Internacional - Política

Aliados de Duterte dominan el Senado filipino tras comicios

2019-05-22

La autoridad electoral proclamó a los ganadores tras completar el conteo oficial de las...

Por JIM GOMEZ

MANILA, Filipinas (AP) — Los aliados del presidente de Filipinas obtuvieron la mayoría de los 12 escaños del Senado que había en disputa en las elecciones de media legislatura, según los resultados oficiales publicados el miércoles. La derrota de la oposición apuntaba a que el mandatario, acusado de importantes violaciones de los derechos humanos, reforzaría su posición de poder.

La autoridad electoral proclamó a los ganadores tras completar el conteo oficial de las elecciones del 13 de mayo. El proceso se vio demorado por problemas en las máquinas de conteo.

El presidente, Rodrigo Duterte, respaldó a ocho aspirantes a la mitad de los escaños del Senado de 24 miembros, incluido su exjefe de policía, Ronald dela Rosa, que llevó a la práctica la campaña antidroga del presidente, una operación que dejó miles de sospechosos muertos y provocó condenas de la comunidad internacional.

Las elecciones de la semana pasada estaban consideradas como un indicador del apoyo público a Duterte, que está en la mitad del único mandato de seis años permitido por la constitución filipina. Su mandato se ha vista marcado por su campaña antidroga, su estilo poco ortodoxo de liderazgo, sus arengas combativas y salpicadas de chistes sexistas y su controversial acercamiento a China.

Los tres hijos de Duterte también lograron puestos de alcalde, vicealcalde y congresista representando a su región natal, la ciudad sureña de Davao. Los votantes también decidieron gubernaturas y alcaldías. Casi el 75% de los más de 63 millones de filipinos registraron votaron, una alta tasa de participación.

Los analistas creen que muchos filipinos parecen más abiertos al autoritarismo debido a los fracasos de líderes progresistas previos. Esa visión ha ayudado a la familia del fallecido dictador Ferdinand Marcos a volver a la política. Su hija, Imee Marcos, era una de los nuevos senadores respaldados por Duterte.

El presidente quería conseguir más apoyos en el Senado, tradicionalmente independiente, para seguir adelante con sus objetivos legislativos. Sus planes incluyen reinstaurar la pena de muerte, bajar la edad de responsabilidad penal por debajo de los 15 años actuales y revisar la constitución de 1987 para introducir una forma de gobierno federal, una propuesta que algunas voces críticas temen sea un pretexto para eliminar el límite de mandatos.

Los candidatos de oposición, que se vieron perjudicados por una falta de financiamiento y otros problemas de campaña, consideraban el Senado como el último bastión de controles y garantías en el gobierno nacional, dada la amplia mayoría de parlamentarios leales a Duterte en la cámara baja.



Jamileth
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México