Mensajería

Cristo es la fuente de nuestra conversión

2022-05-19

“Hoy se necesita valentía para hablar de alegría, ¡se necesita sobre todo...

Por: P. Guillermo Inca Pereda 

Dios, compasivo y misericordioso, nos ama desde toda la eternidad.

El discernimiento, don precioso del Espíritu Santo, es clave para el proceso de conversión. ¿Qué debemos hacer? Preguntaba la gente a Juan. Y, Él les recomendaba cosas sencillas, al alcance de todos: compartir la ropa y el alimento; actuar honestamente sin aprovecharse de los demás; optar por los pobres y marginados. No tan fácil, pero tampoco imposible.

No podemos resignarnos a vivir en la rutina y la mediocridad, diciendo: “siempre fue así”. Debemos dejarnos invadir por la novedad del Espíritu Santo que desborda de amor, sabiduría y esperanza.

Juan, la voz de Cristo la eterna Palabra, nos recuerda que el Señor está en medio de nosotros. Él es la causa de nuestra alegría. La liberación de nuestra soberbia, mezquindad y envidia; la victoria sobre la enfermedad, el mal y la muerte, que nos aturde y entristece.

Dios, compasivo y misericordioso, nos ama desde toda la eternidad. El es la fuente de nuestra alegría. Como nos recuerda el Papa Francisco: “Hoy se necesita valentía para hablar de alegría, ¡se necesita sobre todo fe! El mundo se ve acosado por muchos problemas, el futuro gravado por incógnitas y temores. Y sin embargo el cristiano es una persona alegre, y su alegría no es superficial o efímera, sino profunda y estable, porque es un don del Señor que llena la vida…con su ternura, su misericordia, su perdón y su amor”.
 



aranza