Educación

¿Por qué las escuelas mexicanas enseñarán francés?

2020-01-28

Esteban Moctezuma Barragán, titular de la SEP, fue el encargado por entonces de exponer las...

"El Periódico de México"

Después de mucho tiempo sin hacerlo, las escuelas públicas de México volverán a tener el francés como una opción de aprendizaje de segundo idioma. Así se ha establecido y se ha puesto en marcha tras la firma de un convenio entre ambos países que llevaron a cabo en diciembre del 2019 la Secretaría de Educación Pública de los Estados Mexicanos y el Ministerio de la Unión Europa y de Asuntos Exteriores de Francia. Una colaboración en la que se pretende promover esta nueva enseñanza, aunque se hará en las escuelas de educación secundaria, concretamente en 34 centros de todo el territorio.

Esteban Moctezuma Barragán, titular de la SEP, fue el encargado por entonces de exponer las medidas y las condiciones del acuerdo, del que se sintió especialmente satisfecho. “Será un programa fructífero que tendrá efectos multiplicatorios en el mediano plazo”, afirmó el dirigente. De esa forma la comunidad franco-mexicana y la relación entre ambos países se ve reforzada en materia de educación, en la que se pretende establecer un plan de formación ambicioso y fuerte que implique tanto a alumnos como profesores. Los maestros serán formados en metodología y lingüística, mientras que los estudiantes recibirán información sobre aprendizaje en esta lengua.

Una lengua que es una de las que más valor tiene en Europa y en el mundo, ya que más de 200 millones de personas la hablan, siendo uno de los idiomas oficiales de la Comisión Europea. Por influencia y por importancia parece tener sentido, ya que el Liceo Franco Mexicano es una de las instituciones educativas más importantes de América Latina y se encuentra en Ciudad de México. De esa manera se fomentarán proyectos por ambas partes y se sentarán las bases para futuros programas de doble titulación en el que el francés conviva junto al español y los estudiantes aprendan conjuntamente en ambos.

La ciudadanía parece haberlo tomado con buena cara, ya que se trata de una opción más para poder estudiar un idioma y hacerlo dentro de la República. Aunque todo ello llega en un momento complicado en México en otros idiomas como el inglés, en el que se sigue perdiendo nivel y en el que se siguen bajando posiciones en el ranking del informe EPI de este último año. Si ya en el idioma anglosajón está siendo complicado mantener el nivel ahora llega el francés, en el que esperan que no ocurra lo mismo, sino todo lo contrario.

Los cambios para mejorar también en inglés se están llevando a cabo, pero con este convenio piloto y que aún está por desarrollar surge la pregunta de si realmente es algo que se necesita. Podría ser un simple fruto de estrategia política por parte de ambos países. “Que el francés vuelva a México a las escuelas públicas, es una gran noticia para el país”, recalcaba Moctezuma en su exposición y como justificación. Marcelo Ebrard Casaubon y Jean-Yves Le Drian estuvieron como representantes de las otras dos instituciones para apoyar y dar el visto bueno al acuerdo alcanzado. Pero, ¿hay algo más detrás de todo esto?

Lo cierto es que las relaciones entre México y Francia han sufrido diferentes etapas, algunas de más distanciamiento y otras de cooperación activa. Pero en los últimos años se ha fomentado la segunda idea, sobre todo por unos intereses financieros. El ex Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, dedicaba estas palabras a los galos, después de refrendar en 2018 un compromiso de relación bilateral: “Somos dos países que tenemos una asociación estratégica y que hemos decidido estructurar la cooperación particularmente económica no solo a partir de la acción de los gobiernos, sino también con la participación del sector privado y de la sociedad civil”.

Ambos poderes políticos se han destacado como apoyo indispensable para el otro, por lo que no sería de extrañar que este movimiento fuera puramente estratégico. Aunque el francés represente simplemente una opción para los estudiantes, existe un riesgo de que acabe siendo más potenciado que otros idiomas y que realmente se geste una desigualdad en ese sentido. Eso solo lo dirá el tiempo. Lo que sabemos por ahora es que los beneficios van a ser reales. Francia apoyará los proyectos que rebasen el tiempo máximo establecido en becas de movilidad internacional, sobre todo las basadas en ingenierías.

Buen pago para estrechar lazos y sobre todo para que a territorio azteca lleguen nuevos proyectos y nuevas posibilidades de lenguaje. Todo ello enriquece al país culturalmente, aunque siempre haya que tener los cinco sentidos activados para saber hacia dónde nos quieren conducir.



JMRS