Internacional - Política

Los fiscales presentan la acusación contra Trump

2020-01-22

El turno de los gestores del impeachment, lo que en la justicia ordinaria sería la...

Amanda Mars | El País

Washington.- Los congresistas nombrados gestores del impeachment a Donald Trump presentaron este miércoles en el Senado los argumentos de la acusación contra el presidente de Estados Unidos, sobre el que pesan los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso a raíz del escándalo de Ucrania. El demócrata californiano Adam Schiff, punta de lanza en la investigación previa en la Cámara de Represenantes, abrió fuego con una larga exposición que poco más o menos describió todo un entramado de diplomacia paralela y maniobras de presión para el beneficio electoral del mandatario..

"El presidente Trump presionó al presidente de Ucrania para que anunciase públicamente investigaciones sobre dos alegaciones desaxcreditadas que uiban a beneficiar a la campaña presidencial de Trump en 2020. Cuando el presidente ucranio no accedió de forma inmediata, Trump retuvo dos actos oficiales para inducirle a hacerlo, una reunión de Estado en la Casa Blanca y financiación militar", afirmó Schiff, resumiendo en pocas palabras el cuaerpo del caso contra el mandatario estadounidense.

El republicano admite haber reclamado esas pesquisas, unas que afectaban a su rival político Joe Biden, precandidato para 2020, por el trabajo de su hija Hunter en una gasista ucrania mientras él era vicepresidente de la Administración de Obama; y otras sobre una teoría conspirativa sin base según una trama ucrania había tratado de favorecer la victoria demócrata en 2016. De hecho, estas peticiones aparecen en la conversación que Trump mantuvo con Volodímir Zelensky el 25 de julio, cuyo contenido fue hecho público, pero lo atribuye a un interés honesta por la corrupción.

Schiff atacó este miércoles esa coartada, asegurando que el mandatario republicano "solo quería que se anunciasen las investigaciones", tal y como queda recogido en algunas notas de sus colaboradores y en mensajes, "no había interesa real en ninguna alegación de corrupción, que no tenían base". Además, recalcó la ausencia de explicaciones razonables al bloqueo de casi 400 millones de dólares en ayudas militares a Ucrania que la Casa Blanca decidió ese mismo verano. Gordon Sondland, embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, un doannte de la campaña de Trumop al que el presidente confió gestiones en Ucrania, afirmó en la Cámara de Represenantes que creyó supeditadas esas ayudas al anuncio de las pesquisas por parte de la justicia ucrania.

El turno de los gestores del impeachment, lo que en la justicia ordinaria sería la fiscalía, llegó tras una sesión maratoniana celebrada el martes para aprobar cómo va a ser el procedimiento. La acusación dispone de 24 horas repartidas en tres días para hacer su exposición ante el centenar de senadores, convertidos ya en miembros del jurado, y el equipo de defensa de la Casa Blanca contará con el mismo tiempo.

Las sesiones del juicio comienzan todos los días a la una de la tarde (hora local) y se celebran de lunes a sábado, con el domingo como única pausa. El martes, la Cámara alta aprobó las normas de procedimiento para este juicio y mostró la perfecta división entre partidos: todos los demócratas (47) votaron en contra de la resolución diseñada por los republicanos y todos los republicanos (53) hicieron lo propio contra las 10 enmiendas de los demócratas, que pedían la comparecencia de testigos y la entrega de nuevos documentos.

La posibilidad de acabar llamando a declarar a testigos se abrirá de nuevo tras las exposiciones iniciales a través de una nueva votación. Los demócratas necesitan el apoyo de cuatro republicanos para lograr la mayoría simple necesaria y los ojos están puestos en tres de ellos que se han mostrado abiertos: Mitt Romney (Utah), Susan Collins (Maine) y Lisa Murkowski (Alaska).

Desde Suiza, donde se encuentra participando en el foro de Davos, Trump respondió preguntas sobre el juicio. Atribuyó a motivos de seguridad el motivo por el que se opone a la comparecencia de algunos cargos de su Administración y se mostró muy tranquilo sobre el desenlace. "Tengo una gran confianza en el Senado", dijo en rueda de prensa. La absolución del mandatario se da por descontada, en tanto que un veredicto de culpabilidad y su consiguiente destitución requeriría dos tercios de los votos del Senado y de momento los 53 republicanos han cerrado filas en torno al presidente.

Los gestores del impeachment son el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara baja, Adam Schiff; su homólogo del de Justicia, Jerry Nadler; y los congresistas Zoe Lofgren, de California; Hakeem Jeffries, de Nueva York; Val Demings, representante por Florida; Jason Crow, de Colorado; y Sylvia Garcia, de Texas.



Jamileth