Miscelánea Humana

"La mejor manera de predecir el futuro es ... construirlo"

2020-08-03

En su opinión considera que lo que hemos visto en México en las últimas...

"El Periódico de México"

El pasado día 30 de Julio, el Foro Jesús Silva-Herzog, que integra a un grupo de amigos y colaboradores de Jesús Silva-Herzog Flores, cuyo objetivo primordial es la promoción y enaltecimiento del servicio público como una actividad indispensable para el desarrollo económico y político de nuestro país; transmitió a través de la plataforma tecnológica de Zoom una nueva magistral videoconferencia en la que intervino el Lic. Juan Enriquez Cabot, Director de Excel Venture Managment, considerado una de las máximas autoridades en el análisis del impacto de la biotecnología en los negocios. Una celebridad internacional en el terreno científico.

SEMBLANZA DEL JUAN ENRIQUEZ CABOT

Autor del best-seller internacional_“As the Future Catches You” donde reflexiona sobre el impacto del progreso tecnológico en el futuro económico y social del mundo y de “The Untied States of America: Polarization, Fracturing, and Our Future” . Es Co-autor de “Homo Evolutis and Evolving Ourselves”, que describe un mundo donde el ser humano transforma cada vez más el medio ambiente, a sí mismo y a otras especies.

Juan escribe, da conferencias y enseña acerca de los cambios que la genómica, la investigación en las neurociencias, producen en la tecnología, los negocios, la política, la ética y la sociedad en general.

Fue el director fundador del Proyecto de Ciencias de la Vida de Harvard Business School, es miembro del consejo de la escuela de medicina de Harvard y está afiliado al grupo Synthetic Neurobiology de MIT. Es fideicomisario de la Academy of Arts & Sciences, del Consejo del Presidente de the National Academy, del Museo de Ciencias en Boston y WGBH.

Ha publicado artículos en una gran variedad de foros incluyendo el Harvard Business Review, Foreign Policy, Science, Nature, and the New York Times. Tiene licenciatura y MBA de Harvard.

Juan Enriquez habla de la innovación, la genética, el conocimiento y su vinculación con el desarrollo con pasión y de una forma clara y concisa que consigue sorprender y cautivar a audiencias de todo el mundo.

"La mejor manera de predecir el futuro es ... construirlo"

El tema de su conferencia fue "La mejor manera de predecir el futuro es ... construirlo", en la que se refirió precisamente a las inquietudes que oscilan en todos los ámbitos por la incertidumbre que ha provocado la pandemia del coronavirus, no solo en nuestro país sino, en general, en todo el mundo.

La videoconferencia se orientó en como pensamos el futuro y hacia dónde vamos, pensando en tres cosas fundamentalmente, primeramente, en cómo se tiene que enfrentar el corto plazo, luego que hacer para el mediano plazo, y finalmente que debemos hacer para un largo plazo: y en esos términos como encarar la pandemia del COVID-19, la crisis económica que se deriva de ella,  posteriormente el tema de la seguridad y finalmente la ciencia y el conocimiento.

En su opinión considera que lo que hemos visto en México en las últimas décadas es que para problemas y crisis como la que hoy enfrentamos han faltado una buena política pública para resolver situaciones adversas. Señaló “Bien decía nuestro entrañable amigo y maestro Jesús Silva-Herzog, para ser un buen político se requiere una buena política”. Ahora, precisamente para enfrentar la pandemia del coronavirus se requiere de una buena política pública que vaya ligada a la ciencia y dirigida por buenos políticos. Y sobre este tema existe una mala idea entre la gente de que para enfrentar el virus requerimos necesariamente de una vacuna, o una buena medicina, y en este sentido, los políticos, con estas creencias, que no conciben una buena política científica, terminan matando a cientos de miles de personas, y hasta millones.

TENDENCIAS Y EXPECTATIVAS

Comentó que haciendo un análisis de lo que ha pasado en estos últimos tres meses en los Estados Unidos,  resulta un nefasto balance, siendo el país con más número de casos en el mundo, sumando 4.5 millones, y 154,000 decesos; precisamente por no tener una buena política pública sanitaria para combatir esta crisis epidemiológica de forma coordinada a nivel nacional y estatal. Agregó que han faltado políticos a la altura de esta crisis humanitaria que supieran enfrentarla y las consecuencias han privado de la vida a cientos de miles de estadounidenses; no precisamente porque no exista la vacuna, simplemente porque no han sabido enfrentarla con una buena política pública sanitaria como si lo han hecho y logrado otros países que la han controlado. Ha faltado liderazgo político capaz y eficiente, que finalmente termina siendo la consecuencia de una extrema calamidad sanitaria que muchos países, como Estados Unidos, México y Brasil están padeciendo.

