Nacional - Economía

México reactiva el libre comercio con Brasil

2019-03-21

Simultáneamente, en 2024 entrará en vigencia la ampliación y...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- México reactivó hoy con Brasil el libre comercio de autos y vehículos ligeros de pasajeros tras cuatro años de suspensión, pero con Argentina la medida deberá esperar tres años más, aunque se iniciará un proceso gradual para una apertura completa.
    
Los cupos con Argentina iniciarán con 10% el primer año, 5% el segundo y 5% el tercero para concluir en una liberación al cuarto año, informó un comunicado del ministerio de Economía.
    
Simultáneamente, en 2024 entrará en vigencia la ampliación y profundización del acuerdo ACE 6 México-Argentina, suscrito entre ambos países, indicó la dependencia.
    
La Asociación Mexicana de la industria Automotriz temía que el acuerdo alcanzado en 2015 para volver al libre comercio con Brasil y establecer las bases para un proceso análogo con Argentina fuera suprimido, lo que podría causar una fuga de capitales.
    
Bajo los acuerdos de complementación económica establecidos con Brasil, se incrementará el contenido regional de 35% a 40%.
    
El libre comercio entre México y Brasil, que inició en 2003, fue suspendido por decisión del segundo país, para sustituirlo por cuotas máximas de exportación, debido a que el poder de compra del real se duplicó respecto al del peso frente al dólar, por lo que las importaciones de autos aztecas crecieron a un ritmo vertiginoso.
    
Pero con las restricciones, vino la drástica caída que sufrió la economía brasileña entre 2015 y 2017, y las exportaciones mexicanas ni siquiera cubrieran la cuota prevista.
    
El comercio bilateral en el sector automotriz con Argentina durante 2018 alcanzó 817 millones de dólares y con Brasil 4.680 millones, con exportaciones de México por 630 millones en el caso de la primera nación y 2.774 millones en el de la segunda.
    
A partir del martes concluyó el Acuerdo de Complementación Económica (ACE) 55 con Argentina y Brasil para dar lugar a uno nuevo.
    
Ante las recientes asunciones del mandatario de izquierda Andrés López Obrador y el de derecha Jair Bolsonaro surgió el temor de que no se respetaran los acuerdos establecidos por las diferencias ideológicas.
    
Sin embargo, como reza la sabiduría popular, "los extremos se tocan", pues la apertura económica impulsada por Bolsonaro coincidió con el empeño de López Obrador de diversificar el comercio exterior a fin de no depender tanto de Estados Unidos.
    
La liberalización automotriz entre tres de las principales economías latinoamericanas se da en un contexto incierto para el futuro del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC, antes NAFTA), aunque comienza a aparecer la "luz al final del túnel".
    
La victoria demócrata en el Congreso de Washington tras las elecciones de noviembre pasado hace suponer que la nueva oposición rechace el acuerdo firmado por los tres países el último día de ese mismo mes.
    
La líder parlamentaria demócrata, Nancy Pelosi, adelantó que exigirá al gobierno mexicano que modifique el capítulo laboral, lo que podría afectar gravemente a la industria automotriz o de lo contrario no avalará el nuevo acuerdo.
    
El T-MEC podría ser ratificado en el mejor de los casos el tercer trimestre del año, para que entre en vigencia el 1 de enero de 2020, de acuerdo con empresarios.
    
La reapertura del libre comercio de autos entre México, Brasil y Argentina representa una oportunidad de oro para incrementar las exportaciones a América del Sur, según los especialistas.
    
Asimismo, para la industria del sector llega como una suerte de bálsamo, para las armadoras mexicanas, golpeadas por un desplome de 0,61% en la producción en 2018.
    
Mientras tanto, las ventas internas en el mercado automotriz brasileño, el sexto más importante del mundo, podrían subir a niveles no vistos en cinco años, de acuerdo a previsiones de expertos locales.



Jamileth
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México