Migración

Plan antimigración: México,Estados Unidos

2019-03-21

El jefe de Estado indicó que se trata de un acuerdo bilateral para "garantizar...

Por Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El asesor y yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner, se reunió con el presidente Andrés López Obrador para afinar un plan de apoyo de 10,000 millones de dólares que apoye el desarrollo del sureste de México y de Centroamérica para desalentar la migración.
    
Los resultados del encuentro, celebrado en la casa de un empresario en la capital mexicana y al que asistió el canciller Marcelo Ebrard y el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos, John Creamer, fueron detallados por el mandatario durante su habitual conferencia de prensa matutina de hoy.
    
El jefe de Estado indicó que se trata de un acuerdo bilateral para "garantizar inversiones en Centroamérica" y en el empobrecido sur de México "para que haya empleos, trabajo y que la migración sea opcional, voluntaria, no forzada por la falta de oportunidades o por la violencia".
    
López Obrador adelantó que se mantendrán encuentros permanentes con representantes del gobierno estadounidense para afinar el tema.
    
El encuentro con Kushner, que entabló una amistad muy estrecha con el anterior gobierno de Enrique Peña Nieto, en particular con su "mano derecha" el canciller Luis Videgaray, ocurrió un día después de que el gobierno mexicano otorgó el "placet" al embajador en México designado por Trump.
    
Se trata del abogado constitucionalista Christopher Landau, un amigo íntimo de Trump, pero sin alguna experiencia diplomática ni burocrática, aunque con gran preparación académica. La sede de la embajada estadounidense en esta capital se encuentra vacante desde la salida de Roberta Jacobson, una diplomática de carrera de amplia trayectoria y con muy buen conocimiento de México, el 5 de mayo pasado. En diciembre pasado, se anunció que López Obrador habría convencido a Trump de respaldar una suerte de "Plan Marshall" para Centroamérica que permita mitigar el fenómeno de la migración, un fenómeno que para el magnate representa una verdadera "catástrofe".
    
El canciller Ebrard reveló que Washington invertiría 4,800 millones de dólares en el sur de México y 5,800 millones en Centroamérica para frenar las sucesivas caravanas que comenzaron en octubre pasado y que han alimentado el discurso xenófobo de Trump.
    
Trump al parecer fue persuadido de apoyar la estrategia ante el riesgo de que "otro poderoso actor en la región" ocupe el espacio que deje vacío Estados Unidos, en referencia a China, escribió el diario The New York Times. Recién juramentado el 1 de diciembre, López Obrador firmó un acuerdo con sus homólogos de Guatemala, Jimmy Morales, y de Honduras, Juan Orlando Hernández, y con el vicepresidente de El Salvador, Samuel Ortiz, para crear un Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica.
    
Cada año emigran a Estados Unidos a través de México unos 400,000 centroamericanos, la mayoría del llamado "Triángulo del Norte" (Guatemala, Honduras y El Salvador).
    
El éxodo cambió con el inicio de las caravanas, haciendo que el flujo migratorio se volviera más seguro y organizado, aunque no ha dejado de generar dolores de cabeza para México y Estados Unidos.
    
La iniciativa de López Obrador ha sido cuestionada por expertos, los cuales consideran que no va "a la raíz del problema".
    
Sobre todo se objeta que no destina fondos a los gobiernos del área para instaurar reformas institucionales que mejoren la seguridad y el bienestar de los centroamericanos.
    
"Se trata de préstamos al sector privado que no van a estar dirigidos a las razones por las que la gente emigra de Centroamérica", afirmó Adam Isacson, especialista de la Oficina en Washington para América Latina (WOLA, acrónimo en inglés).
    
Sin embargo, López Obrador afirmó hoy que con el plan "estamos hablando básicamente de atender las causas" de la migración.



Jamileth
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México