Internacional - Política

Se empantana salida a crisis en Bolivia, siguen protestas

2020-08-10

Sindicatos afines al exiliado expresidente Evo Morales mantenían cortadas las principales...

Por CARLOS VALDEZ

LA PAZ, Bolivia (AP) — Las protestas sociales en medio de la pandemia del coronavirus persisten en Bolivia luego que el diálogo convocado el domingo por la presidenta interina Jeanine Áñez para encontrar una salida fracasara tras la ausencia de los principales líderes políticos y sindicales.

Sindicatos afines al exiliado expresidente Evo Morales mantenían cortadas las principales carreteras del país en rechazo a la nueva postergación de las elecciones presidenciales hasta el 18 de octubre. El Ministerio de Salud informó que por las cortes de ruta unas 31 personas han fallecido esta semana por falta de oxígeno en hospitales para pacientes de COVID-19 y de otras patologías.

En un encuentro celebrado en la casa de Gobierno en presencia de diplomáticos y delegados de la Iglesia católica, Áñez refirió que la postergación de los comicios, que estaban programados para el 6 de septiembre, se debió a la crisis sanitaria por el coronavirus.

“Técnicamente es imposible” elecciones antes del 18 de octubre, dijo a su vez en la reunión el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero.

Antes del encuentro, Romero se reunió con dirigentes de la Central Obrera Boliviana que convocó a las protestas y tampoco logró acuerdos debido a que los manifestantes persisten en su demanda. El sábado, el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales, había anunciado su intención de ayudar a facilitar un acuerdo.

Áñez dijo que el gobierno facilitó vuelos para trasladar oxígeno medicinal a las principales ciudades, “pero no es una solución” sostenible. El abastecimiento de alimentos y combustibles a las ciudades también se ha visto afectado.

En un comunicado, el Ministerio de Salud denunció el domingo que manifestantes interceptaron tres camiones que transportaban oxígeno a la ciudad de Cochabamba, en el centro del país.

La crisis política y social que afrontó el país a finales del año pasado tras unas elecciones anuladas por denuncias de fraude provocaron la muerte de 36 manifestantes y la renuncia de Morales tras casi 14 años en el poder.

La disputa ha vuelto a recrudecer en las últimas semanas en momentos en que los contagios del virus están en acelerado ascenso con 89.055 positivos y 3.587 decesos hasta el domingo.

Los hospitales están al tope y las protestas públicas son “focos de contagio”, según el director nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto,

“Esperamos que hasta el lunes se puedan levantar los cortes de ruta, de lo contrario, tendemos que aplicar la ley”, advirtió el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, tras la reunión convocada por el gobierno.

Desde su exilio en Buenos Aires, Morales ha estado apoyando las protestas pero el domingo dijo en su cuenta de Twitter que “las bases movilizadas deben decidir” sobre la urgencia “de un acuerdo con la garantía de Naciones Unidas” para “salir de la crisis”.



Jamileth