Internacional - Economía

Duro golpe a la economía italiana por el brote de coronavirus

2020-02-24

El corazón y motor de la tercera economía de la zona euro ha sido afectado en un...

AFP / ANDREAS SOLARO

La Bolsa de Milán cerró este lunes con una fuerte caída mientras fueron canceladas varias ferias comerciales y el turismo registra un duro golpe por la propagación del nuevo coronavirus en varias regiones del norte de Italia.

El corazón y motor de la tercera economía de la zona euro ha sido afectado en un momento delicado por su débil crecimiento.

Después de un fin de semana marcado por la confirmación de los primeros contagios (219 y seis muertes), las autoridades anunciaron medidas draconianas en las regiones de Veneto y Lombardía, con el cierre de escuelas, museos, cancelación de encuentros deportivos y culturales.

Los célebres bares y restaurantes de la capital financiera de Italia permanecerán cerrados de las 18H00 a las 06H00. "Cuando más se trabaja", lamentó Luca Paolazzi, experto del instituto italiano REF

Las medidas afectan sobre todo el sector de los servicios: tiendas, espectáculos, turismo, hoteles, restaurantes, cines y bares.

"Como el sector de los servicios fue la actividad que permitió que la economía italiana se mantuviera a flote, es muy probable que registremos una disminución del PIB italiano en el primero y también en el segundo trimestre", advirtió.

Debilitada por la desaceleración de la economía mundial y la fuerte inestabilidad política interna, la economía de la península había registrado un crecimiento de solo 0,2% el año pasado, con una caída del PIB al final del año, situándose en el último lugar entre las economías de la Unión Europea.

Para este año, el gobierno esperaba un aumento del PIB del 0,6% y la Comisión Europea del 0,4%, cálculos que no tienen en cuenta el brote de coronavirus,

- "Grito de alarma" -

Veneto y Lombardía además representan un cuarto y un 30% del PIB italiano repectivamente, por lo que son el verdadero motor de la actividad productiva nacional.

"Lo que está sucediendo en esas regiones va a tener un impacto notable", subrayó Paolazzi.

La preocupación reina entre los inversores, por lo que la Bolsa de Milán se derrumbó este lunes, perdiendo el 5.43%.

Entre las acciones más afectadas, figuran las marcas del lujo, como Salvatore Ferragamo (-8,9%).

La Semana de la Moda de Milán, que se clausuró el domingo, estuvo marcada por una caída del 50% del número de compradores asiáticos y la celebración sin público, como medida de salud, de dos desfiles, incluido el de Giorgio Armani.

Se cancelaron también varias ferias comerciales importantes, entre ellas Myplant & Garden y el Mido, el evento internacional dedicado a las gafas más visitado en el mundo.

La preocupación ahora se cierne sobre la célebre feria del Mueble y el Diseño, programada del 21 al 26 de abril.

La asociación encargada de congresos y ferias estimó que la pérdida en ese sector en Lombardía, Veneto y Emilia-Romaña es de más de 1,500 millones de euros en un mes.

Es probable que el gobierno tome medidas de asistencia fiscal para amortiguar el impacto.

Los hoteleros también están preocupados debido a la cancelación de numerosos viajes de negocios, lamentó el presidente de la asociación de hoteleros Federalberghi, Maurizio Naro.

"Calculamos el 25% de cancelaciones en la próxima semana", afirmó, mientras que en Venecia, el vicepresidente de la Asociación de hoteleros, Daniele Minotto, estima que las cancelaciones han sido del 40%.

"Estamos en el ojo de la tormenta y el daño en términos de imágenes ya se ha convertido en daño económico", lamentó el presidente nacional de la federación de hoteleros Federalberghi, Bernabò Bocca.



Jamileth