Tras Bambalinas

Las mentiras en redes sociales exacerban el conflicto palestino-israelí

2021-05-15

Al menos eso es lo que el portavoz de Netanyahu, Ofir Gendelman, dijo que el video retrataba. Pero...

Sheera Frenkel, The New York Times

En un video de 28 segundos, publicado en Twitter esta semana por un portavoz del primer ministro, Benjamin Netanyahu de Israel, los militantes palestinos de la Franja de Gaza parecen lanzar ataques con cohetes contra los israelíes desde zonas civiles densamente pobladas.

Al menos eso es lo que el portavoz de Netanyahu, Ofir Gendelman, dijo que el video retrataba. Pero su tuit con las imágenes, que se compartió cientos de veces a medida que el conflicto entre palestinos e israelíes se intensificaba, no era de Gaza. Ni siquiera era de esta semana.

En cambio, el video que compartió, que puede encontrarse en muchos canales de YouTube y otros sitios de alojamiento de videos, era de 2018. Y según los subtítulos de las versiones más antiguas de las imágenes, mostraban a militantes disparando cohetes no desde Gaza, sino desde Siria o Libia.

El video era solo una de las informaciones erróneas que han circulado por Twitter, TikTok, Facebook, WhatsApp y otras redes sociales esta semana sobre el aumento de la violencia entre israelíes y palestinos, mientras se reportaba que las fuerzas militares terrestres israelíes atacaban Gaza a primera hora del viernes. La información falsa ha incluido videos, fotos y fragmentos de texto que supuestamente procedían de funcionarios del gobierno de la región, con publicaciones que a principios de esta semana afirmaban sin fundamento que los soldados israelíes habían invadido Gaza, o que las turbas palestinas estaban a punto de arrasar los tranquilos suburbios israelíes.

Las mentiras se han amplificado al ser compartidas miles de veces en Twitter y Facebook, extendiéndose a grupos de WhatsApp y Telegram que cuentan con miles de miembros, según un análisis de The New York Times. El efecto de la desinformación es potencialmente mortal, según los expertos en desinformación, ya que influye en las tensiones entre israelíes y palestinos cuando las sospechas y la desconfianza ya son altas.

“Gran parte son rumores y teléfono descompuesto, pero circulan en este momento porque la gente está desesperada por compartir información sobre el desarrollo de la situación”, dijo Arieh Kovler, analista político e investigador independiente en Jerusalén que estudia la desinformación. “Lo que lo hace más confuso es que se trata de una mezcla de afirmaciones falsas y cosas auténticas, que se atribuyen al lugar o al momento equivocado”.

Twitter y Facebook, propietarias de Instagram y WhatsApp, no respondieron a las solicitudes de comentarios. Christina LoNigro, una portavoz de WhatsApp, dijo que la compañía había puesto límites a la cantidad de veces que la gente podía reenviar un mensaje como una forma de frenar la desinformación.

TikTok dijo en un comunicado: “nuestros equipos han trabajado rápidamente para retirar la desinformación, los intentos de incitar a la violencia y otro contenido que viola nuestras normas comunitarias y seguirán haciéndolo”.

El Times encontró varias piezas de desinformación que esta semana se difundieron en grupos de WhatsApp de vecinos y activistas israelíes y palestinos. Uno de ellos, que aparecía como un bloque de texto en hebreo o un archivo de audio, contenía una advertencia de que las turbas palestinas se preparaban para atacar a los ciudadanos israelíes.

“Vienen los palestinos, padres protejan a sus hijos”, decía el mensaje, que señalaba específicamente varias zonas suburbanas al norte de Tel Aviv. Miles de personas se encontraban en uno de los grupos de Telegram en los que se compartió el mensaje; el mensaje apareció después en varios grupos de WhatsApp, que tenían entre decenas y cientos de miembros.

La policía israelí no respondió a una solicitud de comentarios. No hubo informes de violencia en las zonas mencionadas en el mensaje.

En otro mensaje de principios de esta semana, escrito en árabe y enviado a un grupo de WhatsApp con más de 200 miembros, se advertía que los soldados israelíes estaban listos para invadir la Franja de Gaza.

“La invasión se acerca”, decía el texto, que instaba a la gente a rezar por sus familias.

Las fuentes de noticias en árabe y hebreo también parecían amplificar algunas informaciones erróneas. Varios medios de comunicación israelíes hablaron recientemente de un video que mostraba a una familia caminando hacia un funeral con un cuerpo envuelto y lo dejaba caer cuando sonaba una sirena de la policía. Las organizaciones de noticias citaron las imágenes como prueba de que las familias palestinas celebraban funerales falsos y exageraban el número de personas muertas en el conflicto.

De hecho, las imágenes aparecieron en YouTube hace más de un año y al parecer mostraban a una familia jordana celebrando un funeral falso, según la información que acompaña al video original.

Esta semana también han circulado en sitios de noticias en lengua árabe clips de otro video en el que se ve a judíos religiosos rasgándose las vestiduras en señal de devoción. Los clips se citaron como prueba de que los judíos estaban fingiendo sus propias heridas en los enfrentamientos en Jerusalén.

Eso era falso. El video había sido subido a WhatsApp y Facebook varias veces a principios de este año, según el análisis del Times.

Existe un largo historial de difusión de desinformación entre grupos israelíes y palestinos, con falsas afirmaciones y conspiraciones que se disparan en los momentos de mayor violencia en la región.

En los últimos años, Facebook ha eliminado varias campañas de desinformación de Irán destinadas a avivar las tensiones entre israelíes y palestinos. En 2019 Twitter también eliminó una red de cuentas falsas que se utilizaba para desprestigiar a los opositores de Netanyahu.

El video borroso que Gendelman compartió en Twitter el miércoles, que supuestamente mostraba a militantes palestinos mientras lanzaban ataques con cohetes a los israelíes, fue eliminado el jueves después de que Twitter lo etiquetara como “contenido engañoso”. El despacho de Gendelman no respondió a una solicitud de comentarios.

Gendelman parece haber tergiversado el contenido de otros videos. El martes, publicó en Twitter imágenes en las que se veía a tres hombres adultos a los que se les ordenaba tumbarse en el suelo, con sus cuerpos dispuestos cerca de una multitud cercana. Gendelman dijo que el video mostraba a los palestinos colocando los cuerpos para hacerse una foto.

Kovler, que rastreó las imágenes hasta su fuente, dijo que había sido publicado en marzo en TikTok. El texto que lo acompañaba decía que las imágenes mostraban a personas que practicaban para un simulacro de bomba.



JMRS