Internacional - Política

Cronología de la crisis política que llevó a la renuncia de Evo Morales

2019-11-12

Esta es una cronología de los hechos más importantes que llevaron a Morales a...

Andrés Rodríguez | El País

Cochabamba.- Bolivia suma ya 19 días de protestas. Tras la celebración de elecciones presidenciales el pasado 20 de octubre, la crisis en el país andino ha alcanzado este fin de semana su nivel más álgido. El presidente, Evo Morales, aceptó el domingo convocar nuevas elecciones. Sin embargo, la sublevación de la policía y la irrupción del Ejército en el conflicto al pedir que diera un paso atrás pusieron al mandatario contra las cuerdas. Esta es una cronología de los hechos más importantes que llevaron a Morales a anunciar su dimisión como presidente el domingo por la tarde:

20 de octubre

Los bolivianos acudieron a las urnas para elegir presidente. Morales, en el poder desde hace 13 años, buscaba un cuarto mandato a pesar de que la población había rechazado esa posibilidad en un referéndum en 2016. Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), era el principal candidato opositor. Con el 84% de votos escrutados, Mesa conseguía un 37,8% de los votos frente al 45,7% del MAS, lo que obligaba a una segunda vuelta.

Al filo de las 20.00 (hora local), el conteo de votos quedó estancado al 83.85%, situación que llevó a la OEA a realizar la primera observación contra el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y a agitar las dudas sobre el proceso electoral.

21 de octubre

Entre manifestaciones y vigilias en las puertas de los diferentes centros electorales, el panorama dio un vuelco. Con el 95,6% del conteo realizado, el TSE otorgó a Morales el 46,86% de los votos frente a un 36,72% de Mesa. Este resultado otorgaba al oficialismo una victoria de más de 10 puntos con apenas unas décimas y evitaba tener que ir a segunda vuelta.

Mesa aseguró que se trataba de un "fraude escandaloso" y que no reconocería los resultados, mientras llamaba a sus simpatizantes a protestar. La OEA calificó de "inexplicable" el cambio de tendencia en el escrutinio. La violencia estalló en diferentes regiones, que resultaron en enfrentamientos con la Policía y la quema de tres oficinas regionales del TSE.

22 de octubre

Organizaciones ciudadanas convocaron a un paro indefinido con bloqueos y marchas, que derivaron en enfrentamientos, disturbios y represión policial con varios heridos.

23 de octubre

El Gobierno realizó una solicitud a la OEA para pedir un recuento de votos ante las sospechas de fraude que se generaron en el escrutinio. El organismo internacional aceptó la invitación "para verificar la transparencia y la legitimidad" de los comicios. Ante las acusaciones de fraude, Morales denunció que la oposición estaba gestando un "golpe de Estado" y llamó a sus seguidores a "defender la democracia".

25 de octubre

Después de dos días de enfrentamientos, con un saldo importante de heridos y arrestados, Morales fue declarado ganador de las elecciones. El TSE, con el 100% de las actas computadas, anunció que el MAS consiguió una diferencia de 10,55% frente a su inmediato contendiente. Ante el rechazo de Mesa a los resultados, la Unión Europea y Washington recomendaron la realización de una nueva votación que decida el resultado en una segunda vuelta. Morales volvió a atrincherarse bajo la denuncia de un intento de "golpe de Estado interno y externo".

30 de octubre

Tras una semana de enfrentamientos casi diarios entre oficialistas y opositores en varios departamentos, durante la noche se registraron dos decesos en la ciudad de Montero, a 60 kilómetros de Santa Cruz. Mario Salvatierra, de 60 años, y Marcelo Terrazas, de 48, murieron a consecuencia de heridas de bala. Mesa y el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, se culparon mutuamente de agudizar el conflicto y causar violencia.

31 de octubre

La OEA inició la auditoría sobre el recuento de votos que fue solicitado por el Gobierno. La oposición rechazó formar parte del mismo al considerar "unilaterales" los términos en los que se iba a desarrollar.

3 de noviembre

El ultracatólico Fernando Camacho, presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, se erigió como el rostro más visible y radical de la oposición y llamó al Ejército y a la Policía a "ponerse del lado de la gente".

6 de noviembre

Grupos de manifestantes a favor y en contra del Gobierno continuaron con el enfrentamiento diario en distintas ciudades del país, lo que provocó la tercera muerte tras el estallido del conflicto, la de Limberth Guzmán, de 20 años. Mientras, Camacho quiso entregar una "carta de renuncia" para que Morales la firmara. Después de un intento fallido de llegar a La Paz, se plantó ante la sede de Gobierno: "No me voy hasta que Evo Morales renuncie".

8 de noviembre

Tres unidades policiales se amotinaron en Cochabamba, Sucre y Santa Cruz. A lo largo de la noche y durante la madrugada del siguiente día, el motín se extendió al resto de los departamentos de Bolivia. El Gobierno descartó una operación militar contra los sublevados.

9 de noviembre

Morales hizo un llamado a las principales fuerzas opositoras a un "diálogo abierto" para tratar de reducir la tensión, que en los últimos días tuvo como resultado el incendio de varias casas de dirigentes del MAS. Sin embargo, esta convocatoria fue rechazada por la oposición, que insistió en la renuncia de Morales y en la convocatoria de nuevas elecciones sin su participación. El Ejército boliviano advirtió de que no se enfrentarían al pueblo boliviano y pidieron una solución política.

10 de noviembre

En la mañana, la OEA presentó su informe parcial, en el que indicó que no se siguieron los procedimientos adecuados y que hubo "contundentes" irregularidades en el proceso electoral. Horas más tarde, Morales convocó a nuevas elecciones en Bolivia y a un cambio total del órgano electoral. Después de que la Central Obrera Boliviana, la Policía y el Ejército pidieran la renuncia del presidente, Evo Morales renunció a su cargo hacia las 18.00 (hora local).



Jamileth
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México