Internacional - Economía

Un nuevo retiro de pensiones avanza en Chile pese a la negativa del Gobierno

2021-04-22

El segundo retiro, en tanto, fue solicitado por 7,5 millones de personas y el monto promedio de...

 

Santiago de Chile, 22 abr (EFE).- El Senado chileno aprobó este jueves el tercer retiro anticipado de los fondos de pensiones para amortiguar la crisis derivada de la pandemia -aunque aún requiere un trámite parlamentario final-, pese a que el Gobierno busca frenarlo en el Tribunal Constitucional.

Con 31 votos a favor y 11 en contra, el Senado dio el visto bueno al grueso del proyecto gracias a varios votos de parlamentarios oficialistas, aunque parte del articulado se sigue discutiendo aún en el hemiciclo y será votado previsiblemente la noche del jueves o el viernes.

"Ha habido malas políticas públicas por parte del Gobierno (...) Se podría haber hecho mejor, había recursos", señaló el senador opositor Carlos Montes, que reconoció que los retiros anticipados de pensiones serán "un problema serio en adelante y la política pública tendrá que encontrar algo para resolverlo".

El oficialista Iván Moreira, que también apoyó la medida a contracorriente de la línea trazada por el Ejecutivo, dijo que "si es irresponsable votar a favor, bendita irresponsabilidad por darle de comer a la gente que sufre".

Para el también oficialista Felipe Kast, sin embargo, el proyecto es "populista" y se trata de un "engaño", pues va a dejar a cerca de millones de personas sin jubilaciones.

Presentada por varios grupos de congresistas, entre los que figuran representantes del oficialismo, la medida de un tercer retiro anticipado de fondos de pensiones fue impulsada bajo el argumento de que los 18,000 millones de dólares en ayudas anunciadas por el Gobierno "no están llegando a la población", que se mantiene en cuarentena ante un severo repunte de la pandemia.

Frente a esas críticas, fue el mismo presidente Sebastián Piñera quien anunció el pasado lunes un nuevo paquete de aportes fiscales para contener la crisis económica que afecta al país, cuyo PIB cayó un 5,8 % en 2020.

Este retiro de fondos, que fue recurrido el martes por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional, se sumaría a los aprobados en julio y diciembre del año pasado.

En la primera ocasión, más del 95 % de los 11 millones de afiliados al sistema se vieron beneficiados, lo que supuso un desembolso de 20,500 millones de dólares para las administradoras, según la Superintendencia de Pensiones.

El segundo retiro, en tanto, fue solicitado por 7,5 millones de personas y el monto promedio de pago fue de aproximadamente 2,000 dólares por persona.

El sistema de capitalización individual chileno ha sido fuertemente cuestionado otorgar bajas jubilaciones a la población -en promedio cerca de 400 dólares- y cada vez son más voces las que exige transitar hacia un modelo de pensiones más solidario.



aranza