Internacional - Población

Los votantes impulsan un récord de participación en Florida

2020-10-27

Desde que se abrieran los centros de votación anticipada el pasado 19 de octubre en Florida,...

Elena Reina | El País

Miami - A una semana de que se decida quién será el presidente de Estados Unidos los próximos cuatro años, en una de las entidades clave para ganar las elecciones, los votantes se han movilizado. Desde que se abrieran los centros de votación anticipada el pasado 19 de octubre en Florida, han acudido a las urnas más de 6,4 millones de electores. Esto supone un 67% del total de votantes que ejerció su derecho en 2016. Y con estas cifras, más las que se esperan el día electoral, la entidad se acerca a un récord de participación el próximo 3 de noviembre.

La crisis por la pandemia de coronavirus, que ha revolucionado la campaña, ha movilizado a miles de personas que eligieron las dos opciones alternativas a las colas del día de los comicios: el voto por correo y el voto anticipado. La mayoría de los Estados ha flexibilizado los requisitos para votar por correo, sin necesidad de presentar una justificación que solían pedir para ello. A finales de septiembre, las solicitudes de voto por correo ya habían superado los niveles de 2016 en casi todos los territorios. Y las últimas cifras del United States Election Project de este martes señalan que 44,6 millones han decidido esa vía. Y en Florida, esta cifra ha supuesto casi cuatro millones, de los 14 millones de electores con los que cuenta el Estado.

El voto anticipado, que ha supuesto colas de hasta 11 horas en algunos Estados del país estos días, cuenta ya con 22,3 millones de papeletas en todo el país. Y en el Estado sureño ha dejado hasta la fecha más de 2,5 millones. En una semana, Florida está a punto de alcanzar al total de votos anticipados de 2016 (6,5 millones), que suman los votos por correo y los presenciales anticipados y la tendencia indica que esta cifra pueda superarse en los próximos siete días.

Florida es uno de los Estados que hace público el desglose partidista de sus votantes. En Estados Unidos el registro de elector permite inscribirse en un partido —Demócrata o Republicano u otros menores— o como independiente. Esta inscripción no implica que tengas que votar a uno u otro, pero sí desvela una tendencia. Los datos del Election Project revelan que a seis días del cierre del voto anticipado, los demócratas registrados que han votado suponen un 41%, mientras que los republicanos representan un 37,1%.

La entidad es clave para ganar las elecciones presidenciales, cuenta con los 29 votos electorales de los 270 que son necesarios para vencer en los comicios y es uno de los más disputados por los dos candidatos, Donald Trump y Joe Biden. Las cifras de voto anticipado, aunque reflejan una tendencia a la alta participación total en las elecciones, son una muestra también de la disputa de la entidad.

Las encuestas dan una ligera victoria a Trump en el Estado, pero en 2016 la ciudadanía estadounidense aprendió a desmontar el tablero de las encuestas tras la sorprendente victoria de Trump. Y además, la contienda en Florida está tan ajustada que las estadísticas de la plataforma de encuestas, Real Clear Politics, cambian a favor de uno u otro en cuestión de días.

El fantasma de Florida planea sobre los últimos días de la batalla electoral. La disputa entre George Bush y el demócrata Al Gore del año 2000 en este Estado sigue presente: Bush obtuvo una ventaja por la mínima, con 1.784 boletas a su favor. Ganarse al electorado hispano, especialmente cubano (900,000 electores) y puertorriqueño, puede significar vencer la partida en una de las entidades con más voto indeciso del país. Para hacerse una idea de la batalla de Florida, en 2012, Barack Obama triunfó allí con solo un 0,9% de diferencia frente a Mitt Romney y, en 2008, con 2,8% frente a John McCain.

Los datos de votación anticipada prevén una participación alta, que supere a los 139 millones de votos de 2016. Pero los expertos demandan cautela, pues la pandemia ha podido incentivar otras formas de votación y que el día de las elecciones acuda menos gente a las urnas. En cualquier caso, a una semana de las elecciones, ya ha votado casi la mitad de todos los votantes de 2016 de forma anticipada, esto es más de 65 millones de personas en todo el país.



Jamileth