Deportes

Enrique Bonilla: “Estoy convencido de que no hay corrupción en el fútbol mexicano”

2019-03-15

Bonilla, licenciado en Administración de empresas y con 15 años en la...

Diego Mancera | El País

Toluca.- La Liga MX ha llegado a cien de torneos en 76 años de profesionalismo. Enrique Bonilla (Ciudad de México, 1958), su presidente, la considera la mejor de América por su “capacidad económica, operativa, administrativa, en infraestructura”. Los clubes mexicanos han seducido a decenas de futbolistas sudamericanos e incluso a entrenadores como Diego Armando Maradona. Bonilla, licenciado en Administración de empresas y con 15 años en la Federación Mexicana de Fútbol, atiende a EL PAÍS en sus instalaciones donde se mezcla toda una variedad de campos y un laboratorio tecnológico que genera estadísticas para los clubes del país.

Pregunta. ¿Cómo explica que muchos jugadores jóvenes de Sudamérica vengan primero al fútbol mexicano a probar suerte, antes de ir a Europa?

Respuesta. Esta es una Liga que tiene dos grandes virtudes: es muy competitiva y es una Liga muy bien pagada. Los sueldos que se pagan en esta Liga no se pagan en el resto del continente, a lo mejor en Brasil y uno que otro jugador en Estados Unidos.

P. La Liga MX tiene una estructura de torneos juveniles paralelos a la Primera División desde los 13 hasta los 20 años…

R. Ese es otro de los factores que nos distingue del resto del mundo. Somos la única Liga donde tenemos en paralelo a la sub 20 y a la sub 17. Esto no pasa en ninguna parte, este es un esfuerzo muy importante que se hace por parte de los inversionistas de nuestros clubes para desarrollar el fútbol mexicano, para darle mayores oportunidades de competencia a los jóvenes mexicanos.

P. ¿No resulta contradictorio que, pese a contar con toda esta estructura, México no sea un exportador masivo de jóvenes hacia Europa?

R. No, porque esta es una Liga bien pagada. Los jóvenes en México ganan un dinero que los jóvenes en Argentina no ganan. Y esto hace que se queden en México. Los sueldos que aquí se pagan, no se pagan en Europa a las edades de estos jóvenes.

P. Más allá del salario, ¿por qué cree que no salen tantos jugadores jóvenes?

R. La salida es, básicamente, por esa comodidad que te da ganar bien en tu país, estar cerca de tu casa. Salvo casos extraordinarios, el resto es muy difícil que les puedan llegar al precio que tienen aquí.

P. Hay futbolistas en México que aseguran que los directivos de los clubes les impiden salir a clubes europeos o a otros sitios. ¿Qué opina de eso?

R. Esos son mitos. Es tan fácil como cuando un jugador que no tiene contrato se puede ir a cualquier parte del mundo a contratarse con quien quiera. Ellos están acostumbrados a que el directivo es el que les haga el trabajo, que sea el directivo el que les consiga adonde ir a jugar. El caso es que ellos [los futbolistas] tienen que contratar a un promotor y este les cobra el 30, 40 o 50% de su sueldo. Ese es el verdadero problema: esos promotores que abusan del jugador. Y que como no le consiguen el lugar en alguna parte lo achacan al directivo. El problema es que no les hacen esas ofertas.

P. ¿Cree que estos promotores o agentes de futbolistas sean un problema para el salto a Europa para los jóvenes mexicanos?

R. Salvo excepciones, que son esos agentes que están registrados aquí, que se toman la molestia de presentar un examen, una fianza, de demostrar su profesionalismo. Hay mucho charlatán que abusa de los jóvenes, que abusa del jugador ofreciéndoles situaciones que no van lograr nunca. A cambio de ello, les cobran verdaderas fortunas.

P. ¿Desde la Liga MX seguirán apostando por dos torneos cortos por cada temporada?

R. Las encuestas que tenemos de empresas independientes nos dicen que a la afición le gusta nuestro formato, la fase final. Estamos para llevarles una alegría.

P. ¿Eso no contrarresta los proyectos a futuro de los entrenadores, de los jóvenes?

R. La vida es una competencia diaria.

P. En octubre de 2017 nació la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales con el argumento de defender sus derechos laborales. Ellos acusan ciertos malos tratos de los directivos. ¿Qué opinión tiene?

