Espectáculos

Televisa venderá su negocio de contenidos y medios a Univisión

2021-04-14

Se espera que la transacción se complete para fin de año, a la espera de la...

Michael J. de la Merced, The New York Times

Hace más de una década, Grupo Televisa de México y Univisión de Estados Unidos, gigantes del mundo de los medios en español, pusieron a un lado años de hostilidades para forjar una alianza. Ahora las empresas profundizarán su vínculo para competir mejor en la era de la emisión en continuo.

Televisa accedió el martes a vender sus activos de medios, contenido y producción a Univisión por 4800 millones de dólares. El acuerdo contempla en respaldo financiero de SoftBank y Google.

Se trata de la más reciente evolución en los lazos que comparten Televisa y Univisión, cuya relación ha sido tirante en ocasiones: se enzarzaron en una batalla judicial debido al intento de Televisa por poner fin a un contrato de 25 años con Univisión para hacer telenovelas, programación clave en el mercado en español, y llegaron a un acuerdo justo antes de que el presidente de Televisa tuviera que declarar.

[Esta nota proviene de nuestra cobertura de negocios en vivo que puedes consultar en inglés aquí]

Ambas compañías se han acercado en años recientes, comenzando por un acuerdo de licenciamiento en 2010. Televisa, que produce gran parte del contenido que se transmite por Univisión es dueña de poco más de una tercera parte de la compañía.

Juntas, las dos empresas dominan el mercado de transmisión en español en Estados Unidos y México. Sus negocios tradicionales se han mantenido, al aumentar los niveles de audiencia de Univisión en el último año, pero los ejecutivos dijeron que el futuro estaba en la creación de un servicio de emisión en continuo o streaming.

Hay espacio para crecer: los ejecutivos en ambas empresas estiman que solo diez por ciento de los 600 millones de televidentes del mercado de medios en español utiliza un servicio de videos en línea, en comparación con el 70 por ciento de la población que habla inglés.

Pero competir con servicios como Netflix requería una escala mucho mayor, lo que impulsó a las dos empresas para consolidarse más. El nuevo negocio, que se llamará Televisa-Univisión, tendrá una enorme biblioteca de contenido —Televisa produjo 86,000 horas de programación el año pasado—, canales y estaciones de televisión por cable y un estudio cinematográfico. El nuevo negocio también controlará los servicios de video en línea de ambas empresas: PrendeTV y Blim.

“Teníamos que ganar escala y unificar los derechos de medios para competir contra los gigantes”, dijo en una entrevista Bernardo Gómez Martínez, uno de los ejecutivos de Televisa.

Los ejecutivos dijeron que más allá de la gran cantidad de recursos que tendrá Televisa-Univisión, la nueva empresa también cuenta con una ventaja sobre Netflix que otros no tienen: bases en el mercado en español.

“Esas empresas son en principio y sobre todo, empresas de idioma inglés”, dijo Wade Davis, director general de Univisión. “En el fondo, su oferta principal no es en español primero”.

Como parte del acuerdo, Univisión y Televisa traerán mil millones de dólares en nueva inversión a su proyecto. Entre los inversores se encuentra el Fondo para América Latina de SoftBank, Google y la empresa de inversión Raine Group.

Se espera que la transacción se complete para fin de año, a la espera de la aprobación de los reguladores en Estados Unidos y México y los accionistas de Televisa.



aranza
Utilidades Para Usted de El Periódico de México