Panorama Norteamericano

Dos candidatos y tres moderadores: así serán los debates de las elecciones en Estados Unidos

2020-09-21

El primer debate de las elecciones generales, el 29 de septiembre, será moderado por el...

Por Michael M. Grynbaum | The New York Times

El presidente Donald Trump y Joe Biden debatirán con un solo moderador en cada uno de sus tres encuentros, anunció el 2 de septiembre la Comisión de Debates Presidenciales.

El primer debate de las elecciones generales, el 29 de septiembre, será moderado por el presentador de Fox News Sunday, Chris Wallace. Wallace recibió altas calificaciones por su debut en el debate en 2016 y es conocido por su agudo estilo como entrevistador. Con frecuencia ha sido criticado por el presidente Trump en Twitter.

El segundo debate, el 15 de octubre, será moderado por Steve Scully, editor político de C-SPAN, quien se desempeñó como moderador alterno para los debates de 2016.

Kristen Welker, la corresponsal de NBC News para la Casa Blanca y copresentadora del programa de fin de semana Today, moderará el tercer debate, el 22 de octubre. Será la primera vez que modere un debate de elecciones generales.

La periodista Susan Page, jefa del buró en Washington del diario USA Today, moderará el debate presidencial entre Mike Pence y la senadora Kamala Harris, el 7 de octubre.

La comisión de debate, un grupo no partidista que ha supervisado todos los debates de las elecciones generales desde 1987, tiene la exclusiva discreción de escoger a los moderadores, y a los candidatos presidenciales no se les permite vetar las elecciones.

Sin embargo, es inevitable que haya cierta negociación astuta. El criterio principal de la comisión son las habilitadas periodísticas y la capacidad de dirigir con confianza una emisión televisiva nacional. Pero los organizadores también prefieren que ninguna de las campañas se oponga a cualquiera de sus elecciones.

Es posible que la comisión de debate no logre su objetivo este año.

El director de comunicaciones de Trump, Tim Murtaugh, emitió un comunicado el mismo 2 de septiembre en el que afirmaba, sin pruebas, que “algunos” de los moderadores elegidos “pueden ser identificados como claros oponentes del presidente Trump” y acusaba a Biden de “tener un compañero de equipo en el escenario”.

Murtaugh no dijo a cuál de los moderadores acusaba de parcialidad, y la campaña de Trump no lo aclaró cuando se le pidió un comentario adicional. También escribió que las opciones “no son los moderadores que hubiéramos recomendado si se hubiera permitido que la campaña tuviera alguna aportación”. De hecho, la comisión de debate nunca permite que las campañas asesoren formalmente sobre las elecciones de los moderadores.

La campaña de Biden también emitió una declaración, en la que decía que el candidato demócrata “espera con interés participar en los debates establecidos por la comisión, independientemente de quiénes sean los moderadores elegidos independientemente”.

La selección de Wallace puede provocar a Trump, que ha criticado la cobertura del presentador de Fox News en el pasado, aunque el presidente también se sentó para una entrevista con él en la Casa Blanca en julio. La semana pasada, en un mitin en Nuevo Hampshire, Trump se burló de Wallace por “falta de talento” y comparó desfavorablemente al presentador con su padre, la leyenda de 60 Minutos, Mike Wallace, quien murió en 2012.

En agosto, el abogado de Trump, Rudolph Giuliani, envió una lista de 24 periodistas “para su consideración” por la comisión de debate. Aproximadamente el 40 por ciento de sus sugerencias estaban afiliadas a Fox News y Fox Business. El nombre de Wallace no estaba entre ellas.

Finalmente, nadie de la lista de Giuliani fue seleccionado.

Ningún periodista de la CNN —la organización de noticias que es posiblemente el blanco más frecuentes de los ataques de Trump a los periodistas— entró a la selección este año. Uno de los presentadores de la red, Anderson Cooper, fue co-moderador en 2016.

Scully, de C-SPAN, es un respetado locutor cuya red es conocida por su cobertura que premia el no partidismo por encima de la erudición. (Puede que a algunos espectadores les resulte familiar su programa de llamadas, Washington Journal, en el que escucha impasible cómo las personas que llaman expresan largas opiniones políticas).

Welker, de NBC News, es la segunda periodista negra que actúa como moderadora en solitario de un debate presidencial, después de Carole Simpson, de ABC, en 1992; ha informado sobre la Casa Blanca desde 2011. Page, de USA Today, es una veterana periodista de la Casa Blanca que ha cubierto seis administraciones presidenciales y ha escrito una biografía de Barbara Bush.

Cada debate dura 90 minutos y está programado para salir al aire a las 9 p.m., hora de Nueva York, sin interrupciones para comerciales. Un promedio de 74 millones de personas vieron los tres enfrentamientos entre Trump y Clinton en 2016, con mucho la mayor audiencia en vivo de la campaña de los candidatos.

Además de hacer malabarismos con los candidatos presidenciales en el escenario, los moderadores son los únicos responsables de elegir las preguntas y los temas para el primer y el tercer debate. El segundo debate, que está previsto que se celebre en Miami, sigue un formato de cabildo en el que los residentes del sur de la Florida plantean las preguntas; los moderadores son responsables del seguimiento y de facilitar el debate.

“Cada persona aporta un gran profesionalismo a la moderación y entiende que el propósito de los formatos de debate de 20202 es facilitar la discusión en profundidad de los temas principales”, escribieron en una declaración los copresidentes de la comisión, Frank J. Fahrenkopf Jr., Dorothy S. Ridings y Kenneth Wollack.



Jamileth
Utilidades Para Usted de El Periódico de México