Señaló que es frustrante ver políticos que, en lugar de hacerle caso a las recomendaciones científicas, van en contra de ellas, anteponiendo sus intereses políticos al bienestar y la salud de la población. Es el caso preciso en Estados Unidos, donde no se tiene al político o la clase política adecuada. Insistió, no precisamente por falta de la vacuna. Lo más lamentable es que ahora, en esta fecha, 30 de Julio, la pandemia en ese país está fuera de control y avanza irremediablemente por todo el territorio norteamericano. La magnitud de la gravedad es mayor de lo que nos imaginamos, 20 veces más que en toda la Unión Europea. Una crisis sanitaria sin precedentes en la nación económicamente más poderosa del mundo.

MEXICO EN EL CONTEXTO

Pero lo alarmante para México, de la situación de lo que está sucediendo en Estados Unidos por esta pandemia incontrolable, es que el 60 por ciento de los casos que se están presentando en el sur de ese país, la mayoría de estos se están dando en estados vecinos con nuestra frontera, con el agravante de que el reciente huracán Hanna, complica aún más la crisis sanitaria en el estado de Texas, y por consiguiente persiste la amenaza de propagarse a ciudades fronterizas colindantes con nuestro país. En el Estado de California los contagios están peor que Sudáfrica y Brasil. Prácticamente la frontera de México con Estados Unidos está incendiada por el coronavirus y va a ser muy difícil que nuestro país no enfrente consecuencias y contagios alarmantes. El alza de infecciones en Arizona, California, Florida y Texas este mes desbordó a los hospitales. El aumento obligó a los estados a dar marcha atrás en la reapertura de sus economías, que fueron restringidas por cierres y confinamientos en marzo y abril para ralentizar la propagación del virus.

También, en este contexto, el biotecnólogo refirió que puede haber casos en que algunos países estén escondiendo y no revelando las muertes y contagios reales. Y los muertos que se dieron hoy, son infecciones que se dieron hace 30 días. Lo que vemos hoy, es lo que paso hace 30 días. Hace un mes México, Brasil y Argentina empezaron a exceder las cifras de muertes y contagios, lo que demuestra que hay mal manejo político de la pandemia. En esta semana, México y Brasil están excediendo los conteos de Estados Unidos. Así que cuando uno quiere predecir el futuro, uno tiene que ver cuando se dieron las infecciones y cuál va a ser el impacto dentro de 30 días. Observando la magnitud de las tendencias. Hay 460 veces más casos en México que en España.

Y viendo la situación actual que estamos refiriendo, cuando estamos distraídos viendo lo que sucede en otras esferas sociales y económicas, de seguridad y violencia, y luego volteamos a ver la realidad sobre lo que está aconteciendo y gestando por esta pandemia, cambia la visión y la confianza que se tiene del gobierno, pudiendo convertirse en un terremoto político como sucedió con el gobierno de Miguel de La Madrid luego del terremoto de 1985.

PRONOSTICOS SOBRE MEXICO

Hay políticos que al no poder detener la epidemia  optaron por decir que se buscaría  la inmunidad de rebaño,  esa es una estrategia que tomaron Inglaterra, Suecia y Holanda, pero que no les funcionó pero que frente al resultado corrigieron el Rumbo. Comentó que de acuerdo a estimaciones científicas en el caso de México, se puede estimar que el 70 por ciento de la población puede llegar a  infectarse , lo que representaría que, conforme a la estadística, de acuerdo con la población actual y la tasa de mortalidad, 88 millones de mexicanos se infecten lo que implicaría que 4 millones podrían llegar a morir. El sistema hospitalario se colapsaría, no habría espacio para atender otro tipo de enfermedades como diabetes, cáncer, infartos, y otras enfermedades por darle prioridad al coronavirus. Y el impacto económico ante este escenario sería catastrófico.

