Internacional - Seguridad y Justicia

Advierten a cadetes de Estados Unidos que tecnología transformará guerra

2022-05-21

El jefe de las fuerzas armadas estadounidenses instó el sábado a la nueva...

Por LOLITA C. BALDOR

WASHINGTON (AP) — El jefe de las fuerzas armadas estadounidenses instó el sábado a la nueva generación de soldados del Ejército a prepararse para pelear guerras futuras que podrían parecerse muy poco a las guerras de la actualidad.

El general del ejército Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, pintó un panorama sombrío de un mundo cada vez más inestable, con grandes potencias decididas a cambiar el orden global. Dijo a los cadetes que se graduaban de la Academia Militar West Point que ellos tendrán la responsabilidad de asegurarse que Estados Unidos esté listo para los nuevos retos.

“El mundo al que ingresan tiene el potencial para un conflicto internacional significativo entre grandes potencias y ese potencial está aumentando, no decreciendo”, dijo Milley a los cadetes. “Cualquier ventaja que nosotros, Estados Unidos, disfrutamos militarmente en los últimos 70 años se está reduciendo rápidamente y Estados Unidos será —de hecho, está siendo— retado en todos los dominios de la guerra, el espacio, el mar, el aire y, por supuesto, en tierra”.

Advirtió que Estados Unidos ya no es más la potencia mundial indiscutida. En lugar de ello, está siendo sometida a una prueba en Europa por la agresión rusa, en Asia por el espectacular crecimiento económico y militar de China y las amenazas nuclear y de misiles de Corea del Norte, y en el Medio Oriente y África por la inestabilidad causada por terroristas.

Trazando paralelos con lo que oficiales militares ven en la invasión rusa de Ucrania, Milley dijo que la guerra del futuro será altamente compleja, con enemigos elusivos y una guerra urbana que requiere armas de precisión de largo alcance y nuevas tecnologías avanzadas.

Estados Unidos ha estado enviando nuevos drones de alta tecnología y otro armamento a las fuerzas armadas ucranianas —en algunos casos equipo que está apenas en fases iniciales de prototipo. Armas como los Switchblade, unos pequeños aviones teledirigidos lanzados desde el hombro, están siendo usadas contra los rusos, incluso en momentos en que aún evolucionan.

Y al cambiar la guerra en Ucrania —de la infructuosa batalla rusa para tomar Kiev a complicados combates urbanos para asumir el control de ciudades en la región oriental de Donbás— también ha cambiado el tipo de armamento necesario. Las primeras semanas se enfocaron en armas de precisión de largo alcance como los misiles Stinger y Javelin, pero actualmente el énfasis está en la artillería y el incremento en el envío de obuses.

Y durante los próximos 25 a 30 años, el carácter fundamental de la guerra y las armas que se emplean seguirá cambiando.

Las fuerzas armadas estadounidenses, dijo Milley, no pueden aferrarse a conceptos y armas de antaño, sino que deben modernizar y desarrollar de manera urgente los elementos y equipamientos que puedan disuadirla o, de ser necesario, triunfar en un conflicto mundial. Y los oficiales que hoy se graduaron, resaltó, tendrán que cambiar la manera en que piensan, entrenan y combaten las fuerzas estadounidenses.

Como los líderes militares del mañana, Milley declaró, los recién nombrados tenientes segundos combatirán con tanques, buques y aeronaves robóticas y dependerán de inteligencia artificial, combustibles sintéticos, fabricación de 3-D e ingeniería humana.

“Será su generación la que llevará el peso y asumirá la responsabilidad de mantener la paz, de contener y evitar el estallido de una gran guerra de potencias”, recalcó.



JMRS