Internacional - Política

La campaña de Trump vapulea las “pajitas progresistas” de papel y lanza una serie de plástico

2019-07-19

Aunque las pajitas de plástico solo representan el 4% de los desechos plásticos, los...

Por ANTONIA LABORDE | El País

Washington 19 JUL 2019 - 17:27    CDT Entre la variedad de productos que se pueden adquirir en el sitio web de campaña de Donald Trump por la reelección en 2020 hay camisetas del tuit “Caza de brujas”, mazos de naipes del mandatario y el vicepresidente Mike Pence, las clásicas gorras con el lema de Make America Great Again… y pajitas de plástico (también conocidas como popotes, pitillos, bombillas). Son la primera oferta de un contundente catálogo: el paquete de 10 tiene un coste de 15 dólares (cerca de 13 euros), pero el interés de los seguidores del republicano ha sido tan alto, que este viernes se han agotado. La descripción del producto señala: “Las pajitas progresistas de papel no funcionan. Apoya al presidente Trump y compra hoy un paquete de pajitas reciclables”, burlándose de las campañas de reducción de plástico.

Con la mitad del planeta en campaña para reducir el uso del plástico debido al impacto ambiental negativo que genera, el producto estrella del catálogo de Trump 2020 no tardó en encender el debate en las redes sociales. En Washington DC, donde las pajitas están prohibidas desde octubre pasado, el presidente dijo este viernes que creía que había “problemas más grandes”. El tema es “una pequeña pajita, pero ¿qué pasa con los platos, los envoltorios y todo lo demás que está hecho del mismo material?”, cuestionó el mandatario cuando fue preguntado por el tema en el jardín de la Casa Blanca.

Aunque las pajitas de plástico solo representan el 4% de los desechos plásticos, los ecologistas han dirigido sus esfuerzos en reducirlas precisamente por su tamaño. Al ser tan pequeñas suelen terminar en los ríos o el océano porque son demasiado pequeñas para ser procesadas en las instalaciones de reciclaje. En los sitios web de los Parques Nacionales de Estados Unidos, de dominio gubernamental, advierten que los estadounidenses usan 500 millones de pajitas diariamente. Tal cantidad es capaz de llenar 125 buses escolares cada día.

Una de las medidas más sonadas de Trump en los primeros meses de su mandato fue retirar a Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases contaminantes, del Acuerdo de París. Según él, las razones fueron de índole económica y evitar “intromisiones a la soberanía”. El republicano llegó al Despacho Oval siendo un negacionista del cambio climático y su postura no se ha movido un ápice desde entonces. A finales del año pasado, cuando la propia Casa Blanca le entregó un alarmante informe sobre los efectos de esta crisis en la economía, la salud y el medioambiente, Trump simplemente espetó: “No me lo creo”.

Un paquete de 400 “pajitas progresistas de papel“, como las calificó el equipo de campaña de Trump, cuestan 9.99 dólares en Amazon (8.90 euros). No son rojas ni tienen impreso Trump en uno de sus extremos, pero tampoco tarda en descomponerse hasta 200 años.



regina