Pero, cuál sería la buena noticia frente a este escenario. Pues la buena noticia sería que no es necesario esperar una vacuna, tampoco esperar un milagro; simplemente se necesita un liderazgo y voluntad política para que la mayoría respete las disposiciones y restricciones sanitarias, observe la sana distancia, use la mascarilla, se laven frecuentemente las manos. Pero si no se tiene ese liderazgo político para hacerlas cumplir, las proyecciones a corto y mediano plazo seguirán siendo negativas. Es necesario y fundamental que la población cumpla con estas disposiciones.

Como segunda observación, es esencial una política pública sanitaria nacional, que se observe en todos los estados, no solamente por los estados en crisis.  En el caso de los estados, si uno de ellos está en plena crisis y sigue abierto a otros estados, entonces los contagios se propagan. No puede ser que un estado imponga ciertas restricciones, y su estado vecino no las tome en cuenta. Se debe establecer un manejo uniforme de esta crisis y que las políticas y observancias que se impongan se respeten en todos los estados. Esa misma necesidad de coordinación debería de darse a nivel Federal y Estatal en las fronteras norte y sur de nuestro país.

POLITICA ECONOMICA

En cuanto a la economía del país, Enriquez Cabot, mencionó que hoy parece haber una obsesión como nunca hubo de evitar déficits, no apoyar a las empresas,  evitar subsidios,  esta determinación ha sido llevado a tal extremo que posiblemente quiebre la economía de nuestro país a mediano plazo, porque si bien puede ser cierto que el gobierno debe procurar cierta austeridad, este no es el momento para ser austero. Ahora es cuando más se requiere apoyar a las empresas para que, al no quebrar, subsistan los empleos y la economía no se estanque como ya está sucediendo. Parecería que casi estamos en un ciclo de final de sexenio, pero al principio del sexenio, y esto tendrá consecuencias en el largo plazo. Es alarmante el número de empleos que se han perdido en estos últimos 4 meses, que según estimaciones son más de 10 millones.

A los empresarios, sobre crisis, les diría que sean solidarios con sus empleados y traten de sobrevivir en una alberca que está llena de coronavirus. Es encomiable la actitud de muchas empresas al no despedir a sus trabajadores y mantenerles sus salarios para que puedan subsistir y asegurar su alimentación. En cambio, es reprobable la conducta que ha asumido otros patrones que niegan la pandemia e incitan a sus empleados a seguir trabajando sin importar los riesgos de contagio.

También, es aconsejable que, en la medida de lo posible, las empresas puedan proporcionar a sus empleados medios de transporte privados y seguros para evitar que se contagien en medio de la gente que usa el transporte urbano que por lo general suelen estar saturados y dentro de ellos haber muchos contagiados.

En cuanto al gobierno, más que apretar la austeridad, debería apoyar a las empresas, reduciendo impuestos, otorgándoles créditos de subsistencia y otorgando plazos para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, tal como lo están haciendo casi todos los países que enfrentan la misma crisis sanitaria. Si se ahogan y mueren las empresas, mueren también los empleados, y México podría convertirse en otra Venezuela.

INSEGURIDAD

Después de abordar el tema sobre la economía del país y la desigualdad comparativa con otros países, la crisis económica nos lleva a otro tema, el de la inseguridad, en donde, como nunca, la delincuencia y el crimen organizado está confrontando al Estado. Tengo ideas de que hacer para enfrentar la crisis sanitaria del COVID, tengo ideas de que hacer en términos económicos, tengo también algunas ideas de que hacer en términos de política, pero confieso que en este tema de la inseguridad no tengo ni idea que hacer en este caso, y espero que alguien si la tenga, porque si este tema no se resuelve, no va a haber inversiones, van a haber migraciones, fuga de capitales  y va a ser muy difícil reconstruir el país a largo plazo. A nadie le va a interesar invertir en nuestro país con tan alto agrado de violencia e inseguridad. Esta crisis no tiene fondo, hay que nadar para sobrevivir. Atacando la corrupción se ataca directamente al crimen organizado que subsiste gracias a ella, sobre todo cuando se encuentra infiltrada en los altos mandos que se suponen están para combatirla.

