Nacional - Seguridad y Justicia

Extorsión, móvil de masacre en Veracruz

2019-04-22

El escalofriante episodio puso en evidencia que la pesadilla de la violencia en el país, que...

 

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 22 ABR - Un caso de extorsión estaría detrás de la sangrienta matanza de 13 personas ocurrida el viernes pasado en la ciudad de Minatitlán (Veracruz), que tiñó de rojo el feriado de Semana Mayor en México.
    
El escalofriante episodio puso en evidencia que la pesadilla de la violencia en el país, que data desde fines de 2006, luego que el gobierno lanzó su estrategia contra el crimen organizado, con apoyo militar, está lejos de terminar.
    
Esta sería la principal hipótesis surgida de la investigación abierta por la policía en torno al espeluznante hecho, ocurrido luego que hombres armados irrumpieron en una fiesta privada en busca de una persona conocida como "El Beky", un transexual propietario del bar "La esquina del Chakl".
    
Aparentemente, supuestos miembros del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) serían los responsables de haber acudido a esta fiesta para exigir el "pago de piso", es decir, de la cuota extorsiva que se estima El Beky se negaba a cubrir. La organización emerge como la más poderosa del país, luego del debilitamiento de su más formidable rival, el Cártel de Sinaloa, tras la caída en desgracia de su jefe Joaquín "El Chapo" Guzmán, extraditado a Estados Unidos en enero de 2017.
    
El Chapo fue hallado culpable hace poco de 10 cargos de narcotráfico en un tribunal de Nueva York.
    
Según las indagaciones de los peritos, siete de las 13 personas acribilladas recibieron el llamado "tiro de gracia".
    
La Fiscalía del Estado indicó que los presuntos operadores del CJNG en Minatitlán identificados con los apodos de "El Lagarto" y "El Pelón", que recibirían órdenes de Roberto Sánchez, alias "Comandante 80", jefe de la organización en Veracruz, habrían perpetrado la matanza.
    
Además señaló que elementos de la Policía del Estado en Minatitlán tendrían vínculos con la banda criminal y darían cobertura a actividades ilegales como el secuestro, el homicidio y el cobro de protección.
    
La masacre también fue motivada, según la investigación oficial, por la disputa de la venta de droga en la esquina del bar que estaba a cargo de una organización rival del CJNG.
    
"Ya hay objetivos en la mira. Se han logrado identificar a algunas personas de las cuales dos ya manejamos como objetivos.
    
La investigación va muy adelantada", dijo el secretario de Seguridad Pública de Veracruz, Hugo Gutiérrez.
    
El ataque fue encarnizado y personas que estaban mostraban señales de vida fueron rematadas a sangre fría, sin discriminarse entre mujeres, hombres, ancianos y hasta un bebé.
    
Una de las fallecidas fue identificada como Claudia Cabrera, estudiante de Nutrición en el estado de Puebla, vecino a Veracruz.
    
La Universidad del Valle de México, el ateneo donde estaba articulada, lamentó y condenó "estos actos de violencia" e instó a las autoridades a esclarecer y castigar a los responsables así como "garantizar la seguridad en el país".
    
El presidente Andrés López Obrador, quien estuvo de visita en Veracruz, después de esta matanza, lamentó este trágico episodio y prometió que en seis meses "empezará a bajar" la violencia con la "implementación de los programas sociales" de su gobierno que incluyen subsidios a jóvenes desempleados y ancianos.
    
Un informe oficial difundido hoy reveló que en el primer trimestre del año los asesinatos crecieron casi un 10%, para llegar a su peor nivel en la historia.
    
La tendencia ya había sido anticipada por los expertos, ante lo cual el mandatario dijo que "lo que estamos haciendo en materia de violencia es que estamos estabilizando" para que el crimen deje de subir.
    
Según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con 8.493 víctimas de homicidio doloso, el primer trimestre de 2019 se convirtió en el más violento del que se tiene registro en México, donde en los últimos 12 años han muerto más de 250,000 personas y se contabilizan unos 40,000 desaparecidos.
    
López Obrador tiene cifrada la esperanza de que la creación reciente de la Guardia Nacional, que incluye a elementos de la Marina, la Defensa y de la Policía Federal, permita reducir la curva imparable de homicidios.
    
"Cuando tengamos presencia suficiente de la Guardia Nacional, vamos a garantizar la seguridad", indicó al señalar que "los índices delictivos y de violencia son herencia de los gobiernos anteriores, pero confió en que habrá paz en el país. 


 



regina