Internacional - Seguridad y Justicia

Rusia bombardea el este de Ucrania y Putin conmemora el aniversario de la Segunda Guerra Mundial

2022-06-22

El hecho de que Rusia no haya logrado un gran avance desde que invadió Ucrania el 24 de...

 

22 jun (Reuters) - Las fuerzas ucranianas y rusas se atrincheraron en los campos de batalla del este de Ucrania el miércoles, día en que se conmemora en ambos países el aniversario de la invasión de Hitler a la Unión Soviética en 1941.

Los combates en la guerra, iniciada hace meses, han favorecido a Rusia en las últimas semanas debido a su enorme ventaja en cuanto a potencia de fuego de artillería, un hecho que el presidente ucraniano Volodímir Zelenski reconoció en un discurso pronunciado a última hora del martes.

"Gracias a las maniobras tácticas, el ejército ucraniano está reforzando sus defensas en la región de Luhansk", dijo. "Ese es realmente el punto más difícil. Los ocupantes también están presionando con fuerza en dirección a Donetsk".

Las provincias de Luhansk y Donetsk combinadas se conocen como el Dombás, donde los separatistas respaldados por Rusia han estado luchando contra las fuerzas ucranianas desde 2014 tras la anexión rusa de Crimea a Ucrania.

"Y al igual que luchamos activamente por una decisión positiva de la Unión Europea sobre el estatus de candidato de Ucrania, también luchamos cada día por un armamento moderno para nuestro país. No cesamos ni un solo día", dijo Zelenski, instando a los aliados de su país a acelerar la entrega de armas.

En una decisión simbólica, Ucrania se convertirá el jueves en candidato oficial a la adhesión a la Unión Europea, según informaron diplomáticos de la UE.

El hecho de que Rusia no haya logrado un gran avance desde que invadió Ucrania el 24 de febrero significa que el tiempo está del lado de los ucranianos, según algunos analistas militares.

"Es un combate de boxeo de pesos pesados. En dos meses de lucha, aún no se ha producido un golpe de gracia. Llegará, a medida que las fuerzas del ejército ruso se vayan agotando", escribió en Twitter el teniente general retirado de Estados Unidos Mark Hertling, excomandante de las fuerzas terrestres estadounidenses en Europa.

PROVOCACIONES

El 22 de junio es una fecha significativa en Rusia -el "Día del Recuerdo y el Dolor"- que marca la fecha en que las fuerzas de la Alemania nazi de Hitler invadieron la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial. También se conmemora en Ucrania y en la vecina Bielorrusia, entonces parte de la Unión Soviética. La guerra duró 1.418 días, desde el 22 de junio de 1941, y los historiadores calculan que murieron unos 27 millones de soldados y civiles soviéticos.

El presidente ruso Vladimir Putin, que lanzó una "operación militar especial" —según la terminología del Kremlin— en Ucrania para erradicar a los nazis, tiene previsto depositar flores para honrar a los muertos.

El Gobierno ucraniano y sus partidarios occidentales afirman que Putin ha utilizado un falso pretexto para librar una guerra de agresión no provocada contra su vecino.

Para conmemorar el aniversario, el Ministerio de Defensa ruso hizo públicos el miércoles unos documentos que se remontan al inicio de la Segunda Guerra Mundial y que demuestran que Alemania pretendía alegar que el ejército soviético bombardeaba iglesias y cementerios para justificar su invasión.

"Al igual que ahora, en 1941, los nazis prepararon provocaciones por adelantado para desacreditar a nuestro Estado", dijo el Ministerio de Defensa ruso.

Las fuerzas rusas y los separatistas en el este de Ucrania avanzaron el martes, empujando hacia la ciudad de Lisichansk, el principal bastión de las fuerzas ucranianas en el Dombás.

En algunos de los combates más sangrientos en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, Rusia ha avanzado lentamente en el Dombás desde abril en un conflicto que ha costado la vida a miles de soldados de ambos bandos.

La separatista República Popular de Donetsk había reconocido más de 2,000 militares muertos y casi 9,000 heridos desde principios de año, según la inteligencia militar británica. Esto equivale a cerca del 55% de su fuerza original, dijo.

Algunos de los combates han abarcado el río Síverski Donets que atraviesa el Dombás, con los soldados rusos principalmente en la orilla oriental y las ucranianas principalmente en la occidental.

Sin embargo, los militares ucranianos -y unos 500 civiles- siguen resistiendo en una planta química de la ciudad de Severodonetsk, en la orilla oriental.

El gobernador de la provincia de Luhansk, Serhi Gaidai, dijo que los rusos estaban avanzando hacia Lysychansk, atacando los edificios de la policía, la seguridad del Estado y la fiscalía, tomando asentamientos y atacando la ciudad con aviones.

Oleskiy Arestovych, asesor de Zelenski, dijo que las fuerzas rusas podrían aislar Lisychansk y Severodonetsk del territorio controlado por Ucrania.

"La amenaza de una victoria táctica rusa está ahí, pero todavía no lo han hecho", dijo en un vídeo online.

Los ataques se han intensificado en la región de Járkov, en el noreste del país, con al menos 15 civiles muertos por bombardeos rusos, según dijo su gobernador el martes.

"Las fuerzas rusas están atacando la ciudad de Járkov de la misma manera que antes atacaban Mariúpol, con el objetivo de aterrorizar a la población", dijo Arestovych. "La idea es crear un gran problema para distraernos".

Reuters no pudo confirmar inmediatamente las versiones sobre el campo de batalla.

En represalia por las sanciones occidentales, Rusia ha comenzado a bombear menores volúmenes de gas a Europa a través de Ucrania.

Los Estados de la Unión Europea han esbozado medidas para hacer frente a una crisis de suministro después de que la invasión pusiera la energía en el centro de una batalla económica entre Rusia y Occidente.

Rusia advirtió el martes a Lituania de que se enfrentaría a medidas de "grave impacto negativo" por bloquear algunos envíos por ferrocarril al enclave ruso de Kaliningrado en el mar Báltico.

Estonia, otro país báltico, se solidarizó con Lituania y convocó al embajador ruso para protestar por la "gravísima" violación de su espacio aéreo por un helicóptero ruso.



aranza