Derechos Humanos

Misión ONU pide que Myanmar rinda cuentas por “genocidio”

2019-09-16

Miles de personas murieron y más de 740,000 rohinyas huyeron a Bangladesh para salvar su...

Por GRANT PECK | AP

BANGKOK (AP) — Una misión especial de Naciones Unidas instó el lunes a responsabilizar a Myanmar en foros legales internacionales por supuesto genocidio contra su minoría musulmana rohinya.

En un reporte publicado tras dos años documentando violaciones a derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad, la Misión Internacional Independiente de Investigación concluyó que las operaciones de contrainsurgencia de 2017 incluyeron “actos genocidas”.

Miles de personas murieron y más de 740,000 rohinyas huyeron a Bangladesh para salvar su vida, según el informe.

La amenaza de genocidio continúa para los aproximadamente 600,000 rohinyas que siguen en Myanmar, viviendo en condiciones “deplorables” y sufriendo persecución. La situación hace imposible la repatriación de los refugiados, indicó la misión.

“La amenaza de genocidio continúa para el resto de los rohinyas”, dijo en un comunicado Marzuki Darusman, el director de la misión.

El reporte resumió y actualizó otros seis informes previamente publicados por la misión que detallan detenciones arbitrarias, tortura y trato inhumano, violación y otras formas de violencia sexual, asesinatos arbitrarios, extrajudiciales o sumarísimos, desapariciones forzadas, desplazamientos forzados y destrucción ilegal de propiedad.

El informe será presentado el martes en Ginebra ante el Consejo de Derechos Humanos, que estableció la misión en 2017.

Los rohinyas musulmanes son muy discriminados en Myanmar, un país con mayoría budista, en donde se considera que inmigraron ilegalmente desde Bangladesh, incluso aunque muchas familias llevaban generaciones viviendo en Myanmar. A la mayoría se les niega la ciudadanía y derechos civiles básicos.

Las casas de muchos fueron destruidas durante un operativo de contrainsurgencia y hay pocas señales de que los refugiados no sufrirán la misma discriminación en caso de regresar.

El mes pasado se vino abajo un plan para repatriar a un primer grupo cuando nadie quiso volver.

La misión de la ONU se ha enfocado en los rohinya en el estado Rakhine, pero también abarca las acciones del ejército de Myanmar _ conocido como Tatamada _ hacia otras minorías en los estados Rakhine, Chin, Shan, Kachin y Karen.

El equipo señaló que también esos grupos sufrieron “marginalización, discriminación y brutalidad” por parte del ejército.



regina