Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, héroes de la independencia, cuelgan de las paredes de una salita de espera. Vargas, 54 años, vestido de uniforme y gafas, espigado, fibroso, lideró las misiones en las que se acabó con guerrilleros históricos de las FARC como Raúl Reyes. Apenas cuatro meses después de haber llegado al cargo se enfrenta a una gran crisis de credibilidad de la institución que dirige. En las protestas contra el Gobierno se ha visto a policías atacar con armas letales a los manifestantes, lo que ha alarmado a la comunidad internacional.

Pregunta. ¿Cómo hemos llegado a este enfrentamiento entre la policía y una parte de la propia sociedad colombiana?

Respuesta. Hay que diferenciar dos cosas. La manifestación pública y pacífica. Durante estos días miles de colombianos se han manifestado pública y pacíficamente. Y lo otro. Ha habido muchísima violencia, disturbios, vandalismos, ha muerto gente por los bloqueos. Son dos cosas separadas. Lo que hemos hecho es cumplir con nuestro deber. Donde hay delito se ha actuado.

P. El 55% de los ciudadanos tiene una imagen negativa de la policía. ¿Le preocupa?

R. Si usted lee esa encuesta para el otro lado, somos la cuarta entidad del Estado de la que se tiene una opinión favorable. Otra encuesta de estos días pregunta a la gente si está de acuerdo con nuestro trabajo, el 76% indica que sí. Llevo cuatro meses como director general. Desde hace dos meses le propuse al país un fortalecimiento de la actividad policial, un cambio del régimen disciplinario y fortalecimiento de los derechos humanos. Pasó esto [las protestas], pero estamos cambiando el uniforme hacia el azul.

P. El verde se asocia a lo militar.

R. El verde cumplió una etapa. Hoy estamos en los estándares universales de comportamiento de lo policial y estas transformaciones son de fondo, en el Congreso, en un debate democrático, con una gran carga de mejora de sueldo a nuestros policías. En eso estaba.
Más información

    El llamado a negociar de Iván Duque no evita otro día de paro masivo en Colombia
    La represión en Colombia renueva el clamor por una reforma de la policía

P. ¿Esa reforma debería incluir que la policía salga del Ministerio de Defensa y pase a Interior?

R. El ámbito de defensa en Colombia es diferente a cualquier otro en el mundo. Los factores que históricamente han perturbado la convivencia están atravesados por el narcotráfico, es el principal problema de Colombia. Genera corrupción y muerte. Son los que pagan a los grupos armados organizados. La cantidad de fusiles que tienen son pagados por la coca y la marihuana. Salir a otro ministerio tiene que garantizar la no deliberancia política de la fuerza pública (su neutralidad).

P. Le leí a Óscar Naranjo (reputado exgeneral de la policía), con quien usted tiene cercanía, que la policía era buena para la guerra. ¿Quiere decir eso que no funciona en un momento de paz?

R. No estoy de acuerdo con eso. La lógica nuestra es de seguridad ciudadana, no de guerra.

P. ¿Cómo tiene que ser la policía después del proceso de paz?

R. Es la policía que hoy fortalecemos con estas actividades. Una policía que está cambiando su código disciplinario, que estamos cambiando toda la dinámica de actuación. Trabajamos con Suecia las prácticas de cercanía y actuación. Estoy en eso.

P. Le leo un editorial del colegio de coroneles de la Policía Nacional: “Las protestas en Colombia no son un estallido social, sino que se trata de un eufemismo que no tiene nada que ver con las demandas legítimas de una sociedad”. ¿No puede estigmatizar esto la protesta?

R. Quiero reiterar que esto es una democracia. El colegio de generales no es parte activa de la policía. Ellos pueden dar su opinión como bien lo deseen y no son vocería oficial de la policía.

P. ¿El tema de la revolución molecular disipada ha calado en el cuerpo [el concepto de un teórico chileno acuñado en Colombia por el expresidente Álvaro Uribe que los analistas consideran un instrumento para justificar la violencia policial]?

