Internacional - Seguridad y Justicia

Ataque israelí mata a comandante de Yihad Islámica en Gaza

2019-11-12

En el este de la Franja de Gaza, un ataque israelí mató a Bahaa Abu el-Atta y a su...

Por FARES AKRAM y ARON HELLER

CIUDAD DE GAZA (AP) — Un par de ataques israelíes alcanzaron el martes a altos comandantes del grupo Yihad Islámica en Gaza y Siria. Los incidentes agravaron la confrontación de Israel con Irán en la región y amenazaron con desatar una nueva oleada de violencia transfronteriza con insurgentes palestinos.

En el este de la Franja de Gaza, un ataque israelí mató a Bahaa Abu el-Atta y a su esposa y provocó una feroz reacción con lanzamientos de proyectiles que llegaron hasta el corazón de Tel Aviv, mientras Yihad Islámica prometía vengarse. El ejército de Israel consideraba a Abu el-Atta como el cerebro de los recientes ataques en su contra y el principal mando militar del grupo en Gaza.

Por otra parte, medios estatales sirios reportaron que un ataque aéreo israelí en la capital, Damasco, tuvo como objetivo a otro comandante de Yihad Islámica, Akram al-Ajouri, que resultó ileso.

La agencia noticiosa estatal siria dijo que aviones de guerra israelíes dispararon tres proyectiles sobre la vivienda de al-Ajouri y mataron a su hijo y a su nieta. El ejército israelí no realizó comentarios al respecto.

El repentino repunte de la violencia parecía avivar el conflicto cada vez más directo de Israel con Irán y sus aliados en la región. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, realizó recientemente una serie de advertencias sobre una supuesta agresión iraní.

Netanyahu recibió también las críticas de los residentes en la frontera sur y de rivales políticos por su tibia respuesta a ataques insurgentes recientes. El Gabinete de Seguridad del ejecutivo celebró una larga reunión extraordinaria para discutir más acciones.

Al finalizar, Netanyahu, que compareció junto al jefe del ejército, el teniente general Aviv Kochavi, dijo que el-Atta, un “architerrorista, era el principal generador de terrorismo desde la Franja de Gaza”.

“Estaba implicado en la preparación de nuevos ataques estos días”, agregó Netanyahu. “Era una bomba a punto de estallar”.

Los ataques aéreos se producen en un momento políticamente sensible para Israel, con el primer ministro, Benjamin Netanyahu, al frente de un ejecutivo interino tras dos elecciones sin resultados claros. Su principal rival, el exjefe militar Benny Gantz, está tratando de formar un gobierno de coalición. Ganz dijo que el bombardeo era “la decisión correcta”.

Una operación militar exitosa podría impulsar a Netanyahu en su intento de mantenerse en el poder, especialmente si es acusado de corrupción.

Se espera que el fiscal general tome una decisión en las próximas semanas, y una acusación aumentaría la presión para la renuncia del dirigente. Netanyahu ha intentado presentarse como el único líder capaz de dirigir al país frente a sus numerosos retos de seguridad.

El operativo sobre Gaza se llevó a cabo durante la noche y Abu el-Atta murió mientras dormía en su casa.

El teniente coronel Jonathan Conricus, un vocero del ejército, dijo a reporteros que Abu el-Atta era responsable de una serie de ataques con proyectiles sobre el sur de Israel, agregando que estaba planeando activamente nuevas agresiones.

“Básicamente, en la última semana hemos estado esperando el momento oportuno para realizar este ataque quirúrgico”, agregó.

Según Conricus, el ataque destruyó solo el inmueble del vecindario de Shejaeya, en el este de la Ciudad de Gaza, para minimizar los “daños colaterales”.

Sus familiares y Yihad Islámica dijeron que la mujer muerta en la operación era la esposa del líder insurgente, y que dos de los heridos eran sus hijos.

La milicia apuntó que Abu el-Atta, de 42 años, realizaba un “acto heroico” cuando fue asesinado. No ofreció más detalles pero prometió venganza.

Minutos después de que el grupo, que cuenta con el respaldo de Irán, confirmase el deceso, se dispararon varias rondas de proyectiles hacia Israel. Las sirenas continuaron sonando durante toda la mañana en lugares tan lejanos como Tel Aviv.

En apenas unas horas se dispararon más de 50 cohetes, y 20 de ellos fueron interceptados por el sistema de defensa israelí Cúpula Hierro, agregó el ejército. No hubo víctimas israelíes.

En respuesta, Israel cerró los cruces a Gaza y redujo las zonas permitidas de pesca a seis millas náuticas de la costa del territorio palestino en anticipación de un empeoramiento de la situación.

Yihad Islámica lleva a cabo ataques con independencia de Hamas, el principal grupo insurgente que gobierna Gaza. Conricus describió a Abu el-Atta como una poderosa figura en el territorio y dijo que suele actuar solo sin instrucciones de Teherán o Hamas.

A media mañana, el ejército reportó un ataque sobre dos insurgentes de una unidad de lanzamiento de proyectiles de Yihad Islámica. Señaló que se trató de un ataque directo pero no ofreció más detalles. El Ministerio de Salud de Gaza explicó que un palestino murió y otro resultó herido en ese incidente.

Uno de los proyectiles disparados desde Gaza alcanzó una vivienda en Netivot, en el sur de Israel, entrando por el tejado, explicó el ejército. Nadie resultó herido.

La ofensiva se produce en un momento complicado también para los patrocinadores de la milicia, que enfrentan asfixiantes sanciones de Washington.



Jamileth