Internacional - Seguridad y Justicia

Baja cantidad de rusos que cruzan fronteras

2022-10-01

Más de 194,000 rusos habían cruzado a Kazajistán, Georgia y Finlandia para el...

 

TALLÍN, Estonia (AP) — La cantidad de rusos que han cruzado a los países vecinos en los últimos días ha disminuido, según las autoridades locales, a pesar de la persistente ansiedad por la movilización parcial de reservistas que el Kremlin lanzó hace menos de dos semanas para reforzar sus fuerzas que combaten en Ucrania.

El éxodo masivo de hombres rusos —solos o con familiares y amigos— comenzó el 21 de septiembre, poco después que el presidente Vladimir Putin anunció la movilización parcial de reservistas. En Rusia, la vasta mayoría de los hombres menores de 65 años están inscritos como reservistas, así que los boletos de vuelos con destinos al extranjero se agotaron en unas pocas horas. Poco después de eso, las filas de automóviles se formaron en caminos hacia las fronteras rusas.

Más de 194,000 rusos habían cruzado a Kazajistán, Georgia y Finlandia para el martes. No fue posible discernir cuántos escapaban de la movilización y cuántos viajaban por otras razones, pero los números eran mucho más elevados después del llamado de Putin.

De acuerdo con funcionarios de esos tres países, para el final de la semana el flujo había decrecido. No estaba claro si eso estaba relacionado con los centros temporales de reclutamiento militar que las autoridades rusas establecieron con premura junto a las fronteras o con la política de rechazar a hombres de la frontera, citando las leyes de movilización.

Finlandia prohibió el viernes el ingreso de rusos con visas de turista y solamente 1.688 rusos lograron cruzar por tierra al país nórdico ese día, comparado con 5.262 el jueves y más de 8,000 diarios el fin de semana previo, de acuerdo con la Guardia Fronteriza finlandesa.

Georgia registró también menos rusos entrando al país: solamente 6.109 entre jueves y viernes, comparado con 9.642 entre miércoles y jueves, indicó el Ministerio del Interior.

La declinación del flujo de rusos a Georgia, que junto con Kazajistán forma dos de los destinos más populares para quienes cruzan por tierra, podría tener que ver también con las nuevas restricciones. El miércoles, autoridades de la región sureña rusa de Osetia del Norte, donde está ubicado el único punto de cruce a Georgia, restringieron el ingreso de autos de oras regiones en un intento por frenar el éxodo.

Pero las autoridades en Kazajstán también notaron una disminución en los cruces fronterizos, pese a que no se han aplicado restricciones oficiales en ninguno de los lados de su frontera con Rusia.

El ministro del Interior de Kazajstán, Marat Akhmetzhanov, señaló el sábado una “tendencia persistente a la baja” en el número de rusos que ingresan al país: Sólo 22,500 ingresaron el jueves, y aún menos, 14,100, cruzaron a Kazajstán el viernes. De momento no queda claro qué causó la caída de los números.

El Kremlin ha anunciado que planea llamar a unas 300,000 personas, pero los medios rusos informaron que el número podría llegar a 1,2 millones, una afirmación que las autoridades rusas han negado.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha prometido reclutar sólo a aquellos que tienen experiencia en combate o servicio, pero según múltiples informes de los medios y defensores de los derechos humanos, hombres que no cumplen con los criterios también están siendo llamados, incluyendo manifestantes.



JMRS