Cultura

“La ronda nocturna” de Rembrandt se agranda gracias a la IA

2021-06-23

El museo siempre supo que la pintura original era más grande, en parte gracias a una...

Por MIKE CORDER

ÁMSTERDAM (AP) — Uno de los cuadros más grandes de Rembrandt van Rijn acaba de hacerse un poco más grande.

Mediante el uso de inteligencia artificial, el Museo Nacional de Ámsterdam pudo recrear partes de la emblemática pintura “La ronda de noche” (también conocida como “La ronda nocturna”), que fueron cortadas 70 años después de que Rembrandt la terminara.

Las tiras impresas ahora cuelgan al ras de los bordes del cuadro de 1642 en la Galería de Honor del museo. Su adición le devuelve a la obra el punto focal descentrado que pretendía originalmente el maestro rebelde del Siglo de Oro, Rembrandt.

“Ahora puede respirar”, dijo el miércoles el director del museo, Taco Dibbits, a The Associated Press.

Los dos personajes principales del abarrotado cuadro, el capitán Frans Banninck Cocq y el teniente Willem van Ruytenburch, ocupan un lugar central en la obra cortada. Con las nuevas adiciones digitales, particularmente una franja a la izquierda de la pintura que presenta a dos hombres y deja en claro que un niño está mirando por encima de una balaustrada, las figuras principales efectivamente se desplazan hacia la derecha.

“Realmente le da a la pintura una dinámica diferente”, dijo Dibbits. “Y lo que nos enseñó es que Rembrandt nunca hace lo que uno espera”.

El museo siempre supo que la pintura original era más grande, en parte gracias a una réplica contemporánea mucho más pequeña, atribuida a Gerrit Lundens.

Los investigadores y restauradores que han estudiado minuciosamente la obra durante casi dos años utilizando escáneres de alta tecnología, rayos X y fotografía digital, combinaron la gran cantidad de datos que generaron con la copia de Lundens para recrear e imprimir las tiras faltantes.

“Hicimos una foto increíblemente detallada de ‘La ronda de noche’ y, a través de la inteligencia artificial o lo que ellos llaman una red neuronal, le enseñamos a la computadora qué colores usó Rembrandt, cómo se veían sus pinceladas”, dijo Dibbits.

El aprendizaje automático también permitió al museo eliminar las distorsiones en perspectiva que están presentes en la copia de Lundens porque el artista estaba sentado en una esquina mientras pintaba el cuadro de Rembrandt.

La razón por la que se recortó el retrato de grupo de 1642 de una milicia civil de Ámsterdam es simple: se trasladó de la casa club de la milicia al ayuntamiento y allí no encajaba en una pared entre dos puertas. La cortaron con tijeras y la pintura adquirió las dimensiones que se conocen desde hace siglos. El destino de las piezas de lienzo que se cortaron sigue siendo un misterio.

La recreación digital que se exhibirá en los próximos meses es parte de un proyecto de investigación y restauración llamado “Operación Ronda Nocturna” que comenzó hace poco menos de dos años, antes de que la pandemia vaciara los museos durante meses.

Bajo las relajaciones de la cuarentena del COVID-19 en Holanda, el museo puede recibir a más visitantes de este fin de semana, pero sólo a alrededor de la mitad de su capacidad normal.

Durante el proyecto de restauración, la pintura se colocó en una sala de vidrio especialmente diseñada y se estudió con un detalle sin precedentes, desde el lienzo hasta la capa final de barniz.

Entre ese montón de datos, los investigadores crearon la fotografía más detallada jamás hecha de la pintura al combinar 528 exposiciones digitales.

La última vez que la pintura fue restaurada de manera significativa fue hace más de 40 años, luego que un hombre la cortó con un cuchillo, y ya muestra comienzos de decoloración en algunas partes del lienzo.

Dibbits señaló que las nuevas adiciones impresas no tienen la intención de engañar a los visitantes para que piensen que la pintura es más grande, sino para darles una idea clara de cómo se suponía que se veía.

“Rembrandt definitivamente lo habría hecho de una manera más hermosa, pero esto se acerca mucho”, dijo.



Jamileth