Salud

OPS fue fundamental en acuerdo en Venezuela sobre COVID-19

2020-06-05

El gobierno y la oposición lograron avanzar esta semana hacia un acuerdo que le...

Por FABIOLA SÁNCHEZ

CARACAS (AP) — La multiplicación diaria de casos del nuevo coronavirus en las últimas semanas reveló que la pandemia está entrado en una fase expansiva en Venezuela, uno de los países más vulnerables de América para enfrentar al virus.

Ante la compleja situación que se avecina el gobierno y la oposición lograron avanzar esta semana hacia un acuerdo que le permitirá a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) traer al país sudamericano equipos de bioseguridad para el personal de salud, pruebas diagnósticas y otros elementos de apoyo para los hospitales públicos que se encuentran en precarias condiciones.

Muchos exaltaron el alcance político que representó que el gobierno y la oposición llegaran a un convenio luego de meses de enfrentamientos y el fracaso de los diálogos promovidos por Noruega el año pasado. Pero uno de los protagonistas del acuerdo, el médico Julio Castro, asesor de salud de la Asamblea Nacional -de mayoría opositora- prefirió concentrarse en los avances para combatir al COVID-19, del que ya se han registrado 2.067 casos y 20 fallecidos.

Además de Castro, el acuerdo de colaboración fue firmado por el ministro de Salud, Carlos Alvarado, y Gerardo de Cosío, representante de la OPS en Venezuela, quien figuró como testigo.

Al hablar sobre la importancia del documento Castro dijo en una entrevista con The Associated Press que el acuerdo abrió el camino para que se movilicen fondos públicos de Venezuela que están congelados en el exterior y se dediquen exclusivamente al combate del coronavirus.

Asimismo, reveló que la OPS fue un “actor fundamental” en el proceso y agregó que “es probable que haya otros actores internacionales” que contribuyeran para concretar la ayuda.

Sobre los fondos, las dimensiones de la ayuda y su fecha de arribo, el asesor del Congreso dijo que aún no está claro porque “eso es parte de una discusión del entorno político”, pero adelantó que el plan contempla el envío de “equipos de protección para el personal de salud, pruebas diagnósticas” e “insumos para la atención de pacientes con síntomas respiratorios”.

A la pregunta de si la ayuda será suficiente para hacer frente a las carencias y vulnerabilidades que enfrenta el sistema de salud venezolano, el médico respondió que “nunca es suficiente... para reflotar el sistema de salud necesitas miles de millones de dólares”.

De acuerdo con evaluaciones de una comisión de expertos de salud de la Asamblea Nacional, alrededor de 60% del sector no cuenta con equipos de protección como mascarillas o guantes y al menos 68% enfrentan carencias en los suministros de jabón y gel desinfectante. A estas dificultades se suman las fallas recurrentes en los servicios de agua y electricidad que alcanzan a más de la mitad de la red hospitalaria pública del país.

Respecto de los riesgos de que el acuerdo termine contaminado por la pugna política que impera en Venezuela, Castro expresó que “no podemos entorpecer la cosa pensando que va a pasar una cosa negativa adelante”.

“Tenemos una epidemia, tenemos gente infectada, no tenemos suficiente protección y mi foco principal es proteger a la gente”, agregó.

El anuncio del acuerdo, que se logró luego de tres meses de discusiones, sorprendió a muchos dentro y fuera del país y ha sido alabado por Naciones Unidas y la comunidad internacional. España anunció la víspera la transferencia de recursos descongelados de Venezuela a la OPS para enfrentar al COVID-19.



Jamileth