Internacional - Política

Joe Biden continúa su gira para reforzar el liderazgo de Estados Unidos en Asia

2022-05-23

Más adelante, el martes, Joe Biden participará en la capital nipona en una cumbre de...


France 24 | Joe Biden llegó este domingo a Japón, segunda y última etapa de su primera gira por Asia como presidente de Estados Unidos. Se espera que anuncie la creación de un programa para vincular más estrechamente a los países de la región con la potencia norteamericana. Sin embargo, la iniciativa, concebida con la intención de contrarrestar la influencia creciente de Beijing en Asia-Pacífico, ya enfrenta críticas por ofrecer escasos beneficios a los países de la zona.

En una nueva parada de su gira asiática, el presidente de Estados Unidos llegó a Japón este domingo. Joe Biden fue recibido en la base aérea de Yokota, al oeste de Tokio, por el ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Yoshimasa Hayashi.

La agenda que le espera al mandatario estadounidense presenta varios desafíos. Primero, Biden se reunirá este lunes en Tokio con el primer ministro japonés, Fumio Kishida, y la directriz de esta cumbre será la ampliación de la cooperación entre ambas naciones frente al auge económico y militar de China.

Un nuevo proyecto para promover el comercio y la inversión entre EU y países de la región

En efecto, desde que el expresidente Donald Trump renunció a un acuerdo comercial transpacífico multinacional, Washington ha carecido de un pilar económico para su compromiso con el Indo-Pacífico.

Este lunes, está previsto que Joe Biden presente el Marco Económico del Indopacífico (IPEF) un nuevo programa de cooperación regional, cuyo objetivo es reforzar lazos comerciales entre la nación norteamericana y sus principales socios en Asia.

La iniciativa abarca, por ejemplo, normas comunes para reforzar la resiliencia de las cadenas de suministro así como reducir la dependencia de China y otras disposiciones a favor de la energía limpia y el comercio digital.

El proyecto parte con el respaldo de Tokio y de Seúl, y según Jake Sullivan, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, existe "un fuerte interés" de otros países de la región.

El IPEF suscita una reacción tibia por parte de los países asiáticos 

Sin embargo, el IPEF no incluiría ventajas arancelarias ni otros incentivos concretos para acceder al mercado estadounidense, lo que según un funcionario del Ministerio de Finanzas japonés, reduciría su atractivo para las economías asiáticas emergentes.

"La administración va a tener que ofrecer beneficios más tangibles si quiere mantener a los países a bordo", opinó Matthew Goodman, experto en comercio del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington.

Detrás de esa oferta limitada, estaría la reticencia de Biden a arriesgar puestos de trabajo estadounidenses al ofrecer a sus socios asiáticos un mayor acceso a su mercado.

China, por su parte, parece no ver con buenos ojos la creación del IPEF. En palabras del ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, la potencia asiática "se opone a los intentos de crear división y confrontación. Asia-Pacífico debe convertirse en un terreno para el desarrollo pacífico, no en una arena de gladiadores geopolíticos".

Voluntad de entablar una relación de confianza con el nuevo presidente surcoreano

Anteriormente en su gira asiática, Joe Biden ya había dado claras muestras de sus ambiciones de unidad entre Estados Unidos y la región. En Seúl, donde llegó el viernes, el presidente estadounidense se reunió con el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol.

De hecho, la reunión entre ambos mandatarios se produjo solo once días después de que Yoon asumiera el cargo, lo que según la Casa Blanca supone el encuentro más temprano entre un presidente estadounidense con su homólogo surcoreano tras acceder al cargo.

Biden se comprometió durante la cumbre bilateral a fortalecer la capacidad de disuasión de la península coreana, lo que incluye "el compromiso de desplegar activos militares estratégicos estadounidense de manera oportuna y coordinada según sea necesario", según una declaración conjunta.

También, el mandatario estadounidense dedicó sus tres días de visita oficial a profundizar la cooperación económica en sectores estratégicos como los vehículos eléctricos, reuniéndose, por ejemplo, con el presidente de Hyundai para celebrar la decisión del gigante automovilístico de invertir 5,500 millones de dólares en una planta de autos eléctricos en el estado de Georgia.

La guerra en Ucrania como telón de fondo

Más adelante, el martes, Joe Biden participará en la capital nipona en una cumbre de líderes del grupo Quad, un foro que reúne a Australia, Estados Unidos, India y Japón.

Los cuatro países comparten la preocupación por China, pero la Quad, como grupo, ha evitado una agenda abiertamente contraria a China. Según los analistas, los fuertes lazos de seguridad de la India con Rusia y su negativa a condenar su invasión de Ucrania impedirán probablemente cualquier declaración conjunta firme sobre esa cuestión.



aranza