Ecología y Contaminación

Tu carne asada está asfixiando a la CDMX, aún más que los incendios

2019-05-14

En el Inventario de Emisiones de 2016 en CDMX, la emisión de contaminantes por concepto de...

 

Forbes | En los primeros 133 días del año, la Contingencia Ambiental Fase I se activado cuatro veces en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), la última fue el martes 14 de mayo, debido a la gran cantidad de partículas menores a 2.5 micras, que rebasaron los 150 puntos.

De ello surgen dos interrogantes: ¿quién y cómo se asfixia a Ciudad de México y sus alrededores?

Según la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), con datos hasta 2016, en la ZMVM existen 21.4 millones de habitantes, que tienen 6 millones de viviendas. Hay, asimismo, un parque vehicular de 5.7 millones de unidades. Además, hay 2,300 industrias reguladas y 3,000 comercios regulados.

Divididos por sector, quien más energía consume (y por consiguiente, más contamina) es el transporte, seguido por la industria, los hogares, comercio y el sector agro.

Esto porque, a pesar de que se consume mayor volumen de gas que de gasolina, ésta última es más contaminante, pues representa 43.2% de la energía liberada, mientras que el gas natural y LP sumados, apenas aportan 18.2% del total.

¿Esto cómo impacta el consumo de los hogares? En el sector del transporte se encuentra tanto el de los hogares, como empresarial y el público. Según los datos de la Sedema, de los 2,322,423 vehículos que hay en la ciudad, 88% pertenecen a los hogares.

En general, los automóviles utilizan 56% de los combustibles de CDMX. Y no solo eso: son una manera poco eficiente de transportarse, pues cada vehículo es ocupado por 1.5 personas en promedio, por lo que genera 206 gramos de CO2 por kilómetro, contra 5 gramos por persona del metrobús.

¿Carne asada o incendios?

En el Inventario de Emisiones de 2016 en CDMX, la emisión de contaminantes por concepto de asados al carbón fue de 140 toneladas al año de partículas de 10 micras y 60 toneladas de partículas contaminantes de 2.5 micras.

Esto es mayor que lo generado por la industria ganadera, pero también que los incendios en estructuras y forestales juntos. También mayor que las quemas agrícolas, y la operación de aeronaves y terminales de autobuses de pasajeros.

Ante lo elevado de las emisiones de los «asados al carbón», sobre todo de partículas PM10 y PM2.5, el gobierno que encabeza Claudia Sheimbaum incluyó en las medidas de la contingencia extraordinaria evitar actividades al aire libre y también el no fumar.

Pero no se les escapo el pedir que no haya «cocción de alimentos con leña, carbón y gas; no prender velas o incienso y no fumar».



Jamileth