Deportes

La inquietante cuenta atrás de la industria del fútbol

2020-03-31

Las decisiones y las informaciones emitidas por la UEFA y sus representantes en estas dos semanas...

Por LADISLAO J. MOÑINO | El País

Madrid - 31 ABR 2020 - 12:34 CST Dos semanas después de haber creado los grupos de trabajo para tratar de cuadrar un calendario y valorar y tratar de minimizar el impacto económico producido por el parón generado por la Covid-19, la UEFA reunirá este miércoles a los secretarios generales de las 55 federaciones que componen el organismo para informar de los escenarios y las alternativas que se manejan. El fútbol europeo ha iniciado una angustiosa cuenta atrás en la que se juega el futuro del negocio tal y como se conoce ahora.

Las decisiones y las informaciones emitidas por la UEFA y sus representantes en estas dos semanas describen la incertidumbre y el pánico que genera en la industria del fútbol el terremoto financiero que supondría no poder finalizar la temporada. De la firme convicción de concluir las competiciones el 30 de junio se pasó a la suspensión sine die de las mismas. Y si entonces también se pusieron encima de la mesa, aunque sin concretarse, fechas para la final de la Europa League, el 24 de junio, y para la Champions, de tres a siete días más tarde, ahora se pone en cuarentena cualquier tipo de calendario a expensas de que las autoridades den permiso para volver a la actividad. La UEFA tenía previstos unos ingresos de unos 3,000 millones de euros por los derechos de televisión de la Champions y la Liga Europa.

c “Hay un plan A, B y C. Podemos comenzar en mayo, en junio o al final de junio. Si no podemos hacerlo en ninguna de esas tres fechas, entonces la temporada probablemente se perdería”, advirtió Ceferin.

Este último y desolador paisaje entraría en consonancia con las palabras del vicepresidente de la UEFA, el italiano Michele Uva, que alertó de la necesidad de que para el mes de julio las ligas comuniquen qué equipos las representarán en las competiciones europeas de la próxima campaña.

Tanto la Champions como la Liga Europa constan de largas fases previas de clasificación que comienzan a disputarse entre julio y agosto. “En su mayoría las juegan equipos de países para los que esos ingresos son fundamentales si logran acceder a las fases finales. Suspender las previas sería terrorífico para el fútbol de esas naciones”, dice un dirigente de la FIFA.

Entre los escenarios que se manejan, según fuentes próximas a la UEFA, también está el de acabar esta temporada, cuando se pueda, y enlazarla de inmediato con la siguiente. En este apartado, tendría mucho que decir el sindicato mundial de jugadores (Fifpro), que hasta ahora ha defendido que las vacaciones de los jugadores deben respetarse al máximo.

“La intención sigue siendo, cuando nos autoricen, acabar las temporadas como sea. Se pretende que las ligas domésticas acaben a la par que las competiciones europeas y, si no pudiera ser, que la Champions y la Liga Europa se reanuden cuando acaben las ligas sin cambiar los formatos”, admite un directivo de un club español. Según este mismo dirigente, tanto las ligas como la UEFA son conscientes de que la normalidad se instaurará de manera gradual y que entre las medidas que tomarán los gobiernos al principio estará la de evitar las aglomeraciones, es decir, los encuentros a puerta abierta, por ejemplo: “Hay que acabar, aunque sea a puerta cerrada. Debe prevalecer la integridad deportiva”.

Ayudas de la FIFA
Este tsunami económico que amenaza al fútbol europeo y mundial ha puesto en guardia a la FIFA. El máximo organismo lleva días tratando de definir un plan de ayudas a través de un fondo global de cerca de 3,000 millones de euros. Su presidente, el suizo Gianni Infantino, ha dado carta blanca para incluir los 2,500 millones de euros que la FIFA tiene como reservas, aunque internamente había quien le aconsejaba que no debían utilizarse al completo los citados fondos de reserva. Sin embargo, Infantino ha expuesto en las reuniones que ha mantenido en los últimos días que esas reservas son del fútbol mundial y que deben ser utilizadas en momentos tan críticos como el actual y los que están por llegar.

A la FIFA aún le falta por decidir cómo será la distribución. Sobre la mesa están tanto ayudas directas como las concesiones de créditos a los clubes y a las federaciones que los demanden.



regina