Detrás del Muro

La apuesta en migración

2019-06-14

Ricardo Domínguez Guadarrama, investigador de la Unidad Académica de Estudios...

Por Armando Reyes | Revista Siempre

Entrevistas con Silvia Núñez García y Ricardo Domínguez Guadarrama, investigadores UNAM

El tema migratorio ha sido uno muy discutido a partir de las amenazas del mandatario estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas si no se controlaba el flujo de migrantes centroamericanos que utilizan a nuestro país como uno de paso en su intención de llegar a la frontera norte.

Pero en este contexto, poco se ha hablado de la propuesta que el gobierno mexicano ha puesto sobre la mesa, de invertir en la región para desincentivar la migración, con base en una iniciativa que impulsa la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

De acuerdo a investigadores de la UNAM, entrevistados por Siempre! La propuesta es viable, aunque en el mediano plazo, por lo que es necesario comenzar a dialogar para que esta idea avance.

Silvia Núñez García, investigadora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM.

La propuesta

“Hay que extender un reconocimiento a la CEPAL que se dedicó a trabajar con distintas organizaciones de la ONU, en donde a partir de un diagnóstico bien elaborado en un escenario de extrema necesidad que enfrentan distintas comunidades en América Central establecen como opción el desarrollo de la región. La propuesta es amplia, detallada, con indicadores interesantes, y lo que podemos advertir es que es muy claro que se convertiría en un eje de prosperidad si se logran hacer en la región las inversiones que se requieren”.

Silvia Núñez García, investigadora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM, considera además que para que la propuesta funcione, debe incluir a todos los países de la región.

“Es una propuesta a todas luces que requiere que se cocine a fuego lento, porque se necesita diálogo y la firma de una serie de compromisos que llevarían a firmas de protocolos entre los tres países del triangulo del norte –Honduras, Guatemala y El Salvador–, México e, incluso, Estados Unidos, aunque la propuesta de CEPAL está abierta a que lleguen inversiones de otras naciones. Al día de hoy, tenemos un escenario complicado porque el presidente de Estados Unidos tiene como única prioridad el relanzamiento de su candidatura para un segundo periodo en su país”.

Para Ricardo Domínguez Guadarrama, investigador de la Unidad Académica de Estudios Regionales de la Coordinación de Humanidades de la UNAM, la propuesta representa un viraje respecto a lo que hacia nuestro país en la materia.

“Esta idea de apostarle al desarrollo es, en principio, un cambio de estrategia de política migratoria del gobierno mexicano que en el pasado estaba caracterizada por la seguridad nacional, la llamada securitización para detener los flujos migratorios extranjero, y que a diferencia hoy se está apostando para atacar las causas que pueden originar la migración en Centroamérica. Para empezar, es un tema a considerar, porque esto deriva en otros efectos concretos en la relación no sólo con Estados Unidos, sino con América Central”.

Asimismo, comentó nuestro entrevistado que se trata de algo que ha generado muchas dudas en América Latina.

“Responde a un reclamo añejo no sólo de sectores de Centroamérica, sino también en México, que tenían la inquietud de conocer la razón por la que México estaba actuando como tercer frontera para Estados Unidos en materia migratoria, porque finalmente es un problema para Estados Unidos provocado por su política económica en la región”.

Ricardo Domínguez Guadarrama, investigador de la Unidad Académica de Estudios Regionales de la Coordinación de Humanidades de la UNAM.

Viabilidad

Domínguez Guadarrama alerta acerca de que la agenda electoral de Trump pudiera representar un obstáculo importante para concretar esta iniciativa.

“Es una primera apuesta, lo que pasa es que debemos tener claro que agenda tiene Trump, porque está tratando convencer a un sector electoral que lo llevo al triunfo en las elecciones pasadas, y está buscando que este mismo sector le dé el triunfo en las elecciones del año que entra, estamos hablando de un sector estrictamente anglosajón, obrero, quizá de los menos calificados en dicho país, que ha sufrido el desempleo, las crisis financieras, que perdió casas, coches, que se endeudó en demasía y está sin asociar a temas de racismo, entonces en la medida en que se imponen aranceles a México por el tema migratorio, es como una cortina de humo, porque va a impactar a sectores como el automotriz en sus importaciones, por lo que se puede pensar que en realidad lo que quiere Trump es elevar el costo de la producción en México y que las fábricas se trasladen a Estados Unidos para atender a ese sector de votantes”.

