Salud

Obama, Bush y Clinton, dispuestos a vacunarse contra la covid ante las cámaras

2020-12-04

Los tres exmandatarios confían en que su mensaje sirva como una campaña de...

Yolanda Monge | El País

Washington - Tres de los cuatro presidentes de Estados Unidos que siguen vivos, Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton -quizá por su edad, 96 años, Jimmy Carter ha decidido quedarse al margen- han anunciado este jueves su decisión de ser vacunados contra la covid-19 ante las cámaras de televisión para favorecer la confianza del público en la seguridad y garantía de la vacuna, una vez que la autoridad pertinente la declare apta para ser administrada a los ciudadanos.

Los tres exmandatarios confían en que su mensaje sirva como una campaña de concienciación en la efectividad y solidez de la vacuna para que los estadounidenses no tengan recelos o temor de que su salud puede estar en peligro con el compuesto que les sea administrado.

En una entrevista de radio, Obama, de 59 años, dijo tener “total confianza” en las autoridades sanitarias del país, incluido el mayor experto en enfermedades infecciosas, el doctor Anthony Fauci, figura científica muy respetada en Estados Unidos -menos por Donald Trump-. “He trabajado con Fauci y confío en él plenamente”, declaró el último presidente demócrata antes de que Trump llegara al poder. “Así que si Anthony Fauci me dice que esta vacuna es segura y puede inmunizar contra la covid, definitivamente me la pondré”, dijo Obama en SiriusXM.

“Les prometo que una vez que [la vacunación] esté disponible para las personas que tienen menor riesgo [de contagio], me la pondré”, prosiguió el demócrata, que apuntó que puede que acabe haciéndolo “en la televisión” o que lo filmen, “solo para que la gente sepa que confío en la vacuna desarrollada y en lo que no quiero confiar es en contagiarme de covid”, finalizó Obama.

Freddy Ford, jefe de Gabinete del expresidente George Bush, de 74 años, declaró en la cadena CNN que el mandatario número 43 de la nación había contactado al doctor Fauci y a la doctora Deborah Birx, coordinadora de la respuesta de la Casa Blanca ante la pandemia, para saber cómo podía ayudar a promover que la población tuviera confianza en la vacunación que llegará próximamente. “Primero la vacuna debe administrarse a la población en riesgo y una vez que eso haya sucedido, el presidente Bush se pondrá en la fila para recibir la suya y estará encantado de hacerlo en cámara”.

En la misma línea se encuentra el expresidente Bill Clinton, cuyo portavoz, Ángel Ureña, dijo a CNN que el exmandatario demócrata, también de 74 años, sería vacunado públicamente “si eso anima a todos los estadounidenses a hacer lo propio”.

A través de un comunicado, la fundación del expresidente Jimmy Carter aseguraba que tanto el demócrata como su esposa apoyaban los esfuerzos que se estaban haciendo para lograr una vacuna y que esta llegara a la población.

Como relata CNN, la familia Bush ya se ha unido a otros expresidentes en el pasado para promover causas importantes. Tanto Bush padre como su esposa, los fallecidos George H. W. Bush y Barbara Bush, viajaron a bordo de un avión comercial en los días posteriores a los ataques terroristas del 11-S para promover la confianza del público en volver a volar con tranquilidad. Tanto Clinton como Bush padre trabajaron juntos en la recaudación de fondos para ayudar tras la devastación sufrida en Nueva Orleans en 2005 tras el huracán Katrina.



Jamileth