R. No, la policía no tiene ideologías. Estudiamos todo el contexto científico de lo que pasa en el mundo, pero esta es una policía que cumple la ley.

P. ¿Y esta tesis se ha estudiado?

R. En nuestras academias estudiamos de todo.

P. Incluida esta tesis.

R. No, no. Esto no hace parte de ninguno de los textos oficiales de la Policía Nacional.
Protestas en Cali durante la marcha del miércoles 12 de mayo.
Protestas en Cali durante la marcha del miércoles 12 de mayo.STRINGER / Reuters

P. Una de las exigencias de los manifestantes es que haya cambios en los antidisturbios. ¿Ha contemplado algo al respecto en su reforma?

R. En estos momentos, 106 cuerpos en el mundo tienen herramientas de policía con características similares a nuestro cuerpo antidisturbios. Inclusive esos cuerpos tienen armas. No los nuestros.

P. En el contexto de las protestas, ¿cómo hemos llegado a esas escenas de policías utilizando armas letales?

R. Donde hemos visto policías con armas de fuego ha sido en disturbios y está siendo investigada cuál era su actuación. Ya se abrieron 107 investigaciones. Le pedí a la procuradora una supervigilancia de todas las actuaciones. De los vídeos que circulan se han llevado 10 casos.

P. ¿Qué tipo de delitos se investigan?

R. Abusos de autoridad, homicidio…

P. ¿Cuántos agentes detenidos hay?

R. Ya van tres oficiales capturados. Uno por homicidio por un hecho sucedido en Madrid [la muerte a tiros de un hombre de 24 años llamado Bryan Fernando Niño]. Y dos más por el hecho de Ibagué, dos personas capturadas [por el asesinato de Santiago Murillo, un joven de 19 años que iba camino a casa].

P. Conoce usted este caso de Cali en el que un policía motorizado recibe una patada de un joven que se llama Kevin Antoni Agudelo...

R. El fiscal general de la nación se pronunció ayer sobre el hecho y está claro de las actuaciones que está haciendo la Fiscalía…

P. ¿Pero ustedes no se ocuparon de esa actuación nada más ver esas imágenes? Se ve claramente que el policía, al que es fácil verle la cara, persigue al chico y le dispara por la espalda.

R. Lo tiene la Procuraduría de la Nación, por poder preferente. La procuraduría es el ente superior disciplinario de todos los funcionarios públicos. Ayer el fiscal anunció el avance investigativo y estoy seguro de que estará esclarecido. Cualquier acto que cometa un policía contra la ley es rechazado contundentemente, se lo he dicho a Colombia, se lo dije a la comisionada de la ONU acá en la oficina: es rechazado, tajantemente. Quien tenga una responsabilidad individual esperamos que le caiga todo el peso de la ley. Y seremos los primeros en pedir perdón cuando sea determinado. También quiero decirle que la policía está bajo ataque.

P. ¿De qué manera?

R. Noticias falsas. Bots extranjeros apabullando tendencias. Estamos trabajando con aliados internacionales para que nos digan de dónde vienen esos ataques sistemáticos. Han hackeado páginas de policías para hacer montajes. Hay ataques de desinformación contra la policía. Yo defiendo la democracia con mi vida. Pero hemos capturado a los grandes narcos y terroristas del país. Muy seguramente, para los delincuentes acabar con la policía es uno de sus ideales. Para que Colombia sufra y esté inmersa en el crimen.

P. Hay territorios en Cali muy extensos donde la policía no tiene el control. ¿Está la policía preparada para quitar esos retenes o eso acabaría en más violencia?

R. Desde hace varios días se ha venido quitando esos bloqueos. Quedan algunos, pero las autoridades de Cali y el Gobierno nacional están iniciando diálogos. Y en eso es que estamos. Nosotros acompañamos ese diálogo.

P. ¿Está satisfecho con la actuación del general Zapateiro (militar al mando de Cali, donde ha habido más muertes y hasta escenas de guerra urbana en algunos barrios)?

R. Él cumple con su deber. Es un gran militar y un gran soldado de Colombia.



Jamileth