Internacional - Seguridad y Justicia

Walmart vuelve a retirar las armas y las municiones de sus estanterías por temor a episodios de violencia

2020-10-30

La decisión de Walmart trasciende en el contexto de unas elecciones en las que de manera...

Pablo Ximénez de Sandoval | El País

Los Ángeles - La cadena de supermercados Walmart ha decidido retirar de sus estanterías las armas y la munición por el temor de posibles episodios de violencia y saqueos. La empresa toma esta decisión después de que una de sus tiendas fuera saqueada en Filadelfia en el contexto de las protestas por la muerte de otro hombre afroamericano a manos de la policía. Las armas y municiones seguirán disponibles para comprar en los supermercados, pero no estarán a la vista. La decisión se prolongará toda la semana por “precaución” y en el contexto, además, de las elecciones del próximo martes.

The Wall Street Journal adelantó la noticia este jueves citando a un portavoz de Walmart: “Hemos visto revueltas aisladas y, como hemos hecho en varias ocasiones en los últimos años, hemos quitado las armas y las municiones de la tienda como medida de precaución por la seguridad de nuestros empleados y clientes”. La empresa no ha decidido cuánto tiempo exacto mantendrá la medida, aunque ha confirmado que al menos durará una semana. La empresa se lo comunicó a los gerentes de los 4,700 establecimientos que tiene en Estados Unidos citando “exceso de celo por las revueltas aisladas que se están dando en el país”.

No es la primera vez que Walmart toma este tipo de medida. Hizo lo mismo durante las protestas en todo el país por la muerte de George Floyd en Mineápolis a manos de la policía, un suceso que desató la mayor ola de manifestaciones antirracistas en EE UU en medio siglo. Las protestas se volvieron violentas en algunas ciudades en los primeros días.

Los supermercados Walmart son un símbolo de la cultura de los suburbios en Estados Unidos y también de su cultura de las armas. En estos supermercados se pueden encontrar todas las armas que sean legales en el Estado donde se encuentren. También ha ido cambiando al paso de la percepción de este asunto en el país. Walmart dejó de vender pistolas hace dos décadas. En 2015, dejó de vender rifles de asalto militares con cargadores de alta capacidad. En 2018, empezó a exigir a sus clientes ser mayores de 21 años, en vez de 18, para venderles munición. Lo hizo a raíz de la matanza de Parkland, Florida. La política del supermercado es vender armas para cazadores.

La decisión de Walmart trasciende además en el contexto de unas elecciones en las que de manera inaudita se habla de posibles estallidos de violencia de uno u otro lado según el resultado. La conversación en las calles de Estados Unidos es ineludible, y está azuzada por el presidente Donald Trump, que ha pedido vigilar las urnas, ha lanzado acusaciones sin pruebas sobre supuesto fraude electoral, y se ha negado a decir si abandonará pacíficamente la Casa Blanca en caso de derrota.

En una encuesta publicada este miércoles por ‘USA Today’, tres de cada cuatro votantes decían temer en cierto grado un estallido de violencia en el día de las elecciones y solo uno se mostraba “muy confiado” en que habría una transferencia de poder pacífica si gana Joe Biden. Se trata de una cifra muy sorprendente en un país donde hay miles de cargos electos locales, estatales y federales que cambian de manos pacíficamente cada dos años.



Jamileth