Deportes

Keylor Navas brilla, Bale se apaga

2021-01-27

Bale, de 31 años, ha ido de más a menos. La euforia con la que los aficionados de los...

Enrique Ortego | El País

Madrid - París es un paraíso para Keylor Navas; Londres, un infierno para Gareth Bale. En su segunda temporada, el costarricense se ha convertido en uno de los jugadores más regulares del PSG, hasta el punto que su media de puntuación, para el diario L’Équipe, es la mejor de la plantilla. Sus paradas y la llegada de Mauricio Pochettino han reafirmado su titularidad. Todo lo contrario le sucede al galés en su primer curso cedido en el Tottenham, con el que este lunes jugó su primer partido completo en un año. José Mourinho apenas cuenta con él. Hace unos días vio la luz un vídeo en el que el técnico luso se dirigía al jugador visiblemente enfadado. “¿Quieres quedarte aquí o irte al Real Madrid a no jugar?”

Bale, de 31 años, ha ido de más a menos. La euforia con la que los aficionados de los Spurs recibieron a Bale en septiembre se ha desvanecido. Primero fue una lesión de rodilla que le hizo perderse los tres primeros partidos. Su estreno contra el West Ham le dejó marcado. El Tottenham ganaba (3-0) y con él sobre el campo el encuentro acabó en empate (3-3). Un augurio de lo que estaba por venir. Mourinho no oculta su desencanto. Sus últimas palabras fueron demoledoras. “Los minutos no son algo que pueda regalar. Todos conocemos las dificultades que tuvo durante un par de temporadas; que llegó lesionado, que está un poco arriba y abajo en pequeñas cosas. Lo más importante es que sea consistente en los entrenamientos, que tenga alta intensidad y entonces estará listo no para recibir minutos, sino para ganárselos, que es distinto”.

El técnico concedió a Bale otra oportunidad este lunes en el partido de Copa contra el Wycombe, de Segunda. Por fin disputó 90 minutos y marcó un gol, el del empate, que abrió la remontada (1-4). El último duelo completo había sido el 4 de enero de 2020 (Madrid-Getafe).

    El arquero solo ha encajado siete goles en Liga y en 11 citas dejó la meta a cero.

En lo que va de temporada, Bale solo ha aparecido en 13 encuentros (713 minutos) de los 31 posibles. Nueve de titular. Cuatro goles, uno por competición. La competencia interna (Son, Lucas Moura, Bergwijn, Hojbjerg…) ha podido con su frágil moral, y ha sido incapaz de hacerse un hueco en un sistema, 4-2-3-1, que parece hecho a su medida porque podría adaptarse a cualquiera de las tres posiciones de la mediapunta, por detrás del indiscutible Kane.

En la Premier ha jugado cuatro de los 18 partidos posibles (10 convocatorias). Solo fue titular contra el West Bromwich y fue sustituido en la segunda parte. En los otros tres encuentros entró sobre la marcha. Marcó su único gol contra el Brighton. En la Liga Europa ha sido titular en los seis encuentros, pero no acabó ninguno. Marcó contra el LASK. Cuando ha estado sobre el césped, ha ocupado la banda derecha, pero su influencia en el juego ha sido mínima. Hoy por hoy, la prolongación de su cesión en el Tottenham se antoja imposible, por lo que lo normal es que a final de temporada regrese al Real Madrid, con el que tiene contrato en vigor hasta 2022.

Nada que ver con Keylor. En los últimos años, la portería del PSG siempre había estado en entredicho. Hasta en los momentos en los que el veterano italiano Sirigu era titular fijo se cuestionaban sus actuaciones. Trapp, Buffon y Areola no mejoraron el panorama y solo con la llegada de Keylor ha desaparecido la incertidumbre. El pasado curso, hasta su suspensión por la pandemia, disputó 21 partidos, recibió 18 goles y mantuvo su portería a cero en 11 ocasiones. En la presente, los números y las sensaciones son aún mejores, a pesar de que se ha perdido cinco partidos del campeonato por culpa de la pandemia, una lesión de espalda y tres descansos que le concedió el anterior entrenador, Thomas Tuchel.

En los 16 partidos de Ligue 1 solo ha recibido siete tantos y en 11 ocasiones ha dejado la puerta a cero. Registro, en las cinco grandes ligas, solo a la altura del rojiblanco Oblak, que ha disputado 18 y ha recibido ocho con las mismas porterías intactas. En la Champions, Keylor disputó los seis encuentros posibles. Encajó seis tantos y en dos mantuvo la puerta cerrada. Sus actuaciones ante el Manchester United resultaron decisivas para la clasificación para octavos del PSG. Su contrato dura hasta 2023 —tendrá 37 años— y actualmente es el sexto mejor pagado de la plantilla (11,5 millones de euros brutos).



Jamileth