Internacional - Política

Trump a extremistas de ultraderecha: “Apártense, esperen”

2020-09-30

“Casi todo lo que veo es de la izquierda, no de la derecha”, dijo Trump, cuyo debate...

Por KATHLEEN RONAYNE y MICHAEL KUNZELMAN

(AP).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no condenó el martes a los grupos supremacistas blancos y su papel en los episodios de violencia en varias ciudades estadounidenses este verano, tachándolo de únicamente un problema “de la izquierda” y diciendo a un grupo extremista de ultraderecha “apártense, esperen”.

“Casi todo lo que veo es de la izquierda, no de la derecha”, dijo Trump, cuyo debate con el demócrata Joe Biden dejó al grupo extremista Proud Boys celebrando lo que algunos de sus miembros vieron como una aprobación tácita.

El mandatario respondía a una pregunta del moderador del debate, Chris Wallace, que preguntó al presidente si condenaría a las milicias y grupos supremacistas blancos que se han presentado en algunas protestas. Wallace se refirió en concreto a Kenosha, Wisconsin, donde un adolescente blanco fue acusado de matar a dos manifestantes durante protestas por el tiroteo a manos de la policía de Jacob Blake, un hombre negro. Trump ha culpado en varias ocasiones a “antifa”, un término para el movimiento antifascista.

“Estoy dispuesto a hacerlo todo. Quiero ver paz”, dijo Trump. “¿Cómo les quieres llamar? Dame un nombre”.

El demócrata Joe Biden mencionó a “Proud Boys”, un grupo extremista de ultraderecha que ha acudido a protestas en el noroeste del Pacífico. El grupo neofascista, formado sólo por varones, se describe como “chauvinistas occidentales” y se sabe que han instigado violencia callejera.

“Proud Boys, apártense, esperen”, dijo Trump. “Pero déjenme decirles algo, alguien tiene que hacer algo respecto a antifa y la izquierda, porque este no es un problema de derecha”.

El director del FBI, Christopher Wray, dijo la semana pasada a un comité del Congreso que los supremacistas blancos y extremistas contrarios al gobierno son responsables de la mayoría de ataques mortales recientes de ataques extremistas en territorio estadounidense.

Trump, que es republicano, ha intentado asociar a Biden y a los demócratas con los episodios de violencia que acompañaron a las protestas en su mayoría pacíficas. Ha basado su campaña en la seguridad, advirtiendo a la gente que no estará a salvo con un presidente demócrata. Es un mensaje dirigido de forma directa a los votantes blancos de suburbios, incluidas las mujeres que votaron a Trump en 2016 pero podrían no hacerlo de nuevo.

“Lo que vimos fue un silbato para perros a través de un altavoz”, dijo la senadora de California Kamala Harris, compañera de fórmula Biden, en declaraciones a MSNBC tras el debate. “Donald Trump no aparenta ser otra cosa que lo que es: Alguien que no quiere condenar a los supremacistas blancos”.

Varios líderes y partidarios de Proud Boys celebraron más tarde las palabras del presidente en medios sociales. En un canal de Telegram, un canal de mensajería instantánea, con más de 5,000 miembros del grupo, se difundieron imágenes con las palabras “apártense” y “esperen” junto con el logotipo del grupo.

Biden ha dicho que decidió presentarse a la presidencia después de que Trump dijera que había “muy buenas personas” en ambos bandos de una protesta de 2017 liderada por supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia, donde murió una contramanifestante en un atropello deliberado.

Trump dijo el martes que Biden tiene miedo de decir “ley y orden” y le presionó para que diera ejemplos de cuerpos de seguridad que respalden su campaña. Aunque Biden no mencionó ninguno, dijo estar a favor de “la ley y el orden con justicia, en el que se trata a la gente de forma justa”.

Biden describió a antifa como “una idea, no una organización”. Es una descripción similar a la que dio Wray, aunque Trump ha pedido que el gobierno clasifique a antifa como grupo terrorista.

En otro momento del debate, cuando hablaban de una decisión del gobierno de Trump para poner fin a la formación sobre sensibilidad racial en el gobierno federal, Biden llamó directamente racista a Trump. También le acusó de intentar sembrar el odio y la división racistas en el país.



Jamileth