Nacional - Seguridad y Justicia

Moral del Ejército por los suelos

2019-10-21

Las Fuerzas Armadas, reputadas como uno de los sectores menos infiltrados por la corrupción...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 20 OCT - .- El Ejército y la Marina de México han sido la columna vertebral en 13 años de la lucha contra el crimen lanzada por el entonces presidente Felipe Calderón en 2006, pero ahora la moral militar está por los suelos y el gobierno intenta levantarle los ánimos.
    
Las Fuerzas Armadas, reputadas como uno de los sectores menos infiltrados por la corrupción rampante que ahoga a prácticamente todas las instituciones del Estado, fueron humilladas, según algunos analistas políticos, tras el fracasado operativo para detener a Ovidio Guzmán, de 28 años.
    
El hijo del legendario "rey de las drogas", Joaquín "El Chapo" Guzmán, condenado en junio a 10 cadenas perpetuas en Estados Unidos, fue arrestado por unas horas pero luego liberado después de una intensa presión de sus huestes.
    
Hombres armados, en efecto, se lanzaron a las calles de la norteña ciudad de Culiacán a disparar con armas de alto poder, aterrorizando a la población y obligándola a atrincherarse en casas, viviendas y comercios.
    
Según algunas versiones, al menos ocho soldados fueron tomados como rehenes, a quienes se lanzaron amenazas de matar a sus familias que viven en una zona residencial militar de Culiacán, que fue rodeada también por pistoleros, si no liberaban a Ovidio.
    
Durante una visita al estado sureño de Oaxaca, realizada el pasado sábado, el presidente Andrés López Obrador envió "un saludo respetuoso, un abrazo a todos los soldados de México, que han sabido actuar con responsabilidad".
    
Los soldados son "pueblo uniformado", y aunque "antes les daban órdenes para reprimir al pueblo" ahora eso "nunca va a pasar" porque "no vamos a enfrentar a hermanos con hermanos", señaló el mandatario.
    
Desde el sábado, al menos 60 de 140 familias de militares abandonaron sus viviendas en el complejo habitacional "21 de Marzo", en Culiacán, por temor a represalias del Cártel de Sinaloa, que encabezan los hijos del "Chapo" junto con Ismael "El Mayo" Zambada.
    
Algunos hijos y esposas de militares se refugiaron en la sede de la Novena Zona Militar o con familiares y amigos.
    
"La mayoría ya se fue con la gente que conocen porque se puso muy fuerte, sonaban los balazos. Yo me escondí con los niños", dijo una residente del complejo de 16 apartamentos, donde hombres armados llegaron disparando al aire y causando pánico entre las familias.
    
El ministro de Seguridad, Alfonso Durazo, señaló que los delincuentes abrieron fuego en la unidad habitacional, se llevaron a un guardia y a un militar vestido de civil.
    
Además, según versiones, tres autos y una furgoneta con hombres armados se apostaron en lugares estratégicos vigilando a la gente y lanzaban balazos.
    
En un video difundido por Internet, elaborado según se estima para elevar la moral de los militares, se calificó a los miembros del Cártel de Sinaloa como "cobardes".
    
Se indicó que durante los incidentes en los que hubo 8 muertos y 16 heridos y se dio muerte a por lo menos 5 "gatilleros", cuyos cuerpos fueron abandonados.
    
"Cumplimos con el objetivo de detener a un delincuente, pero ellos cobardemente amenazaron con atacar a inocentes, a mujeres, a niños, a estudiantes y las familias militares. Esto demuestra que son cobardes", afirmó el mensaje.
    
"Nos tiraron con todo, usando su máximo poder de fuego y no pudieron con nosotros, a pesar de que sólo usamos lo necesario y no causamos daño a la gente", agregó.
    
Otro video difundido por Facebook señala que el "Ejército, Marina, Policía y Guardia Nacional cumplieron con su misión en Sinaloa, soportaron durante horas el fuego, dieron protección a la población civil, abrieron caminos, quitaron bloqueos y resistieron los enfrentamientos".
    
El diario Reforma escribió hoy, citando fuentes oficiales y oficiosas, que "los militares están molestos" por el "papelazo" que les obligó a cumplir el gobierno, y su "falta de preparación en un operativo tan delicado".
    
"Los militares aguantan mucho... pero que no se metan con su orgullo", afirmó el matutino, señalando que por la "improvisación gubernamental" los familiares fueron puestos "en peligro".



Jamileth