Salud

Sudáfrica tiene retraso de casi 100,000 pruebas de virus

2020-05-29

“La causa de esta dificultad es la disponibilidad limitada de equipos para pruebas a nivel...

Por CARA ANNA

JOHANNESBURGO (AP) — Sudáfrica afirmó que tiene un retraso de casi 100,000 pruebas de coronavirus sin procesar, un ejemplo impactante de la penosa escasez de pruebas y reactivos en África conforme los casos aumentan constantemente.

“La causa de esta dificultad es la disponibilidad limitada de equipos para pruebas a nivel mundial”, dijo el ministerio de salud en un comunicado que colocó la cifra de los retrasos hasta el lunes en 96.480. Se da prioridad al procesamiento de pruebas de pacientes admitidos a hospitales y trabajadores de salud, señaló.

Sudáfrica ha realizado más pruebas para el virus que cualquier otro país en África — más de 655,000 — y, con 27.403, tiene la mayoría de los casos confirmados.

Una de las personas más recientes en morir en Sudáfrica era una empleada de Servicios de Laboratorio de Salud Nacional. “Comprendemos que esta tragedia sin duda los pondrá a prueba”, dijo el ministerio en un mensaje a sus colegas y agregó que el gobierno está comprometido con proporcionar equipo protector adecuado.

Esto también escasea en África. Más de 3,400 empleados de salud en el continente se han infectado en la última semana, según la Organización Mundial de la Salud.

La extensa escasez, sobre todo de materiales de prueba, ha obligado a las autoridades africanas a enfrentarse a verdades incómodas: los países más ricos los sacan a codazos en la carrera para obtener insumos cruciales y el continente depende casi por completo de importaciones para medicamentos y otros artículos médicos.

“Tenemos que tener productos Made in Africa”, dijo a la prensa el jueves John Nkengasong, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de África. “No podemos seguir importando cosas básicas”.

Él y otros, incluido el director general etíope de la OMS, han hecho un llamado para un acceso justo, incluso para cualquier vacuna y tratamiento que surja.

“Decenas de países han impuesto controles de exportación en suministros y equipos médicos, previniendo que sean distribuidos equitativamente, según la necesidad”, informaron varios sudafricanos y otros grupos de activistas y de salud en una carta abierta a los mandatarios del Grupo de los 20 el mes pasado.

Para complicar el asunto, hay potencias mundiales como Estados Unidos y China que promueven la ayuda a los países africanos durante la pandemia como parte de los esfuerzos para lograr apoyo en el continente, pero esa ayuda no siempre llega.

El 21 de mayo, el presidente Donald Trump anunció que “acabamos de enviar 1,000” respiradores a Nigeria, pero el ministro de información del país, Lai Mohammed, dijo a la prensa el jueves que “hasta donde tengo conocimiento, no han llegado. Cuando lleguen, se hará público”.

En África, poco menos de 2 millones de pruebas para el virus se han realizado, dijo Nkegasong, muy por debajo de la meta de analizar a 13 millones de personas — o 1% de los 1,300 millones de habitantes del continente.



Jamileth