Internacional - Economía

Inflación subyacente de Estados Unidos cobra impulso en junio y mercado laboral se ajusta

2019-07-11

Las señales de una aceleración de la inflación subyacente, junto con un...

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - El índice subyacente de los precios al consumidor de Estados Unidos anotó su mayor alza en casi un año y medio en junio, ante sólidos avances en costos de bienes y servicios, aunque es poco probable que la lectura cambie las expectativas de un recorte de tasas de la Reserva Federal este mes.

No obstante, las señales de una aceleración de la inflación subyacente, junto con un mercado laboral fuerte, podrían templar las expectativas de que la Fed rebaje los costos del préstamo al menos dos veces este año.

Se da casi por sentado que la Fed aprobará su primer recorte de tasas en una década en la reunión de política del 30-31 de julio, después de que el presidente de la entidad, Jerome Powell, dijo el miércoles en el Congreso que el banco central está listo para “actuar como sea apropiado” para proteger la economía de riesgos crecientes.

El Departamento del Trabajo dijo el jueves que el índice de precios al consumidor, que no incluye los volátiles precios de los alimentos y energía, aumentó 0,3% el mes pasado. Se trató del mayor incremento desde enero del 2018 y se produjo después de cuatro meses consecutivos de alzas de 0,1%.

El denominado IPC subyacente se vio impulsado por fuertes aumentos en los costos de indumentaria, vehículos usados y muebles de hogar. También hubo incrementos en el costo del cuidado de la salud y de los alquileres.

En los 12 meses a junio, la inflación subyacente se ubicó en 2,1%, luego de marcar 2% en mayo.

Sin embargo, la medición general del IPC se aceleró un 0,1% el mes pasado, contenida por precios más baratos de los alimentos y la gasolina, igualando el avance de mayo. En la comparación interanual, aumentó un 1,6% en junio, después de sumar un 1,8% en mayo.

Economistas encuestados por Reuters esperaban un IPC sin cambios en junio y ganancias del 0,2% en el índice subyacente.

La Fed, que tiene un objetivo de inflación del 2%, supervisa con detalle el índice de gastos de consumo personal subyacente (PCE) para su política monetaria. Esta medición se incrementó en un 1,5% interanual en mayo y está por encima de su objetivo en el año.

En otro reporte conocido el jueves, el Departamento del Trabajo dijo que los pedidos iniciales de ayuda estatal por desempleo bajaron en 13,000, a una tasa ajustada por estacionalidad de 209,000 para la semana terminada el 6 de julio, el menor nivel desde abril.

Economistas encuestados por Reuters esperaban un aumento a 223,000 solicitudes en la última semana.

El promedio móvil de cuatro semanas, considerado una medida más precisa de las tendencias del mercado laboral, ya que reduce la volatilidad, cayó la semana pasada en 3.250 pedidos, a 219.250.

El dólar recortó pérdidas frente a una cesta de destacadas monedas tras los datos, mientras que los precios de los bonos del Tesoro cayeron y Wall Street abrió al alza.



Jamileth