Internacional - Población

Cuba inicia la cuenta atrás para acceder al epicentro del incendio industrial

2022-08-11

Se desconoce por completo a cuánto podría ascender el coste de lo ocurrido en...

 

Matanzas (Cuba), 11 ago (EFE).- El Gobierno cubano estimó este jueves que en 48 horas los bomberos podrán entrar en el epicentro del incendio de la base de depósitos de combustible de Matanzas (occidente), clave para evaluar los daños humanos y económicos del desastre.

La jornada de este jueves -a casi una semana del inicio del incendio- estuvo marcada por la confirmación del segundo fallecido: un joven bombero de 24 años que se encontraba hospitalizado en estado crítico.

"Gracias a la proeza de hombres como él, se controló el incendio. Mis condolencias a sus seres queridos", escribió el presidente, Miguel Díaz-Canel, en su cuenta de Twitter.

Con este fallecimiento el saldo total es de 2 muertos, 130 heridos y 23 hospitalizados, 4 de ellos críticos. La cifra de evacuados se mantiene por encima de los 4,000.

No obstante, 14 personas continúan clasificadas como desaparecidas. De ellas se supo por última vez cuando trabajaban en las labores de extinción en los primeros momentos del siniestro y se produjo una gran explosión.

Hasta el momento el Gobierno no ha dado a conocer sus identidades, pese al reclamo de activistas independientes y ONG, quienes han afirmado que, en su mayoría, son jóvenes que hacían el servicio militar.

Este jueves, la Presidencia remarcó que en los próximos dos días se podrán "rescatar los cuerpos", una vez que se pueda entrar en el epicentro del incendio gracias al descenso de la temperatura en el área.

DAÑOS ECONÓMICOS Y APAGONES

A pesar de que los equipos especiales dieron este martes por controlado el que ya es el mayor desastre industrial en la historia de la isla, el intenso calor ha hecho hasta el momento imposible el acceso a la zona cero.

El espeso humo negro que había cubierto la base de supertanqueros -con 8 depósitos de más de 50,000 metros cúbicos cada uno- ha quedado prácticamente extinguida. En el peor momento la columna llegó a ser visible desde La Habana, a más de 100 kilómetros.

En su lugar ha quedado un terreno carbonizado con cuatro de los depósitos, de gran valor estratégico para el país, destruidos por las llamas.

Entrar en el corazón del incendio permitirá también hacer una evaluación de los daños materiales y económicos.

Se desconoce por completo a cuánto podría ascender el coste de lo ocurrido en Matanzas, aunque sus primeras consecuencias ya se sienten en el día a día de los cubanos.

En primer lugar, los estallidos en la base de la ciudad occidental han provocado un efecto dominó que ha perjudicado al sistema eléctrico nacional.

La central termoeléctrica (CTE) Antonio Guiteras, a tan solo 2,7 kilómetros del incidente y una de las mayores del país, no ha podido entrar en operaciones desde que quedó fuera de servicio por falta de agua para refrigeración el pasado lunes.

La empresa estatal Unión Eléctrica (UNE) estimó en un comunicado para este jueves una afectación máxima de 1.071 megavatios (MW) sobre una demanda de 3,000 MW en el horario de mayor consumo.

Es decir: durante el horario de mayor consumo de electricidad de la isla solo se podrá encender uno de cada tres bombillos.

En julio hubo apagones en 29 de los 31 días del mes, según datos de la compañía eléctrica cotejados por Efe.

Otro daño colateral es la falta de combustible para automóviles y las plantas eléctricas instaladas en caso de cortes -y que funcionan con diésel-. Esto último ha afectado la actividad económica de negocios, hoteles y oficinas.

SALUD Y MEDIO AMBIENTE

El Gobierno aclaró que ya "no hay posibilidades de que se propague el incendio, ni de que surjan nuevas explosiones".

Pero aún no se ha podido dimensionar el daño ambiental provocado por los gases tóxicos emanados del fuego así como las posibles repercusiones en la salud de quienes respiraron del aire en la ciudad de Matanzas.

La ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Elba Rosa, aclaró que el monitoreo del aire "confirma que la contaminación ambiental ha disminuido" y que "no hay evidencias de pacientes aquejados por las emanaciones del incendio".

Sin embargo, se desconoce el alcance de lo que se pudo contaminar previamente, así los índices de la calidad del aire, una medición utilizada mundialmente para indicar el nivel de partículas contaminantes suspendidas.

El Ministerio de Salud Pública (Minsap) de Cuba ha hecho hincapié en que no se ha atendido a personas por problemas respiratorio. Además de que solicitó el uso de mascarillas -incluso en interiores- en los pasados días a los habitantes de Matanzas.



aranza