R. Es un movimiento que vimos nacer, que inclusive participamos en su nacimiento apoyando desde nuestra trinchera. Lo que tenemos que ver todos es que tenemos que trabajar por el bien del fútbol. Ellos están en su derecho de juntarse, de solicitar condiciones determinadas de trabajo y al mismo tiempo están conscientes de que deben ofrecer a cambio el mejor desempeño de sus agremiados. Es una relación ganar-ganar.

P. ¿Usted tuvo constancia de que algún futbolista se le presionara por firmar un contrato?

R. No. No me ha tocado verlo. Sí puedo decir que en muchos casos los jugadores que se iban a quedar sin contrato eran promovidos por los clubes en los que habían estado y los recomendaban para que fueran contratados. ¿Presionarlos para obligarlos a firmar? Eso no. Pero eso no quiere decir que no haya existido.

P. Los futbolistas acusaban que se sentían limitados por el régimen de transferencias, que se reducía a solo dos días.

R. Eso es ignorancia. El régimen de transferencias es de 12 semanas. Que ellos o un grupo de jugadores de nivel medio no alcanzaran y el último día estuvieran buscando la oportunidad… Eso es muy diferente. Nunca he visto a los jugadores que rinden al 100% quejarse de esta situación.

P. ¿Qué opinión le merece la investigación de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) a los clubes mexicanos por presuntas prácticas monopólicas?

R. Es un proceso que se está siguiendo, nosotros somos siempre respetuosos de las leyes mexicanas. Apoyaremos en lo que se tenga que apoyar y estaremos presentes cuando así lo considere la Cofece.

P. Con respecto al club Tiburones Rojos de Veracruz, la Liga MX realizó una auditoría por el caso de dobles contratos para los jugadores para evadir impuestos.

R. Se está trabajando de cerca con el señor Fidel Kuri [el presidente del equipo]. Se está llegando a conclusiones. En un futuro próximo tendrán noticias.

P. ¿Cree que haya corrupción en el fútbol mexicano?

R. Estoy convencido de que eso no ha sucedido. Los jugadores se entregan al 100 %. Eso no quiere decir que no estemos pendientes de situaciones que se pudieran dar. Tenemos un área de seguimiento de ese tipo de operaciones. Hasta el momento tengo la certeza de que no hay nada.

P. ¿Nada en todas las demás divisiones?

R. No puedo opinar por ellos, pero sí puedo opinar por la Liga, por el Ascenso, por las básicas, por la femenil. Y ahí puedo decir con certeza que no existe corrupción.

P. Esta temporada, el equipo que descienda deportivamente puede pagar una multa para evitarlo. ¿No cree que eso le quita la esencia al juego?

R. Eso lo tiene perfectamente claro la asamblea de dueños. Se decidió que el número de clubes para la Liga MX debería ser de 20 y para lograrlo de manera cuasi deportiva era hacerlo de esta manera.  El club que descienda tendrá una segunda oportunidad solo hasta que se den los 20 clubes. Y cuando se dé, se quitará esa regla y regresará el ascenso y descenso tradicional.

P. ¿Por qué es tan importante para la Liga el requisito de tener un estadio de 20,000 lugares para los clubes que quieran ascender? En España hay clubes en Primera División con una capacidad menor.

R. Eso ya bajó a 15,000. Lo que queremos es el esfuerzo parejo de todos los inversionistas: si yo estoy invirtiendo en un mejor estadio lo menos que espero es que mi socio esté en las mismas condiciones.

P. ¿Por qué la Liga voltea más hacia EE UU que a Sudamérica?

R. Nosotros tenemos una buena relación tanto hacia arriba como hacia abajo. Estoy en contacto con Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, para ver en qué condiciones nos pueden volver a invitar a la Copa Libertadores. El gran problema que existe hacia Sudamérica es que el calendario es distinto al nuestro. Tengo la certeza de que regresaremos.

P. ¿Por qué México tardó hasta 2017 para formar la primera Liga femenina profesional?

R. Es una Liga que cuesta muchísimo dinero. Es deficitaria. Ahora es el momento en el que los inversionistas están poniendo el dinero para que se desarrolle. Ha resultado un éxito. La afición está respondiendo, aunque sean entradas gratis, muchas de ellas. Las Ligas europeas tienen muchísimos años más que nosotros y allá las futbolistas no juegan en los estadios principales. No tienen el trato del primer equipo, como lo tienen en México. El esfuerzo que estamos haciendo para consolidar nuestra Liga tenía que esperar a su momento.



Jamileth