Salud

Amenaza rebrote coronavirus golpea a fiestas del Día de Muertos y Virgen de Guadalupe

2020-10-20

“La recomendación es evitar confluir y de ser posible que se tomen las decisiones...

Por Reuters

CIUDAD DE MÉXICO, 20 oct (Reuters) - El temor a rebrotes de coronavirus llevó el martes al gobierno mexicano a reforzar sus advertencias sobre las aglomeraciones públicas, mientras la población se prepara para conmemorar en las próximas semanas el Día de Muertos y el de la Virgen de Guadalupe de una forma muy distinta a la habitual.

México, donde ambas festividades están muy arraigadas, es el cuarto país con más muertes ligadas a COVID-19, 86,338, y registra 854,926 contagios, pero las autoridades de la nación de casi 130 millones de habitantes han ido relajando las restricciones desde junio para reanimar la economía.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo que es “esperable” que muchos ciudadanos quieran acudir al cementerio a honrar a sus difuntos el 1 y 2 de noviembre, como sucede en esa popular celebración de reminiscencias prehispánicas, pero les pidió abstenerse o hacerlo con mesura.

“La recomendación es evitar confluir y de ser posible que se tomen las decisiones administrativas, que en este caso corresponden a los municipios”, dijo el funcionario, aunque abrió la opción de que haya visitas escalonadas a las necrópolis.

Muchos lamentan no poder conmemorar el día. “Nosotros cada año vamos a ver a mi mamá, este es el primero desde que ella se murió que no vamos a ir y sí es muy feo (triste)”, dijo a Reuters el ama de casa de 49 años Claudia Morales, en el municipio de Ocotlán, en el central estado Tlaxcala.

En Cuaxomulco, en el mismo estado, un representante de esa comunidad rural dijo que las autoridades decidieron no cerrar el cementerio ante la indignación de la población, que los llegó a amenazar.

No hay lugar en México en que las familias no homenajeen a sus finados en esas fechas, a veces en sus casas, donde construyen altares con sus fotos y alimentos favoritos, pero sobre todo en los camposantos, que se llenan de música y color.

Después de esa tradicional celebración, se acerca el Día de la Virgen de Guadalupe, el 12 de diciembre, otra “oportunidad de altísimo riesgo” de contagio, advirtió López-Gatell, porque congrega a hasta tres millones de peregrinos en la basílica católica dedicada a la patrona del país en la capital mexicana.

El inmueble religioso, uno de los principales santuarios del catolicismo en el planeta, informó que la misa y la masiva congregación de la noche del 11 de diciembre, que se prolonga durante la madrugada siguiente, “será de manera virtual no presencial”.

La basílica ofreció a los creyentes, que año tras año llegan ahí desde distintos puntos de México y otras partes del mundo, la posibilidad de grabar un video con una danza o una canción de temática guadalupana, con buena iluminación y la virgen de fondo. Deberán enviarlo un mes antes de la celebración.

Ambas fiestas, junto con la Navidad, llegan en los meses más fríos del año, en otoño e invierno, cuando las autoridades esperan algunos rebrotes de la epidemia, que en ocho de los 32 estados mexicanos ya va a la alza, aunque en 20 permanece aún a la baja y en cuatro es estable.



maria-jose