Internacional - Política

Polémica de Brexit perseguirá a Johnson en la ONU

2019-09-22

Johnson está batallando para llegar a un acuerdo de divorcio con la UE, mientras que un...

Por JILL LAWLESS

LONDRES (AP) — El primer ministro británico Boris Johnson se dirigía a la sede de Naciones Unidas en Nueva York el domingo para asegurar que cuando Gran Bretaña se separe de la Unión Europea será una potencia mundial dinámica que tomará la delantera en la lucha contra el cambio climático y un Medio Oriente inestable.

Pero él y su país enfrentan grandes obstáculos.

Johnson está batallando para llegar a un acuerdo de divorcio con la UE, mientras que un inminente veredicto de la Corte Suprema de Gran Bretaña podría descarrilar sus planes sobre el Brexit.

Es probable que el Brexit persiga a Johnson durante su viaje de tres días a la Asamblea General, la reunión anual de líderes mundiales de la ONU.

Más de tres años después de que Gran Bretaña votó a favor de abandonar la UE, la fecha de salida se pospuso dos veces y el Parlamento británico rechazó reiteradamente el único acuerdo de divorcio ofrecido. El país enfrenta una salida caótica para el 31 de octubre a menos que el gobierno de Johnson pueda, contra todo pronóstico, asegurar un nuevo acuerdo.

En busca de un acuerdo, Johnson tiene previsto mantener conversaciones en la ONU con los líderes de la UE, incluidos el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; el mandatario francés, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel y el primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

Pero muchos líderes de la UE desconfían de Johnson, un acérrimo promotor del Brexit que jugó un papel importante en persuadir a los votantes británicos en 2016 para que optaran por abandonar el bloque de 28 naciones. Algunos líderes comunitarios dicen que Gran Bretaña no ha encontrado formas viables de mantener una frontera abierta entre Irlanda e Irlanda del Norte _la primera perteneciente a la UE y la otra al Reino Unido_ el punto clave de la disputa.

Un portavoz del gobierno británico dijo que las conversaciones con la UE hasta ahora han sido positivas, pero “aún queda mucho trabajo por hacer”.

El domingo, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo que un Brexit sin acuerdo “tendría consecuencias catastróficas” por ejemplo en los puestos de aduanas y otras barreras entre Irlanda e Irlanda del Norte. Pero indicó que sería culpa de Gran Bretaña.

“Nosotros no inventamos el Brexit”, dijo Juncker a Sky News en una entrevista. “Nunca prometimos nada a favor de ningún tipo de Brexit. Esa es una decisión británica, por lo que debe abordarse de esa manera”.



JMRS