LA CIENCIA EN PRIMER PLANO

Y en un último tema, Enriquez Cabot, se refirió al tema científico. La gasolina fundamental para construir un país es la ciencia. Un país genera futuro, empleo, riqueza, en base a la construcción, más que deshacer proyectos, es hacerlos. El tema científico ha sido ignorado en nuestro país. Grandes economistas, tecnócratas, creadores de ciudades, nunca nos expusieron que la gasolina del crecimiento de un país, aparte de la seguridad, la buena política, manejo sensato de las finanzas, es la ciencia. Por ello, cuando hablamos de construir refinerías, invertir y desarrollar el campo, vamos en contracorriente de la dirección a dónde va el mundo; seguimos estancados y no estamos viendo ni el presente ni el futuro, estamos apostando al petróleo cuando las energías eólicas y solares se están desarrollando en países industrializados.  Las energías limpias  acabaran con las energías, sucias.

Citando un ejemplo, Corea del Sur con la mitad de población que México, está produciendo una cantidad en manufacturas cuatro veces más que nuestro país. Otro ejemplo, cuatro compañías tecnológicas, Apple, Amazon, Alphabet y Facebook, producen 1.3 trillones de dólares anuales, y México, con 126 millones de habitantes, produce solo 1.2 trillones, el equivalente a lo que produce una sola compañía como Apple.  Esto nos lleva a concluir que, si no hay una política pública  para desarrollar compañías de conocimiento científico, el crecimiento y la actividad económica seguirán estancadas. En China, dos compañías tecnológicas, Baidu y Tencent producen y son más grandes que toda la economía de México. Y así, como estas menciones, hay países que han salido adelante y superado sus problemas y crisis como el COVID, económicas, de seguridad, con una buena política pública, países que son manejados por ingenieros y científicos, no por malos políticos.

Es urgente apoyar y estimular a las actividades sobre la ciencia y la tecnología. En Conacyt no debería haber nadie que no sepa conducirla. Si no se reconoce el talento de emprendedores y científicos, si no se invierte en talentos, estos van a irse a otros países.

Ahora que se está rompiendo la cadena comercial entre  China y los Estados Unidos, debemos aprovecharla y abrirnos a los chinos, traer a los mejores urbanistas, científicos y tecnólogos para que nos compartan sus conocimientos y desarrollen en nuestro país nuevos proyectos futuristas. A las maquiladoras en la frontera, aumentarles el valor agregado, fabricar aquí los componentes que están importando. A cadenas de producción extranjeras invitarlas a que se establezcan en nuestro país. Podemos importar tecnologías, científicos, que vengan a construir ciudades y establecer empresas científicas tecnológicas. En fin, hay tantas ideas y opciones para impulsar la economía nacional y sacarla del estancamiento, evitar que se hunda más.  Señaló que no hay que inventar el hilo negro, hay que tomar ejemplos y experiencias de otros países que han salido adelante en todo tipo de crisis. Pero si no hay claridad de propósitos, no podremos concebir un mejor futuro. No se puede imaginar ni crear el futuro.

Para concluir, enfatizó que ¡si se puede! reconstruir México. No es complicado, requiere solo de buenas políticas públicas para salir adelante y superar problemas y pandemias. Si no hay esas buenas políticas nos van a costar cientos de miles de vidas. Se puede, si se hacen bien las cosas y evitando los discursos populistas contradictorios.

SOLUCIONES

Pero, por ahora, en la conclusión de  la videoconferencia, Enriquez Cabot, subrayo que lo primordial es atacar la pandemia del coronavirus, y eso requiere una política pública nacional que no es complicada, y para ello solo basta y repetir: lávense las manos, usen los cubrebocas y distánciense socialmente, y eso implica también cuidar las fronteras y los límites de los territorios estatales, sobre todo en aquellos estados con mayor índice de contagios. Finalmente, cuidar y vigilar la frontera con Estados Unidos, el país más contagiado del mundo y la mayor amenaza de contagios para México. Es importante construir la confianza en uno al otro, con políticas laborales congruentes, normas y restricciones de viaje, tolerancia con los trabajadores enfermos, políticas sencillas de interés propio y de los demás, de sentido común, no de ciencia. Es increíble que México este haciendo las cosas tan mal para combatir la epidemia. Y esta no se detendrá sin el confinamiento masivo regulado por una política nacional de salubridad. Habría que adoptar el confinamiento estilo europeo.



JMRS
Utilidades Para Usted de El Periódico de México