Por su parte, Silvia Núñez García considera que en la actual coyuntura migratoria algo de lo más importante y que se ha discutido poco, es la exigencia de que haya transparencia de parte del gobierno mexicano acerca de los recursos que se destinan a atender a los migrantes para saber si la propuesta tiene futuro.

“México debe, también, hacer un esfuerzo de autocrítica y decir sus limitaciones para coadyuvar en la solución de este escenario tan complicado, además debemos exigir que haya transparencia en términos de cuantos recursos realmente dispone México, primero para atender nuestros problemas, que es la prioridad, y cuanto disponemos más allá para apoyar a los inmigrantes que pasarán una temporada mientras se hacen los trámites, además de pedir apoyo a la comunidad internacional y a Estados Unidos en términos económicos”.

De acuerdo a la investigadora, en un escenario tan complicado como el que se ha vivido las últimas semanas, vale la pena apoyar la intención de México de impulsar una estrategia de desarrollo.

“El hecho de que México la apoye se da en el entendido de que hay que empezar a abrir cauces de diálogo para empezar a impulsarla, qué quiere decir esto, es una iniciativa que sólo la podemos visualizar en el mediano y en el largo plazo. En el caso inmediato, lo que vamos a seguir haciendo es gestionar la crisis humanitaria, ya se está reconociendo como tal, es un primer paso y no sólo para México y Estados Unidos, sino para el mundo en su conjunto porque se define que en esta región tenemos una crisis de esta dimensión pone en la mira las acciones que lleven a cabo los estadounidenses”.

Arma electoral

Silvia Núñez García consideró que es posible el surgimiento de expresiones políticas en México que puedan aprovechar el tema migratorio para avanzar electoralmente.

“Ese escenario siempre es posible si las acciones que se van a llevar a cabo llevan al fracaso, o si no son explicadas o llevadas con absoluta transparencia. En Italia, con Salvini al frente, logró con una medida draconiana contener la migración de africanos a sus costas, pero hasta ahí ha sido exitoso, el tema es que estos éxitos no duran mucho tiempo por la desesperación de los seres humanos que estén en condiciones de vulnerabilidad y los traficantes se seguirán moviendo. Se abre esa posibilidad si no se trabaja de manera cuidadosa”.

Para Domínguez Guadarrama, este tema ya es un arma electoral, pero para el presidente de Estados Unidos.

“Me parece que si el tema electoral está muy presente, porque le conviene a Trump, va a ser muy insistente en vigilar lo que haga México. La propuesta es viable si se puede lograr invertir en Centroamérica, algo que está vinculado a lo que está haciendo nuestro país en lo interno, si el gobierno mexicano logra echar a andar sus programas sociales puede demostrar que el enfoque humanitario hacia la migración puede tener efectos positivos. El proyecto de desarrollo integral para Centroamérica depende del éxito que tengan los programas sociales de México. El problema migratorio no es propio de México, podemos hacer nuestra parte, pero son problemas internacionales que deben ser atacados en esas dos vertientes, en lo interno y en el extranjero”.

“El tema es la desinformación, que no se tenga control de lo que está sucediendo, sobre todo ahora que se habla de la Guardia Nacional para evitar cualquier violación a los derechos humanos o un estallido de violencia que podrían traer repercusiones serias que pudieran magnificar un escenario que de por sí es complejo e inédito para nuestro país, tenemos que exigir que se establezcan protocolos claros, pero sobre todo que la prioridad van a ser nuestros connacionales, aquí y fuera de México, porque no podemos olvidar que mientras tenemos esta crisis, con Estados Unidos tenemos una cosa no resuelta con 5 millones de mexicanos indocumentados en ese país”, concluye Silvia Núñez.



regina
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México