Nacional - Seguridad y Justicia

López Obrador acusado de dar la espalda a víctimas del crimen organizado

2020-01-27

El presidente mexicano, Andrés López Obrador, fue cuestionado por dar la espalda a...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 27 ENE - El presidente mexicano, Andrés López Obrador, fue cuestionado por dar la espalda a las víctimas del crimen organizado que este fin de semana realizaron una numerosa marcha de dos días.
    
Los participantes de la movilización incluso enfrentaron a grupos de choque que serían afines al oficialismo, según presumen algunos expertos, los cuales impedían su llegada a la principal plaza pública del país.
    
La "Caminata por la paz", liderada por el poeta y activista Javier Sicilia y por líderes de la comunidad mormona que habita en la frontera con Estados Unidos, quienes sufrieron la muerte de seis de sus miembros (6 niños y 3 mujeres) en noviembre pasado, exigen una "Comisión por la Verdad y la Justicia".
    
El mandatario se negó a recibir a los participantes en la marcha bajo el argumento de que no quería "hacer un show" y que debía cuidar la "investidura presidencial", pero los manifestantes lo criticaron al señalar que luchar contra la injusticia "no es un show".
    
Los manifestantes acudieron también al Senado, donde legisladores oficialistas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda), también los eludieron, aunque sí se encontraron con legisladores de la oposición.
    
"Urgen respuestas a familiares de miles de víctimas de violencia y desapariciones forzadas en nuestro país. El dolor no es un show. Vivir en paz es un derecho", afirmó la legisladora del conservador Partido Acción Nacional (PAN), Xóchitl Gálvez.
    
Durante la marcha, se escucharon consignas contra la larga noche violenta que azota al país desde hace 13 años y ha arrojado al menos 274,000 muertos y unos 62,000 desaparecidos.
    
"Lo peor es la impunidad, porque eso es lo que ha dado mucho espacio para tantos crímenes", señaló Shalom Miller, integrante de la comunidad mormona masacrada en el norteño estado de Sonora en noviembre pasado.
    
"Imagínate 20 hombres armados matando a niños inocentes. A dónde hemos llegado? Y esto lo hacen todos los días con todos los mexicanos", afirmó Miller, esposa del activista Julián Le Barón.
    
Los miembros de la comunidad mormona, que gozan de la doble nacionalidad y cuyos antepasados emigraron hace más de un siglo a México desde Utah, al prohibirse en Estados Unidos la poligamia, fueron inclusive increpados a su paso con algunas expresiones xenófobas, al acusarlos de "vendepatrias".
    
La marcha recorrió 70 kilómetros desde Cuernavaca a partir del sábado último y llegó el domingo al Zócalo, donde fue instalado un campamento en el que pernoctaron numerosas personas, incluidos los mormones.
    
Javier Sicilia, el escritor cuyo hijo Juan Francisco fue asesinado en 2011, por una organización criminal, lo que lo convirtió en cabeza de un movimiento de víctimas llamado "Por la Paz con Justicia y Dignidad", llamó a establecer "una política de Estado que una a gobierno y a víctimas".
    
En su mensaje al finalizar la marcha, desafió a López Obrador para que decida "hacia qué lado de la historia quiere caminar".
    
Sicilia dijo que la estrategia oficial debe rebasar "al Gabinete de Seguridad" y, por lo mismo, "ser asumida y promovida" por el jefe de Estado, a quien acusó de mantener "graves y desafortunados prejuicios hacia las víctimas y el sufrimiento del país".
    
Asimismo, lamentó que, al igual que en 2011, México esté lleno de "violencia, fosas y mentiras", al recordar el compromiso de López Obrador de colocar en su agenda la paz, la justicia y la verdad.
    
El mandatario respondió hoy a estas críticas en su conferencia matutina habitual y arremetió contra "organizaciones y activistas que durante administraciones pasadas callaron y no dijeron nada sobre la violencia y desapariciones de personas que hubo".
    
"Hay organizaciones afines al conservadurismo que en el tema de la violencia no están demandando, no están exigiendo, una explicación cuando menos a los gobiernos que tomaron la decisión de hacer uso de la fuerza", señaló.
    
"Padecen amnesia y todo lo empiezan a ver como que ahora abrieron los ojos, a partir de que llegamos nosotros" pero antes "guardaron silencio, callaron como momias". "Ahora resulta que los que callaron, y no dijeron nada porque este tema si amerita debate. Basta de hipocresía, fuera mascaras", señaló en términos ásperos.



JMRS