Nacional - Población

Familias de víctimas de sismo en México esperan más justicia

2020-09-19

En paralelo colectivos de damnificados aprovecharon el aniversario de la tragedia para recordar a...

 Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Las familias de quienes murieron al derrumbarse una escuela durante el sismo de septiembre de 2017 en Ciudad de México se mostraron el sábado satisfechas por la condena esta semana de la directora del centro, la primera emitida por una investigación vinculada al sismo —si bien todavía quedan abiertas muchas pesquisas.

“Es un rayo de luz porque se ha logrado demostrar todas las irregularidades del colegio”, indicó Mireya Rodríguez, madre de Paola, una niña de ocho años que falleció dentro de la escuela. Pero ahora, agregó la mujer, se debe castigar a los otros responsables.

El 19 de septiembre de 2017 un sismo de magnitud 7,1 sacudió el centro de México y mató a 228 en la capital y a más de 140 personas en estados cercanos. Uno de los edificios que colapsaron fue una escuela privada del sur de la ciudad que, como otras construcciones, hizo obras sin respetar la normativa vigente. Ahí murieron 26 personas, entre ellas 19 menores.

Esta semana, a tres años del terremoto, la justicia capitalina emitió su primera condena vinculada con el sismo al considerar a la directora y dueña de la escuela, Mónica García Villegas, culpable de 26 homicidios culposos porque había levantado un apartamento encima del ala que se vino abajo con el terremoto a sabiendas de que estaba incumpliendo las leyes.

Sin embargo, faltan muchos responsables por ser llevados ante la justicia relacionados con ese derrumbe y los de otros edificios.

La fiscalía de la capital indicó el sábado en un comunicado que, al margen de la directora de la escuela, en ese caso hay otras dos personas bajo proceso y “diversos funcionarios” del ayuntamiento bajo investigación. Además, hay varias órdenes de aprehensión emitidas, tanto en el caso de la escuela como los de otros edificios.

La nota no aclara cuántas indagatorias vinculadas al temblor de 2017 hay abiertas, pero señala que se iniciaron investigaciones por “deficiencias estructurales en algunos desarrollos inmobiliarios”, por “actos de prevaricación o uso ilegal de atribuciones y facultades, posiblemente cometidos por servidores públicos” y al detectarse que “diversos proyectos inmobiliarios se encontraban fuera de las disposiciones establecidas en la Ley de Desarrollo Urbano, lucro indebido de empresarios o falta de deberes del cargo de servidores públicos”.

Para Mireya Rodríguez, que junto a otros padres de la escuela destruida recordaron el sábado a sus pequeños en un emotivo acto acompañado de música de gaitas, flores y donde se soltaron mariposas en honor a los fallecidos, queda pendiente dilucidar el entramado de corrupciones que puso en riesgo a tantas personas.

“Demostramos que teníamos razón, que el colegio operaba con muchas negligencias, con muchas omisiones, y que se le olvidó a la dueña de que podía pasar algo”, dijo Óscar Vargas, padre de Raúl Alexis, otro de los niños fallecidos hace tres años.

En paralelo colectivos de damnificados aprovecharon el aniversario de la tragedia para recordar a las autoridades las promesas de reconstrucción que siguen pendientes.

Claudia Sheinbaum, la alcaldesa de la capital, se comprometió a que todos los que se quedaron sin casa reciban una vivienda digna.

El presidente Andrés Manuel López Obrador rindió junto a ella en el zócalo de la capital un homenaje a las víctimas tanto del sismo de 2017 como del ocurrido en la misma fecha de 1985 antes de iniciar una gira por varios de los estados que fueron afectados en el terremoto de hace tres años.



JMRS