Internacional - Economía

La variante delta y el gran atasco global en las cadenas de suministro frenan la recuperación económica de Estados Unidos

2021-10-28

El atasco en los puertos y la interrupción de las cadenas de producción y...

María Antonia Sánchez-Vallejo | El País

Nueva York - La variante delta del coronavirus y el gran atasco global en las cadenas de suministro han ralentizado el crecimiento de la economía de EE UU en el tercer trimestre del año. El producto interior bruto (PIB) de la primera potencia mundial creció un 2% anualizado entre julio y septiembre (el 0,5% trimestral), más de cuatro puntos por debajo que en los dos trimestres anteriores, por el estancamiento de los factores que habían catapultado el PIB en la primera mitad del año: la inyección federal de estímulos, el ritmo generalizado de reapertura de empresas y el aumento de las tasas de vacunación.

El frenazo es notorio. El PIB creció a una tasa interanual histórica del 6,3% en el primer trimestre del año, y al 6,7% en el segundo, gracias a los cheques de estímulo del plan de rescate pandémico del presidente Joe Biden. Durante la primavera, la reapertura de la actividad económica se generalizó y el aumento de las tasas de vacunación hicieron pensar que la pandemia quedaba definitivamente atrás. Pero la contagiosidad de la variante delta del virus, multiplicada por la resistencia de un considerable porcentaje de la población a vacunarse, sembró dudas ya en verano sobre la recuperación. Dos factores adicionales, que han eclosionado este último trimestre, han contribuido al pinchazo: un repunte en el número de casos de covid-19 y la congestión global de la cadena de suministros.

El consumo, gran indicador del optimismo o los temores de una economía, se desaceleró a una tasa interanual del 1,6% en el tercer trimestre, muy por debajo del 12% registrado en el trimestre anterior. La tasa muestra la caída del gasto en bienes no perecederos, cuya disponibilidad se vio, además, limitada por una reducción de la oferta. El atasco en los puertos y la interrupción de las cadenas de producción y distribución han disparado la inflación y empañan las previsiones de expansión, aunque los analistas esperan que la economía vuelva a recuperar su senda de crecimiento en el último trimestre, que coincide con la temporada de compras y desplazamientos más intensa del año.

Si se superan los problemas logísticos, los consumidores pueden salvar la temporada navideña, según las previsiones, gracias al aumento de los salarios y a los ahorros acumulados en tres rondas de estímulo federal (dos aprobadas bajo el mandato de Trump, y la tercera, en el plan de rescate de Biden). Los estadounidenses ahorraban a una tasa anualizada de 1,7 billones de dólares en agosto, frente a los 1,4 billones de dólares de febrero de 2020, según el Departamento de Comercio.

El relativo frenazo del crecimiento no ha impedido que en la apertura de la sesión la bolsa mostrara una tendencia al alza, a la espera de la presentación de resultados, a lo largo del día, de Apple y Amazon, entre otras compañías importantes. Mientras, las solicitudes de prestación por desempleo de los trabajadores cayeron la semana pasada a su nivel más bajo desde que comenzó la pandemia. Los subsidios de paro disminuyeron a 281,000 la semana pasada de los 291,000 registrados la semana anterior, ha informado este jueves el Departamento de Trabajo.



Jamileth