Migración

Pacto México-Guatemala para frenar caravanas

2019-09-21

"Lo que más importa es ponernos de acuerdo para trabajar conjuntamente y enfrentar el...


(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 21 SET - El presidente de México, Andrés López Obrador, y el mandatario electo de Guatemala, Alejandro Giammattei, acordaron mantener el freno a la migración indocumentada desde Centroamérica pero creando oportunidades de desarrollo antes que con acciones de fuerza.    

Bajo la sombra de la presión permanente del jefe de la Casa Blanca Donald Trump, López Obrador y Giammattei apostaron por la opción de desalentar la migración creando empleos y generando inversiones, durante un encuentro sostenido en la sureña ciudad de Mérida, estado de Yucatán.
    
"Lo que más importa es ponernos de acuerdo para trabajar conjuntamente y enfrentar el fenómeno migratorio", afirmó López Obrador durante su reunión.
    
México invertirá 30 millones de dólares en los tres países del Triángulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) en el marco de este plan, recordó.
    
Se busca con ello generar unos 20,000 empleos en cada país, aunque el propósito original de López Obrador es convencer a Estados Unidos para que invierta unos 10,000 millones de dólares en la región.
    
El presidente de México dijo que las acciones de ambos países apuntan a evitar el éxodo de personas desde la región, impulsando "actividades productivas para que la gente no abandone sus lugares de origen".
    
México había anunciado una política de "puertas abiertas" a la migración luego que López Obrador asumió su cargo el 1 de diciembre tras su victoria, con 53% de los votos, del 1 de julio del 2018, pero luego debió dar marcha atrás cuando sobrevino una avalancha de extranjeros a partir de octubre pasado.
    
En julio, Trump le torció el brazo a México amenazándolo con imponerle aranceles a todas sus importaciones si no contribuía a frenar el alud de foráneos a través de caravanas o de la manera tradicional.
    
De este modo, el gobierno mexicano aceptó enviar 6,000 elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur y aceptar la llegada de decenas de miles de centroamericanos que han solicitado asilo a Estados Unidos para esperar la resolución de su proceso en México.
    
En septiembre pasado, el gobierno mexicano informó que el flujo migratorio al país se redujo en un 56%.
    
Durante el encuentro entre López Obrador y Giammattei en una base militar de Mérida, se abordaron diversos temas de la agenda bilateral.
    
En una entrevista con la cadena mexicana TV Azteca, Giammattei afirmó que regresa a Guatemala "con el bolsón lleno como Santa Claus" y defendió la idea de erigir un "muro de prosperidad" para detener la migración.
    
El mandatario electo explicó que convenció a López Obrador de crear una "zona económica especial" de más de más de 400 kilómetros de largo y de unos 30 o 40 kilómetros de cada lado de la frontera para poder producir y exportar bienes libres de impuestos.
    
La estrategia permitiría generar "oportunidades de trabajo", señaló pero dijo que "se requiere iniciar obras de infraestructura, agua salud, educación y seguridad". "La idea ya va caminando, hay un perfil del proyecto y vamos a firmar un convenio para su desarrollo", afirmó.
    
A su juicio, "atender las causas de la migración no es un tema coyuntural sino estructural". "Tenemos que eliminar esos grandes bolsones de miseria, pobreza y exclusión social para dar oportunidades de desarrollo a la gente y que pueda crecer en el país. Nadie se va por gusto, las personas huyen por necesidad", afirmó Giammattei.
    
El futuro presidente guatemalteco dijo que se propone mantener "las mejores relaciones históricas" con México, al que calificó como "el hermano grande" de su país.
    
El mandatario electo ganó los comicios presidenciales de agosto pasado con el 58% de los votos y asumirá su encargo en enero próximo. 



JMRS