Espectáculos

Doris Day no tendrá ni funeral, ni tumba por deseo suyo

2019-05-14

Bob Bashara cree que el motivo por el que Doris Day ha preferido despedirse del mundo sin funerales...

EL PAÍS

Madrid 14 MAY 2019 - 10:14    CDT Doris Day falleció este lunes a los 97 años de edad pero en la retina de sus admiradores la estrella de Hollywood seguía siendo esa adorable rubia de sonrisa perenne y edad indefinida que les hacía reír y soñar en rosa cuando se asomaba a la gran pantalla con sus comedias románticas de la época dorada de la meca del cine. A ella misma le ha debido aceptar que el paso del tiempo le llevaba irremediablemente a un final vital que en su caso ha sido tardío y le ha llegado a los 97 años. Su relación con la muerte era negarla, mirar para otro lado. Por eso, a quienes la conocían no les ha sorprendido que haya mantenido su postura más allá de su propio fin y dejara especificado en su testamento que no quería "ningún funeral, ningún monumento ni ninguna tumba", según ha desvelado Bob Bashara, su representante y amigo a la revista People. 

Bashara ha explicado que a Doris Day " no le gustaba la muerte, ni hablar de un posible funeral". Una máxima que valía tanto para ella como para las personas o los animales a los que quería. Su representante especifica que Day ni siquiera era capaz de tratar el tema de la muerte en relación con sus perros. "Yo le dije que tendríamos que pensar que hacer con ellos si ella moría, y su respuesta fue: 'No quiero pensar en eso. Bueno, solo cuídalos". 

La actriz y cantante siempre fue una acérrima defensora de los animales y creció dentro del catolicismo y lo ejercía. Pero se alejo de la religión institucional después de la muerte de su marido, el productor Martin Melcher, en 1968. Aunque ella siguió declarándose una persona espiritual y creía en un dios que le había dado la voz: "Dios me dió una voz y yo la usé", dijo la artista. 

Bob Bashara cree que el motivo por el que Doris Day ha preferido despedirse del mundo sin funerales ni fanfarrias es que "era una persona muy tímida". "Nunca dejó que su fama le afectara y siempre se sintió como la niña de Cincinnati, que tenía un talento y salió al mundo e hizo lo que le encantaba hacer". Según el amigo que se encargó de sus asuntos durante años, sabía que la gente la quería y significaba mucho para ella, pero no llegaba a entender el por qué. 

Bashara también ha especificado que los bienes de Doris Day se donaran a organizaciones benéficas, como también ha dejado establecido y que una de ellas será la que ella misma creó en 1978: la Doris Day Animal Foundation. Para quienes a pesar de todo quieran rendirle homenaje, ya sean amigos o fans, su representante anima a visitar la web www.dorisdayanimalfoundation.org. 



regina